Sistema financiero

Restricciones para juegos de azar

Hay 27 empresas que controlan más de 100 concesiones y licencias para casinos completos, bingos y salas de máquinas tragamonedas.

Temas:

El sector bancario considera que los controles en ciertos segmentos de la industria de juegos de azar son insuficientes para evitar que sea utilizada para el lavado de capitales. El sector bancario considera que los controles en ciertos segmentos de la industria de juegos de azar son insuficientes para evitar que sea utilizada para el lavado de capitales.

El sector bancario considera que los controles en ciertos segmentos de la industria de juegos de azar son insuficientes para evitar que sea utilizada para el lavado de capitales. Foto por: Luis García

Restricciones para juegos de azar Restricciones para juegos de azar

Restricciones para juegos de azar

Los bancos estadounidenses que ofrecen el servicio de corresponsalía a sus pares panameños están ejerciendo presión para que las entidades financieras minimicen sus relaciones con los negocios vinculados a los juegos de azar.

Así lo confirmó Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja), quien explicó que todo inició en 2014, cuando Panamá fue incluida por el Grupo de Acción Financiera (GAFI), en la lista de los países con deficiencias para frenar el blanqueo de dinero.

En febrero de 2016, Panamá logró salir del listado. Y, exactamente, la semana pasada los miembros de este organismo reconocieron el compromiso del país para enfrentar los riesgos del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.

El organismo destacó el conocimiento de los riesgos de los diferentes sectores, los avances en materia de legislación en el sistema jurídico, la colaboración interinstitucional y el intercambio de información entre las autoridades panameñas y las instancias internacionales.

Pero, según Alfaro, y a pesar de todos los controles que exige el sistema a los casinos completos, ahora la mayoría de los bancos decidió cerrar las cuentas. No aceptan depósitos bajo el argumento de que sus corresponsales en Estados Unidos optaron por no manejar las transferencias de dinero procedente de las apuestas.

Producto del cierre de las cuentas, los operadores de juegos de azar manejan sus transacciones en efectivo, advierte Alfaro.

Por el momento, y para permitir el funcionamiento de la industria, este diario conoció que el Banco Nacional de Panamá está aceptando el depósito de dinero proveniente de la actividad de azar, pero solo para el pago de impuestos y el porcentaje que recibe la Junta de Control de Juegos por la supervisión de esta industria.

Actualmente, hay 27 empresas que controlan más de 100 concesiones y licencias entregadas por el Estado, entre casinos completos, bingos, hipódromo, salas de apuestas de eventos deportivos y máquinas tragamonedas tipo A y tipo C.

Raúl Cortizo, presidente de la recién creada Asociación Panameña de Juegos de Azar (Apojuegos), comentó que el cierre de las cuentas se intensificó desde el año pasado, cuando se publicó una investigación periodística mundial, en la que se desvelaron las prácticas que la firma panameña Mossack Fonseca ejecutaba para un entramado de sociedades offshore, que tenía como fin ocultar patrimonios.

Banqueros consultados en este tema indicaron que, en los últimos meses, había aumentado el volumen de dinero que depositaban las empresas de azar y que eso estaba ocasionando un incremento de sus costos.

Aunque reconocen que las empresas estaban dispuestas a asumir el costo adicional por el manejo del efectivo, señalan que esta situación era insostenible en el tiempo.

La principal preocupación recae sobre los operadores de máquinas tragamonedas tipo C, ya que indican que estos equipos no están conectados a ningún sistema informático que permita llevar un control verdadero por parte de los reguladores sobre la cantidad de apuestas que manejan estos equipos.

A diferencia de los equipos instalados en los casinos completos y en las salas de máquinas tragamonedas tipo A, que pagan un impuesto que se calcula con base en el porcentaje de las apuestas mensuales, las tipo C pagan a la JCJ un canon fijo de 150 dólares cada 30 días.

El presidente de Asaja señaló que la Unidad de Análisis Financiero (UAF) puede ver en tiempo real las transacciones que se manejan en los casinos; no obstante, reconoce que esto no ocurre con otros operadores de juegos de azar.

Alfaro y Cortizo coinciden en señalar que la posición adoptada por los bancos, lejos de acabar con las sospechas de que la industria de azar es utilizada para el lavado de activos, crea un problema mayor, al incentivar el manejo de efectivo para el pago de planillas, a proveedores y transferencias hacia el extranjero.

“Algunos casinos completos están enviando el efectivo a Europa para que las oficinas que tienen en esos países se encarguen de hacer el pago a los proveedores en Estados Unidos. También para cancelar los préstamos utilizados para abrir los casinos en Panamá”, indicó Alfaro.

Cortizo señaló que las 22 empresas inscritas en Apojuegos, controladoras del 75% de la industria de juegos de azar en el país, deben pagar por el servicio de camiones blindados para traer el efectivo hacia la ciudad capital.

“En el caso de las compañías miembros de Apojuegos, de las cuales muchas son operadoras de máquinas tragamonedas tipo C, solo pueden hacer depósitos en el Banco Nacional, con una autorización previa de la Junta de Control de Juegos”, explicó.

Cortizo, exsecretario de la JCJ durante la administración de Martín Torrijos, dijo que durante el quinquenio pasado se dio una proliferación de máquinas tragamonedas tipo C.

“Calculamos que hay unas 7 mil máquinas en el país, de las cuales, 5 mil entraron durante la pasada administración”, detalló.

Añade que la asociación sospecha que, además de las máquinas aprobadas de forma legal en el gobierno de Ricardo Martinelli, hay otras 5 mil que se dieron de forma irregular.

Hasta finales de 2015, la JCJ tenía registrados 587 locales en el país donde operan máquinas tragamonedas tipo C. De este total, 470 entran en la categoría de bares, cantinas y restaurantes. El resto se divide en 73 salas y 44 discotecas y jardines.

Al cierre de esta edición, no se obtuvo comentarios del secretario de la JCJ Eric Ríos. Aunque el funcionario manifestó hace dos años que trabajarían en una plataforma para interconectar los sistemas de la institución con todos los equipos que manejan los operadores de juegos de azar, a la fecha no se tiene conocimiento del avance de este proyecto.

Cortizo ve como positivo cualquier intento para aumentar el control sobre los operadores de juegos de azar, aunque señala que estas empresas deben llenar reportes de transacciones sospechosas, enviar informes a la UAF, además de que ahora son supervisados por la recién creada Superintendencia de sujetos no regulados, adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

16 Oct 2019

Primer premio

0 4 4 8

ACCA

Serie: 14 Folio: 10

2o premio

2619

3er premio

8838

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código