evolución de bienes raíces

Promotores esperan reacomodo del sector

La desaceleración económica, alza en tasas de interés y un inventario creciente se traducen en caída de permisos.

Temas:

Los empresarios apuestan por una mayor eficiencia en métodos y materiales de construcción para mantener la competitividad. Los empresarios apuestan por una mayor eficiencia en métodos y materiales de construcción para mantener la competitividad.
Los empresarios apuestan por una mayor eficiencia en métodos y materiales de construcción para mantener la competitividad. Luis García-LP

La inversión declarada en los permisos de construcción aprobados entre enero y julio sumó $793 millones, cifra que representa una disminución de 39.4% o $516 millones en comparación con el mismo periodo del año anterior, según el reporte más reciente de la Contraloría General de la República.

El año pasado, en los primeros siete meses, el monto de inversión declarado en permisos de construcción aprobados alcanzó los mil 309 millones de dólares.

En este periodo, en proyectos residenciales, la caída es de 41.8% o $338 millones, mientras que en no residenciales, donde se incluye todo lo que no es vivienda sin contar con la obra pública, el descenso es de 35.5% o $177 millones.

Por su parte, el área de construcción que se contempla en los permisos pasó de 2.7 millones de metros cuadrados en los siete primeros meses de 2017 a 1.4 millones en el mismo periodo de este año. La caída es de 48.5% y es más marcada en los proyectos no residenciales (-54.2%) que en las viviendas (-45.7%)

“Si esto hubiera ocurrido en 2017, habría sido mejor porque ya los indicadores macroeconómicos estaban a la baja”.

Diego Vallarino Presidente ejecutivo de Grupo Verdeazul

De acuerdo con los analistas, estos datos reflejan ajustes que experimenta el sector inmobiliario y de la construcción debido a la desaceleración económica, que tiene un impacto en el ingreso de las personas; a unas tasas de interés más altas que hacen costosos los financiamientos. Igualmente también se atribuye a un aumento de costos tanto laborales como regulatorios para promotoras y constructoras.

Diego Vallarino, presidente ejecutivo de Grupo Verdeazul, explica que la caída de los permisos “es sana. Sería un contrasentido que no cayera. Si esto hubiera ocurrido en 2017, habría sido mejor porque ya los indicadores macroeconómicos estaban a la baja e indicaban que se debía construir menos, pero se construyó más”.

En oficinas, el inventario disponible en 2017 era de 228 mil metros cuadrados, cifra que multiplica por cinco la existente en 2011.

En el mismo periodo de tiempo, el inventario industrial se ha triplicado hasta 54 mil metros cuadrados, mientras que en el área comercial se ha duplicado hasta 68 mil metros cuadrados.

En el sector residencial, son mayores los niveles de sobreoferta a medida que se encarecen las propiedades. Vallarino recuerda que el sector residencial ya pasó por una corrección entre 2009 y 2010 producto de la pérdida de poder adquisitivo de clientes internacionales en medio de la crisis financiera, y a partir de 2011 y 2012, se recuperó.

Para el ejecutivo del grupo empresarial panameño, la demanda internacional puede reactivarse en los próximos años si se recuperan los mercados de América Latina, o llegan nuevos clientes de Estados Unidos y China. No obstante, sí preocupa el menor dinamismo en la captación de depósitos del sistema bancario, ya que estos recursos son los que financian tanto la construcción de los proyectos como a los compradores.

Teniendo en cuenta los nuevos paradigmas que enfrenta el sector, los productos y los modelos de construcción se están adaptando para mantener la competitividad.

Uno de los sacrificios que tienen que hacer los clientes será adaptarse al espacio. Las unidades de vivienda son más pequeñas, aunque se mantienen las áreas sociales. “El comprador es cada vez más sofisticado en todos los estratos sociales y demanda más amenidades”, señaló Vallarino.

Con la nueva generación de mileniales entrando en el mercado como clientes, ganan atractivo los proyectos que ofrecen un programa de alquiler, que también pueden ser interesantes para inversionistas.

Habrá más proyectos de baja y mediana densidad desarrollados en fases y menos edificios altos porque se reduce el riesgo de mercado y es más factible obtener financiación en un momento en que las condiciones de los bancos son más restrictivas, teniendo los promotores que aportar más capital o un mayor número de preventas.

Por su parte, los métodos y los materiales de construcción tendrán que apuntar a la eficiencia para compensar el encarecimiento de la mano de obra.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código