Barú, provincia de Chiriquí

Piden revaluar precio de tierras

El dinero de la venta de las 3 mil 500 hectáreas se utilizará para saldar una deuda de $17 millones de los extrabajadores de Coosemupar con la CSS.
Abandono es lo único que queda en algunas áreas de Puerto Armuelles, donde reinó la actividad bananera en la década de 1990. LA PRENSA/ David Mesa. Abandono es lo único que queda en algunas áreas de Puerto Armuelles, donde reinó la actividad bananera en la década de 1990. LA PRENSA/ David Mesa.
Abandono es lo único que queda en algunas áreas de Puerto Armuelles, donde reinó la actividad bananera en la década de 1990. LA PRENSA/ David Mesa.

El Estado revaluará el precio de las 3 mil hectáreas que aún le quedan en los terrenos de la extinta Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar), en Barú, provincia de Chiriquí.

Según el avalúo del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de la Contraloría General de la República la hectárea en esta región agrícola del país está valorada en $10 mil.

Al ministro de Desarrollo Agropecuario, Óscar Osorio el precio le parece un tanto elevado.

“Nosotros estamos pidiéndole al MEF y a Contraloría que revalúe eso [el precio] porque nadie va a comprar eso a $10 mil”, afirmó.

En conversaciones con inversionistas de Panamá y de otros países se calcula que el precio de las tierras podría estar entre $5 mil y $6 mil, comentó el funcionario.

El interés de la venta, según el Gobierno, sería saldar una cuenta de $17 millones que mantiene la cooperativa con la Caja de Seguro Social (CSS) en concepto de la cuota obrero patronal.

Además, se busca reactivar la economía en esta región agrícola del país en donde a inicios de la década de 1990 reinó la actividad bananera, que representaba ingresos anuales de $220 millones.

De las 3 mil 500 hectáreas que aún le pertenecen al Estado 2 mil están invadidas lo que dificulta el proceso de venta, explicó Osorio.

Con la quiebra de Coosemupar en octubre de 2008 las tierras bananeras quedaron abandonadas y fueron llegando los invasores, expresa Aquilino Santamaría, extrabajador de la cooperativa.

Papaya, palma aceitera, guandú, yuca y plátano son algunos de los cultivos que se producen en estas tierras.

En las áreas invadidas opera una cooperativa de palma aceitera que cultiva 380 hectáreas. Con ella se está negociando la venta de los terrenos, indicó el ministro Osorio.

Sin embargo, con el resto de los invasores aún no se ha logrado un acuerdo, añadió.

Las tierras de Coosemupar comprendían un globo de 6 mil hectáreas. El año pasado el Estado repartió 2 mil 478 hectáreas a los extrabajadores de la cooperativa.

Las 3 mil 500 restantes, ahora serán subastadas.

La operación de distribución hecha por el Estado derivó en dos grupos: el colectivo y el individual.

El colectivo, integrado por 713 trabajadores, formó la Asociación de Transformación Agraria del Barú (ASTBarú), quienes se fusionaron con la compañía PanaPlátanos, propiedad del empresario bocatoreño David Ochy Diez.

Este hombre de negocios durante la administración de Ricardo Martinelli se ha convertido en uno de los mayores contratistas de obras públicas, cifra que supera los 400 millones de dólares.

La alianza ASTBarú-PanaPlátanos opera desde hace un año las tierras de las fincas El Níspero, Palo Blanco, y media parte de Majagua.

Los mil 765 trabajadores que prefirieron la figura individual esperan negociar sus tierras con una empresa transnacional, pero bajo otros términos.

Según Arquímedes Cáceres, vicepresidente del grupo individual, están en los trámites para conseguir la personería jurídica que les permita legalizar la Asociación Agraria Rodolfo Aguilar Delgado.

Chiquita propone empresa mixta

La compañía estadounidense Chiquita Brands le ofreció al Estado la creación de una empresa mixta para cultivar un globo de terreno en Barú, en caso de concretarse un acuerdo con la Asociación Agraria Rodolfo Aguilar Delgado.

Chiquita Brands está en negociaciones con el grupo individual a quienes les alquilaría sus tierras y les daría empleo. Sin embargo, el regreso de la empresa de capital estadounidense está condicionado, informó una fuente oficial. “La transnacional le propone al Estado invertir $18 millones y ella pondría la misma cantidad”, comentó la fuente. Chiquita Brands requiere de ese dinero para adecuar las infraestructuras de riego y plantas de empaque que requiere la actividad bananera. Las ganancias, según Chiquita Brands, serían 50% para el Estado y 50% para la empresa. Sin embargo, la fuente gubernamental “ve difícil” este esquema de negocio porque no sería rentable. El Gobierno también espera una oferta de la transnacional Del Monte.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código