VENTANA FISCAL

Seguro Educativo otra vez

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201evpxOm.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201evpxOm.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201evpxOm.jpg

OPINIÓN

Una vez más hemos de señalar que el fondo del Seguro Educativo (SE) debe alimentarse exclusivamente de las contribuciones o aportes que resultan de aplicar 2.75% a los ingresos provenientes del trabajo, ya sea bajo la figura de dependencia laboral o del trabajo de los independientes. Eso es lo que nos dicen las dos únicas normas relativas al mismo.

De su creador, el Decreto de Gabinete 168 de 1971, destacamos lo que constituye la base para calcular la contribución al SE:

1) Los aportes de los empleadores o patronos sobre los salarios pagados a sus trabajadores (en base al 1.50%);

2) los aportes sobre el salario básico de los trabajadores de los sectores público y privado domiciliados en el territorio panameño, sujeto a limitaciones jurisdiccionales (en base a 1.25%);

3) las contribuciones de los trabajadores al servicio de organizaciones internacionales y los trabajadores al servicio de misiones diplomáticas y consulares acreditadas en Panamá (la norma no establece la base).

Adicionalmente, la Ley 13 de 1987 (Gaceta Oficial 20943) amplía la fuente de ingresos del SE al agregar “2.75% de los ingresos anuales, sujetos al Impuesto sobre la Renta declarados por los trabajadores independientes”.

Como se observa, la base de la contribución es exclusivamente el trabajo, quedando por fuera de ella cualquier otro ingreso que provenga de fuentes diferentes.

Como percibo que muchos desconocen los fines de la contribución obligatoria al SE, informo que el fondo está destinado a fines educativos, para la formación profesional, para otorgar becas para la educación media y para hacer préstamos para estudios de nivel universitario. Todo lo anterior es un intento serio dirigido al principio de solidaridad. Y eso está bien.

Lo que está mal es que se haya violado el artículo 10º del Decreto de Gabinete 168 de 1971 antes señalado, que es una ley especial, con el artículo 24 de la ley 8 de 2010 que derogó la deducibilidad de los aportes al SE que realizan los contribuyentes personas naturales, y que viene a constituir una ley de carácter general.

En defensa de lo que es justo en materia de aportes, contribuciones e impuestos, y por ende de los contribuyentes, interpusimos demanda de inconstitucionalidad en contra del artículo 24 de la ley 8/2010, teniendo como fundamento legal la interpretación y aplicación de la ley que ofrece el Código Civil en su Título Preliminar, Capítulo III, y que en su artículo 14 señala lo siguiente:

“Si en los códigos de la República se hallaren algunas disposiciones incompatibles entre sí, se observarán en su aplicación las reglas siguientes:

1 - La disposición relativa a un asunto especial, o a negocios o casos particulares, se prefiere a la que tenga carácter general.

2 - ...”

Además de la violación anterior, resulta inaceptable que se elimine el derecho de deducir la contribución al SE realizada por particulares, mientras que por otro lado se mantiene el derecho a los patronos. ¿Fueros y privilegios?

Solamente queda esperar el fallo en derecho de la Corte Suprema de Justicia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código