Autoridades descartan desabastecimiento

Pérdidas millonarias en el agro por lluvias y plagas

Arroz, maíz, papa y cebolla son los cultivos más afectados por las variaciones climáticas. En Los Santos se perdieron 450 hectáreas de maíz.

Las fuertes lluvias y algunas plagas reportadas en diferentes áreas de producción del país durante los últimos meses han dejado pérdidas millonarias en el sector agropecuario.

Aunque solo el 35% de la producción agropecuaria del país tiene una póliza de cobertura, el Instituto de Seguro Agropecuario (ISA) tendrá que desembolsar este año más de 6.5 millones de dólares para cubrir las pérdidas en la siembra de arroz, maíz, papa y cebolla.

La cifra es similar a la pagada durante el año pasado, aunque con la diferencia de que ahora las pérdidas en arroz se dieron, en su gran mayoría, en la provincia de Chiriquí, la principal productora de este grano.

Rubén Darío Campos, gerente del ISA, explicó que el año pasado el mayor porcentaje de pérdidas de este grano se registró en El Valle de Tonosí, provincia de Los Santos, donde el río del mismo nombre arrasó con 132 hectáreas de arroz que estaban listas para cosechar.

Este año, la mayoría de las pérdidas por inundaciones del cultivo de arroz se registra en las tierras chiricanas, donde las lluvias provocadas por el fenómeno atmosférico La Niña dañaron 3 mil hectáreas del grano y provocaron la disminución de los rendimientos de las plantaciones que sobrevivieron.

Una hectárea que en condiciones óptimas producía 100 quintales, ahora solo rinde 60 quintales.

Las variaciones climáticas no le han dado tregua al sector agropecuario. Mientras que en Chiriquí se registraron pérdidas por inundaciones, en las provincias de Los Santos, Veraguas y Herrera los cultivos de arroz y maíz se afectaron por la falta de agua, explicó el funcionario.

En Los Santos se perdieron 450 hectáreas de maíz, de las 3 mil hectáreas del grano que están aseguradas por el ISA.

Los altos costos de producción, la disminución de los rendimientos de las hectáreas cultivadas y los bajos precios pagados al productor echaron por tierra las proyecciones de los arroceros chiricanos para el ciclo agrícola 2011-2012, aseguró Carlos Santanach, secretario ejecutivo de la Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí (Apach).

Los arroceros chiricanos esperaban sembrar 27 mil hectáreas, y hasta la fecha se han plantado 25 mil hectáreas del grano; es decir, 2 mil menos.

Aunado a ello, las variaciones climáticas provocaron daños en 400 hectáreas y el resto que sobrevivió registra bajos rendimientos. Además, agrega Santanach, los precios del quintal del grano pagado al productor en campo bajaron 1.25 dólar.

En 2010, el quintal de arroz se pagó a 20.25 dólares y este año se fijó en 19 dólares, lo que no le resulta atractivo a los productores.

Basados en la cosecha nacional, la demanda del país no está cubierta, pero se tendrá que esperar los inventarios del Ministerio de Desarrollo Agropecuario para determinar la cantidad del grano que se requerirá importar.

En el país se consumen anualmente 7.5 millones de quintales del grano, pero este año los rendimientos son inferiores a los 100 quintales por hectárea, lo que disminuirá la cosecha a 5.6 millones de quintales.

Mientras el panorama para los agricultores se vislumbra sombrío, las autoridades agropecuarias descartan un desabastecimiento de arroz y maíz para el próximo año.

En el país se cultivan 60 mil 700 hectáreas de arroz, cifra que ascendería a 66 mil al cierre del ciclo agrícola 2011-2012, superando en mil 800 hectáreas las cultivadas en el ciclo anterior, informó Emilio Kieswetter, ministro de Desarrollo Agropecuario.

El país nunca ha sido autosuficiente. Aun así, este año solo se necesitará 1.5 millón de quintales, cifra inferior a los 2 millones que se importaron en 2009, aseguró el jefe de la cartera agropecuaria.

Agricultura en cifras

400,000

Dólares pagará el ISA en indemnización en el cultivo de maíz en Chiriquí y Los Santos.

3,000

Hectáreas de arroz afectadas en la provincia de Chiriquí.

89,000

Dólares pagó en tierras altas por la pérdida de los cultivos de papa y cebolla.

Horticultores aplicarán nuevas tecnologías

Aumentar la producción para el mercado nacional y en el futuro lograr la exportación de sus productos; eso es lo que buscan los horticultores de El Valle de Antón, con la aplicación de nuevas tecnologías en sus parcelas.

Los primeros en aplicar un plan piloto para el mejoramiento de su producción a través de una ´Casa de Cultivo´ son los horticultores de la Cooperativa de Servicios Múltiples La Libertad R. L. de El Valle, que aglutina a unas 36 familias de la comunidad.

Eduardo Woodman, director de la agencia del Mida en El Valle de Antón, señaló que con la implementación de esta casa de cultivo se incrementará la producción con la aplicación de tecnologías como un ambiente controlado y riego por goteo. Indicó que por su clima El Valle es un área apta para el cultivo de hortalizas, lo que se ha logrado con muy buenos resultados. No obstante, uno de los problemas que enfrentan los productores son las intensas lluvias en época de invierno lo que daña los cultivos por la aparición de plagas que merman el rendimiento de las plantas.

José Fernández, presidente de la cooperativa, dijo que esperan que sembrando en esta casa de cultivo, se disminuyan los costos de operación en un 80% y además se aumente la producción en un 100%, pues no se requerirán de mucho personal, y se bajará enormemente el uso de insumos agrícolas y plaguicidas.

En la Cooperativa La Libertad cuentan con 6 hectáreas de tierras para cultivo, de las cuales solo 1.1 hectárea tiene riego por goteo, allí se producen hortalizas como nabo, mostaza, culantro chino y nacional, cuatro variedades de lechugas, tomate, cebolla, maíz dulce y kai lan (hortaliza) para el mercado asiático.

Datos de la cooperativa indican que al año se producen unas 60 mil libras de cebollina, 20 mil de nabos, 20 mil de rábanos, 5 mil de culantro chino y nacional, 10 mil mazos de mostaza (unas 5 mil libras aproximadamente).

José Pacheco, viceministro de Comercio Exterior, indicó que la idea de mejorar la producción de hortalizas a través de la aplicación de nuevas tecnologías es lograr que los productores cuenten con un cluster hortícola que supla los mercados locales, los hoteles de playa, y a largo plazo se vea la posibilidad de producir rubros de exportación.

Según Pacheco, la ubicación de un aeropuerto internacional en el área de Río Hato crea la posibilidad de que los productores de la región, no solo hortícolas, sino de otros segmentos, tengan un espacio para exportar sus cultivos.

EDILSA GONZÁLEZ ROCA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código