PANORAMA INCIERTO

Sacyr, detrás del nombre

La empresa recibe un serio golpe a su nombre mientras la atención de los medios continúa descubriendo decisiones inusuales.
GUPC dio un plazo de 21 días para que la ACP resuelva los sobrecostos. De lo contrario paralizarán la obra. El período vence en seis días y la ACP reitera que los reclamos deben pasar por las instancias pautadas en el contrato. REUTERS/Carlos Jasso. GUPC dio un plazo de 21 días para que la ACP resuelva los sobrecostos. De lo contrario paralizarán la obra. El período vence en seis días y la ACP reitera que los reclamos deben pasar por las instancias pautadas en el contrato. REUTERS/Carlos Jasso.
GUPC dio un plazo de 21 días para que la ACP resuelva los sobrecostos. De lo contrario paralizarán la obra. El período vence en seis días y la ACP reitera que los reclamos deben pasar por las instancias pautadas en el contrato. REUTERS/Carlos Jasso.

Sacyr Vallehermoso, S.A. – empresa de capital español y líder del consorcio responsable del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá– se ha convertido, en apenas dos semanas, en la fuente principal de consternación dentro y fuera de su país.

Abatida por los problemas financieros en su proyecto insignia, mientras más indagan ojos curiosos, más complejo es el panorama que se pinta para Sacyr Vallehermoso como parte de Grupo Unidos por el Canal (GUPC).

Sacyr –fundada en 1986 como Sociedad Anónima Caminos y Regadíos– concretó un largo trayecto para convertirse en uno de los gigantes de la industria de construcción en España. Su selección como parte del consorcio a cargo de las obras de ampliación del Canal fue vista como la joya de su corona.

Pero las dudas que surgieron cuando GUPC obtuvo el contrato de la obra por $3 mil 118 millones en 2009, salieron a relucir nuevamente este año.

El grupo se adjudicó el contrato de diseño y construcción del tercer juego de esclusas con la oferta más baja presentada, entre otros dos competidores. Fue inferior, inclusive, a los $3 mil 418 millones que había establecido la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) como precio de referencia.

Según los cables de la Embajada de Estados Unidos en Panamá, difundidos por Wikileaks a partir de 2010, la estadounidense Bechtel (competidora en la licitación) advirtió de que la oferta de Sacyr, líder de GUPC, no daba ni para poner el hormigón, lo que llevaría a renegociar el contrato.

El 1 de enero de este año GUPC reclamó al Canal $1,600 millones en sobrecostos y reconoció que le era imposible seguir con la construcción de las esclusas si el pago no se gestionaba.

Con este anuncio se inició el primer día del año y, acto seguido, continuaron los reportes periodísticos acerca de las movimientos que hacía Sacyr Vallehermoso en España.

La compañía reportó dentro de sus ingresos algunos sobrecostos que ni siquiera había gestionado ante la administración del Canal.

La medida fue caracterizada por analistas como una movida para dotar a la empresa de números que proyectaran una apariencia de estabilidad financiera.

Sacyr, que cerró el tercer trimestre del año pasado con una caída de 5% en sus ingresos brutos hasta los $3 mil 287 millones, también anunció que está buscando vender su problemática división de bienes raíces, Vallehermoso.

Estas noticias han empañado la reputación de la española en países como Colombia, donde la empresa pertenece a diversos consorcios que han sido autorizados para participar en la concesión de al menos cinco carreteras con un valor de $5 mil 700 millones.

Los hombres de Sacyr

La empresa española, que participa en el consorcio de ampliación del Canal junto a la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la local Constructora Urbana, S.A., le pertenece a varios grupos de accionistas.

El presidente actual, Manuel Manrique, es dueño de al menos 5.7% de Sacyr Vallehermoso a través de la empresa Cymofag, S.L.

A su expresidente, José Manuel Loureda, le pertenece el 8.4% a través de las compañías Prilou, S.L. y Prilomi, S.L.

Loureda ocupó los titulares recientemente cuando se supo que había vendido un total de 2.87 millones de acciones –casi un 0.6% de la empresa– días antes que surgiera la insolvencia de GUPC.

Con esta venta, Loureda habría reducido su exposición a la caída de 8.95% en el valor de las acciones luego que la situación en el proyecto del Canal fuera comunicada a los medios, evitando una pérdida de alrededor de $1.3 millón.

Loureda es el actual representante legal de GUPC, por lo que debía saber, antes de la venta de sus acciones, lo que pasaba con el proyecto de ampliación y la falta de liquidez que alega tener el consorcio.

El empresario es el mismo personaje que el diario digital El Confidencial identifica como parte de un expediente en el que se revelan las pistas de un caso de corrupción en España.

De acuerdo con este diario, Loureda y Luis del Rivero, ambos expresidentes de Sacyr Vallehermoso, recibieron pagos por parte del empresario Amando Mayo, imputado en el llamado “caso Gürtel”, red de corrupción política vinculada al Partido Popular de España.

Esta información se conoció luego de que la Agencia Tributaria española siguiera el rastro de los pagos efectuados por Mayo a cuentas que los dos empresarios tenían en bancos de Suiza.

El golpe a las acciones de Sacyr ha sido fuerte, tras la posible suspensión de los trabajos en el Canal.

El título, que cotiza en la Bolsa de Madrid, pasó de un promedio de 3.82 euros ($5.22) en los cinco días antes del anuncio hasta un promedio de 3.40 euros ($4.64) en los cinco días después.

De forma similar, el volumen de ventas saltó de un promedio de 2.88 millones de acciones hasta los 16.2 millones de acciones.

El golpe a la reputación también afecta a la nación española, que según un reportaje de The Economist tiene participación a través de varias empresas, en las principales obras de infraestructura del mundo, incluyendo el tren de alta velocidad entre Medina y la Meca en Arabia Saudí, que tiene un costo de $10 mil millones.

IMPACTO FINANCIERO

$5.22

Promedio en dólares del valor de la acción de Sacyr en los cinco días antes de que fuera revelada la posible suspensión de obras.

$4.64

Promedio del valor de la acción de Sacyr en los cinco días después del anuncio.

2.88

Millones fue el promedio de acciones negociadas en los cinco días antes del anuncio de Sacyr.

16.2

Millones fue el promedio de las acciones negociadas de Sacyr posterior al anuncio.

Gobierno español busca deshacerse de aseguradora

El gobierno español estaría en un apuro por vender su tenencia de 50.25% sobre el capital de la aseguradora Cesce, que podría verse sujeta a responder por la decisión de Sacyr Vallehermoso de suspender las obras de ampliación del Canal de Panamá.

Si se da la transacción, la misma tendría un valor que puede llegar hasta los $273 millones. Cesce tiene apenas un grado de separación del sistema de fianzas y garantías establecidas con la aseguradora Zurich Re para asegurar la construcción del tercer carril de la vía interoceánica. Según una nota que escribe Miguel Ángel Valero en Grupo Aseguranza, un portal de noticias de seguros de España, el Gobierno de este país –cuya posición financiera se ha visto debilitada luego de la crisis económica mundial– tiene el temor de que Cesce deba pagar los $400 millones que avaló a Sacyr como fianza de construcción si la empresa decide suspender la ejecución del contrato de concesión.

ALFONSO ACOSTA P.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código