PLANO URBANO

PLANO URBANO: Lo que busca el Suntracs

MEDIDA. Las revalorizaciones catastrales avanzaron en la provincia de Panama ... MEDIDA. Las revalorizaciones catastrales avanzaron en la provincia de Panama ...
MEDIDA. Las revalorizaciones catastrales avanzaron en la provincia de Panama ...

OPINIÓN

Cada día me convenzo más de que las actitudes del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de Industria, Construcción y Similares (Suntracs), siguen fielmente el modelo de las hordas nazis cuando apoyaban a Adolfo Hitler para alcanzar el poder e implantar la ideología nacionalsocialista y obrera. Desde los años 20, la organización de las distintas corrientes obreras nacionalistas y antijudías se agrupaban alrededor de distintos líderes que impedían a Hitler avanzar al poder. Pese a ello, con astucia y engaños este logró ser nombrado canciller, y desde esa posición hacerse del control total del poder.

Los trabajos de los violentos grupos nazis que dominaba Hitler habían sido la clave de su ascenso final al poder. Desde los años 20 producían frecuentes y cada vez mayores marchas en las ciudades más importantes de Alemania, que a su paso por las amplias avenidas destruían cualquier objeto que quedara a su alcance, incluyendo anuncios de comercios y escaparates haciendo ver que eran propiedad de “judíos explotadores”. Igualmente, tenían el objetivo de demostrar al país quiénes tenían el poder y quiénes, como único grupo fuerte organizado, podrían manejar el país, cosa que efectivamente lograron en 1933, cuando ascendió Hitler. Entonces pusieron en marcha su plan para la guerra de 1939, según objetivos elaborados, guerra que terminó en 1945, después de sacrificar a 11 millones o 12 millones de personas de ambos bandos, más unos 6 millones de judíos.

Si ya el Suntracs presentó a la Cámara Panameña de la Construcción un pliego de peticiones para el convenio colectivo que se firma cada tres años, cómo es que antes de retirarse y luego de volver a la mesa de negociaciones, se ha dedicado a trancar calles, y lo que es peor aún, a cerrar carreteras internacionales y los puentes sobre el Canal, con pérdidas económicas para toda la comunidad. No se entiende tampoco la actitud del gobierno de no despejar inmediatamente esas vías vitales para la vida del país.

Soy de la opinión de que el gobierno tiene mucha culpa de que el Suntracs se haya creído con el derecho de efectuar peticiones desproporcionadas, por haber aumentado a los viejitos sin ingresos 20% de un solo golpe, sin ningún mérito reconocido, como también un aumento considerable al salario mínimo. Por ello Suntracs exige aumento de 50% del salario actual para este año y de 200% dentro de tres años, con lo que un ayudante general (peón) que hoy gana $570 al mes, pasaría a recibir ya $860, y en tres años $2,876 por mes. Todo esto contrasta con los jubilados corrientes, como el aumento a un amigo jubilado que comenté en septiembre, de solo 2.38% después de haber pagado cuotas por 27 años, con un salario mensual final de $1,250. (Ojo, Costa Rica acaba de subir el salario mínimo en 0.43%).

Como constructor que fui por muchos años y afiliado a la Capac, conozco que con la baja productividad que caracteriza al trabajador panameño, en la construcción de una residencia la mano de obra bien puede valer 40% o 50% del total. Los directivos de Suntracs consideran que todos los constructores ganan millones en cada obra. No entienden que las ganancias no son para quien construye, sino para quien pone el dinero, sea promotor individual o empresa grande, muchas veces de otros países. También hay comerciantes que hicieron fortuna en la Zona Libre o en el comercio, que han visto una buena oportunidad en hacer grandes edificios.

Panamá se presta para el lavado de dinero, igual que en todas partes del mundo, muchos lo invierten en obras que, aunque no se vendan con prontitud, resultan un excelente refugio para su dinero candente.

Los pequeños constructores que levantan viviendas para familias de la clase trabajadora, que cada día les cuesta más producir por la incesante inflación, si la mano de obra se dispara como pretende el Suntracs, no encontrará compradores para lo que ofrezcan al mercado inmobiliario. Será una situación de pueblo perjudicando a pueblo, y solo los empleados de la industria de la construcción podrán lograr una vivienda propia.

Nos encontramos en una creciente inflación donde todas las semanas los productos cambian de precio. Si a la subida continua de la canasta básica le añadimos notorio aumento del circulante y de turistas con cierta capacidad económica, y la instalación de nuevas empresas con ejecutivos de afuera, pronto los panameños nos veremos con limitaciones para mantener la calidad de vida que solíamos disfrutar.

Las dos manifestaciones que hicimos los residentes de Punta Paitilla como rechazo al cambio ilegal e inconstitucional de zonificación para levantar dos torres de 46 pisos, fueron seguidas por dos violentas apariciones de la tropa del Suntracs con altoparlantes y amenazas, con el único propósito de causar temor. Temo que ellos nos quieran llevar a imitar el “paraíso cubano”, donde los dirigentes del Suntracs viajan todos los años para recibir “adiestramiento democrático”

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código