Alerta Sanitaria

Panamá redobla sus fronteras agrícolas

El uso del sistema de captura móvil, que permite detectar la presencia del insecto transmisor del HLB, coloca a Panamá como líder en la región.

Las zonas productoras de cítricos del país se ven amenazadas por la presencia del insecto Diaphorina citri, que transmite la bacteria del Huanglongbing (HLB).

Esta peste, también conocida como la enfermedad de los cítricos o retoños amarillos, no tiene cura y se aloja en los conductos vasculares de los árboles.

Las hojas de las plantas, una vez infectadas por esta bacteria, se manchan y el árbol se debilita y muere.

La enfermedad de retoños amarillos es considerada la más destructiva de los cítricos, por la rapidez con la que se dispersa.

En Panamá se cultivan 14 mil 300 hectáreas de cítricos, y en caso de registrarse un brote de Huanglongbing o enfermedad de retoños amarillos las pérdidas ascenderían a 14 millones de dólares anuales.

Detectar a tiempo un brote de HLB ahora será posible con el Sistema de Alerta y Monitoreo para Diaphorina Citri (Simdia), herramienta que posiciona a Panamá en el primer lugar de la región en el uso de esta tecnología.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) en conjunto con el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) intentan replicar en Panamá el éxito del Simdia en México.

La instalación del programa representa una inversión de 481 mil dólares.

A través de un plan piloto, que será supervisado por especialistas del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, se trabajará en la recopilación de información sobre la presencia del insecto vector en campo a través del Simdia.

El plan piloto en Panamá, en una primera fase, se implementará tras la compra de dos teléfonos inteligentes y la adquisición de trampas.

Para trabajar con el sistema de captura Simdia, es necesario descargar la aplicación en un teléfono celular con sistema operativo Android. El celular también deberá tener encendido el sistema de posicionamiento global (GPS).

El uso de trampas en los árboles es el complemento para el buen funcionamiento de la herramienta de alerta y monitoreo.

En los árboles se colocan unas trampas especiales de color amarillo que permiten capturar al insecto Diaphorina Citri. Las trampas tienen un código de barra que semanalmente serán revisados por técnicos responsables del plan piloto, manifestó Gustavo Bornemann, consultor en protección vegetal de la FAO.

El funcionamiento del sistema es sencillo. El técnico en campo captura la información de la trampa a través de un código de barra que leerá con el celular. La información se sube a una aplicación del teléfono y se guardará en una base de datos que luego generará un mapa de ubicación de los insectos.

Con el sistema de información geográfica se podrá conocer dónde se ha detectado la enfermedad, datos que son muy importantes para la toma de decisiones de los Gobiernos, explicó Bornemann.

En Panamá, el sector privado también está mostrando interés en el proyecto. Un ejemplo de ello son las empresas Miel y Naranjas que opera en San Francisco, provincia de Veraguas, y Cítricos, S.A, en Chiriquí.

En las fincas de la empresa Miel y Naranjas se han instalado 113 trampas y Cítricos, S.A. colocó 60 mecanismos que les ayudarán a recopilar la información sobre el insecto Diaphorina Citri.

En la empresa Jardines Urbanos también se han colocado cerca de 22 trampas.

Además, la FAO ha instalado 31 trampas en la zona fronteriza con Costa Rica.

Las trampas son fabricadas en Inglaterra y se importaron de México. El precio por unidad es de 46 centésimos.

La idea del plan piloto es crear una estructura para que sea sostenible y se pueda contar con una base de datos sobre esta enfermedad que está presente en un 66% de la región.

En Costa Rica los cítricos están contagiados con la enfermedad de retoños amarillos, la cercanía de la plaga nos obliga a recordar el refrán: “Cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”.

Agricultura en cifras

14,300

hectáreas de cítricos se cultivan en Panamá.

$890

costo del control de una hectárea afectada por la enfermedad de los cítricos.

83%

de los cítricos que se cultivan en el país es naranja.

2,700

familias de pequeños agricultores se dedican al cultivo de cítricos.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código