PLANO URBANO

PLANO URBANO: Más puentes, más túneles, más tranques

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203N0ocA8.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203N0ocA8.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203N0ocA8.jpg

OPINIÓN.

Ha sido notable la inversión gubernamental en reformar intersecciones importantes de nuestra ciudad capital, donde los vehículos - según ha sido planeado - circularán con continua fluidez. Sin embargo, la realidad que creo que vamos a confrontar, la que se ha presentado en todas las ciudades donde se han construido destacadas obras viales, ha sido un crecimiento espectacular del equipamiento vehicular privado, que muy pronto ha copado la nueva capacidad de las vías.

Esta misma semana ha salido la información de que la venta de vehículos ha aumentado un 16% sobre el período anterior, preocupante dato que confirma que Panamá sigue apostando al vehículo particular, ilusión de cada panameño. Estos cuatro años en que el Gobierno se ha dedicado a anunciar la aparición del Metro y la llegada del nuevo sistema de autobuses, han servido de aliciente para que todo panameñito vida mía intente obtener un auto propio.

Hace un par de días, el experto ingeniero civil Arturo Rebollón Hernández publicó un brillante artículo sobre las obras viales, su diseño y concepción, que según opina, son producto de mentalidades de origen extranjero, sin participación de ingenieros, arquitectos o urbanistas panameños. Son el resultado de los agresivos contratos “llave en mano” que solo pueden ser negociados por grandes consorcios internacionales con la capacidad financiera para obtener sumas billonarias, recuperables varios años más tarde de haber entregado el producto del contrato. Esto ha dejado por fuera al 90% de las constructoras panameñas, lo que no es conveniente para el país.

Otro tema que destaca el ingeniero Rebollón es la poca calidad de las obras construidas y copio sus comentarios: “Los nuevos pasos a desnivel tienen poca calidad, el alineamiento de las estructuras parece improvisado, con curvas abruptas sin aparente razón de ser y fallas por la seguridad vial. No hay un cordón que siga una línea recta, o una curva suave continua, hay innecesarias carpetas asfálticas sobre concreto nuevo, drenajes insuficientes y peligros inminentes de inundaciones”.

“El MOP nunca se ha distinguido por su cultura de mantenimiento. Como muestra solo hay que recordar todos los puentes elevados Mabey-Johnson de acero instalados durante gobiernos anteriores, con drenajes tapados, sin pintarse, llenos de basura y hierbas en los costados. Ni siquiera se hace algo tan básico como apretar los tornillos de la estructura, por eso suenan tanto que parece que se van a desarmar”.

“Es justo destacar uno de los pocos que sí parecen haber sido diseñado y construido por profesionales con más orgullo por su labor, con mayor atención a los detalles - o tal vez los inspectores hicieron su trabajo – es el nuevo paso elevado de la avenida Omar Torrijos”.

Otro obstáculo que tendremos cuando se acaben las actuales construcciones en los cruces de vías, es el pésimo estado de las vías, llenas de huecos de todo tamaño, donde casi se pierden de vista los autos pequeños, ya que no hay vías que no los tengan. Esto se añadirá a las nuevas vías que quiere contratar el gobierno, como la ampliación del corredor Sur, la conexión de la avenida Lefevre con el corredor Sur y otras prometidas. A todas estas, como mencionaba en artículo anterior, están los conflictivos cruces a nivel, que merecen ser aforados para conocer cantidades en cada unión de dos o más vías. Vuelvo al tema del cruce donde funcionó el cine Bellavista, que requiere una verdadera ampliación y control, de las dos vías convergentes, donde buses, camiones, camionetas, pick ups, taxis y otros juega vivos, pasan por encima de las bolas instaladas, para girar cómodamente, en detrimento de quienes respetamos las señales de las bolas colocadas. Esta tarea, junto a la que añadiré, se la quiero dejar al amigo Arturo Araúz, subdirector de la ATTT, quien con seguridad entenderá el problema planteado. La otra encomienda es para resolver el nudo que se forma todos los días en el cruce de los buses metro, cuando entran a Punta Paitilla para pasar frente a la Nunciatura hacia las afueras, con los vehículos que salen de Punta Paitilla para tomar la avenida Balboa.

Resulta que ahora se juntan tres o cuatros buses, que se ponen en hilera como vagones de un tren e impiden totalmente el cruce hacia la avenida Balboa. Esto ha causado un fenomenal tranque, tan, tan grande que desde el parque de Punta Paitilla se toma 45 minutos a una hora, recorrer las seis cuadras que llevan a esa importante arteria. En ambas intersecciones se necesita un policía de tránsito que controle los abusos.

Julito, ya tengo el sombrero.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código