JÓVENES DE ÉXITO

Romper esquemas para emprender

Hasta ahora la sociedad se ha manejado con modelos fijos, carreras definidas y caminos trazados, pero el auge de nuevas tecnologías de comunicación ha abierto las puertas a una nueva era de personalización de la vida y nuevos senderos profesionales por explorar.

Stefany Cohen busca crear, a través de Epicentro150.com, una plataforma que funcione como punto de encuentro para estos nuevos emprendedores en América Latina, y en el proceso, convertir a Panamá en el foco del emprendimiento regional.

Dentro de este sitio de internet, emprendedores de todo el continente pueden listar su información, ofrecer sus servicios y encontrar aliados en su travesía.

¿Por qué vemos un ´boom´ en el emprendimiento? ¿Es algo de esta generación?

El ´boom´ del emprendimiento se debe totalmente a la crisis de 2008. Casi colapsa la economía mundial, no había nuevos trabajos y de la nada, los domingos, en periódicos como The New York Times, comienzas a ver anuncios de pequeños negocios y ventas de manualidades.

Así inicia el ´boom´ del emprendimiento. Al no poder participar del mercado laboral como se pensaba, la gente empieza a descubrir qué otros servicios pueden ofrecer a través de medios alternativos.

Luego de surgir en los márgenes, se vuelve de moda porque el emprendimiento, de una manera poderosa, representa los valores de independencia, empoderamiento y tener algo que ofrecer de una forma mucho más exitosa que el punk.

¿Cuál es la realidad del emprendimiento en América Latina?

En América Latina, las ideas de lo que se supone que tenemos que hacer están tan marcadas que aquí el terror del emprendimiento no es si uno va a fracasar o perder plata, sino si vas a decepcionar a tus padres, perder tu reputación o quedar mal con la sociedad, más aún si la sociedad te está diciendo que vas a fracasar. Aquí el fracaso es mucho más personal: tú fracasas, no tu idea.

Pero esta es una idea errada. No importa el tamaño de nuestras ciudades, no hemos perdido el sentimiento de pueblo pequeño. Tenemos miles de rascacielos y actuamos como si hubiéramos apenas descubierto el hielo.

¿Crees que nuestro modelo educativo aporta al emprendimiento?

Si lo que estamos exigiendo a los niños es que aprendan una cierta cantidad de conocimiento y la única forma de medir ese conocimiento es a través de exámenes, los niños van a encontrar maneras de contestar esos exámenes, se les olvide ese conocimiento al día siguiente o no.

[Para compensar esa falta de conocimiento], llenamos a los niños con tutores y actividades extracurriculares para sus currículos, para que les ´vaya bien en la escuela´, no para que aprendan.

Quizás sería más efectivo enseñar a los niños valores como aquel de querer aprender o el de esforzarse aunque uno no lo sepa todo.

El conocimiento lo puedes aprender en cualquier momento. Las ganas de esforzarte no vienen de la noche a la mañana y no pueden medirse en un examen.

Has hablado del ´mito del emprendedor´. ¿Qué significa eso?

Los medios le están haciendo un desfavor a los emprendedores. Todas las semanas sale un artículo nuevo sobre cómo los emprendedores son esta clase especial de humanos que no le temen al riesgo y son constantemente creativos. La gente común queda sorprendida y piensa: “Si yo le tengo miedo al riesgo, será posible que no soy un emprendedor”, cuando en verdad eso no es así.

Hay mucha gente que tiene buenas ideas que no saben ponerlas en práctica y no es hasta que inician, medio cojeando, que van a mejorarlas. La idea número 50 es la que pega, pero como es la más famosa, otros no ven la progresión.

Es el fenómeno del ´Mago de Oz´. Detrás de la cortina hay alguien que también le teme al riesgo, pero [no obstante] decidió actuar .

¿Cómo se hace para superar el miedo al riesgo?

Hay que actuar antes que surja el miedo. Apenas surge la primera voz con una idea, surgen las demás buscando callarla, así que tienes que actuar bajo la emoción y después corregirla.

No es cuestión de no tener miedo, sino hacerlo a pesar del miedo. El miedo no es señal de que no tienes una buena idea, sino que vas a hacer algo a lo que no estás acostumbrado y que es suficientemente importante que no quieres que falle.

¿Crees que será nuestra generación la que cambiará el mundo?

Nosotros no vamos a cambiar el mundo, serán nuestros hijos. Nosotros a los cincuenta años vamos a entender que ellos pueden hacer cosas sin necesitar aprobación. Nosotros todavía dependemos mucho de la aprobación de otros.

Lo fundamental para darse cuenta de si una idea se desarrolla bien no es la aprobación, sino el agradecimiento. Las personas en Epicentro150 no me dicen que mi idea funciona, sino que me dan gracias por el servicio. Eso significa que esta plataforma puede ayudar a hacer que la gente emprenda un poco más fácil.

Cuando la situación se torna difícil, entiendes que lo que tiene valor es el apoyo, no la aprobación.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código