PLAN DE ACCIÓN 2015

Sistema eléctrico, inestable

Los 930 mil clientes de las tres distribuidoras del país demandaron mil 503 megavatios el jueves 24, otro récord registrado en menos de un mes.
Las plantas hidroeléctricas generan hasta el 60% de la energía del país durante la temporada de lluvias. LA PRENSA/Archivo. Las plantas hidroeléctricas generan hasta el 60% de la energía del país durante la temporada de lluvias. LA PRENSA/Archivo.
Las plantas hidroeléctricas generan hasta el 60% de la energía del país durante la temporada de lluvias. LA PRENSA/Archivo.

Ala “situación precaria” en el suministro de energía en el corto plazo que advierten las autoridades, ahora se le suma un protagonista que podría agravar el escenario: el fenómeno de El Niño.

Por eso, la Secretaría Nacional de Energía presentó ayer un plan estratégico para el verano de 2015. Mientras en algunos países este fenómeno cíclico trae lluvias, en Panamá genera el efecto opuesto, lo que afectaría a las plantas hidroeléctricas, que representan alrededor del 60% de la capacidad de generación del país.

En un mes, la demanda de Panamá aumentó 40 MW (megavatios). El pasado jueves 24 alcanzó la cifra récord de mil 503 MW, mientras que un mes antes fue de mil 465 MW.

Para enfrentar la sequía y la casi inexorable dificultad que tendrá el país para satisfacer la necesidad de energía entre enero y abril de 2015, se requerirá como refuerzo entre 250 MW y 300 MW, de acuerdo al Centro Nacional de Despacho.

Como una acción, la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa) convocará en las próximas semanas a una licitación para instalar plantas de generación térmica. A raíz de las limitaciones de transmisión, las generadoras se ubicarán cerca de las ciudades de Panamá y Colón, que son los centros de mayor consumo del país.

En esa licitación se cubrirá “fácilmente” la demanda energética para los años 2015, 2016 y 2017, comentó el gerente de Etesa, Iván Barría. Al realizar la convocatoria, la empresa estatal se asegurará que haya variedad de ofertas de actores que garanticen tener “capacidad de ejecución”.

Además, explicó que la inversión es completamente privada y no afectará al presupuesto del Estado.

La contratación, dijo Barría, se realizará en dos etapas: se van a contratar plantas que no son tan eficientes a corto plazo, y se les dará un periodo más largo para que se instalen las plantas que sean más eficientes.

“Tenemos retos importantes en el tema energético, tanto en el corto como mediano plazo”, advirtió el viceministro de Economía y Finanzas, Iván Zarak.

En este sentido, dijo que aún no se ha decidido de cuánto será el alza en la tarifa eléctrica, que algunos economistas estiman podría ser del 25%.

Cónsono con el viceministro, el secretario nacional de Energía, Víctor Urrutia, reconoce que “tenemos una situación un tanto precaria en el suministro de energía en el corto plazo”, y que hay que activar rápidamente todos los mecanismos para poder hacerle frente a la situación.

“Las distribuidoras no han presentado problemas importantes en hacer su rol. Tenemos un cuello de botella en la transmisión”, explicó el ingeniero, y agregó que se desconoce cuánto será la inversión que deberán hacer las empresas contratadas para el suministro de energía a mediano y largo plazo.

Actualmente, Panamá cuenta con dos líneas de transmisión de energía que están en operación, y que no tienen capacidad para transportar los mil 200 MW que se producen en Chiriquí y Bocas del Toro.

La construcción de la tercera línea, que fue adjudicada a Odebrecht en febrero pasado a un costo de $233.8 millones, aún no ha iniciado. Por ahora, se están analizando los terrenos que impactará la obra.

Mientras tanto, se optimizará la capacidad de transmisión de las primeras dos líneas para desahogar el flujo de electricidad desde el oeste al este. La construcción de la tercera línea, que estaba programada desde 2008, será en varios puntos de manera simultánea para acortar el tiempo de la obra.

Otra posibilidad que manejan las autoridades para amortiguar las consecuencias de la sequía durante el verano es lograr mayores adquisiciones de energía que llegan desde Centroamérica.

Empero, aún se está analizando la capacidad y disponibilidad que habrá en la línea.

Dentro de las medidas a largo plazo figuran la construcción de la cuarta línea de transmisión por la costa del Atlántico (Changuinola, Coclé, Colón, Panamá), que se licitará en 2015, y el proyecto de la hidroeléctrica Chan II.

CONCIENCIA SOCIAL

Si bien tener una mayor capacidad de generación y transmisión de energía ayudarán a revertir la situación precaria actual, las autoridades esperan que la población aporte su grano de arena al escenario.

Próximamente, se desarrollarán campañas masivas para promover buenos hábitos y uso eficiente de la energía, hasta el apoyo en el reemplazo de equipos modernos que consuman menos electricidad.

“El despilfarro nunca es bueno, y aquí tenemos malas costumbres en materia de uso de energía”, lamentó Urrutia.

El sector privado será el encargado de hacer la inversión necesaria para que el país cuente con una mejor estructura energética. El Gobierno, en tanto, creará las condiciones para que no se vaya la luz, tal como sucedió ayer sobre el final de la conferencia de prensa realizada en el segundo piso de la sede del Ministerio de Economía y Finanzas.

Interconexión eléctrica con Colombia, una medida importante a largo plazo

Si todo sale como lo esperan las autoridades, la interconexión energética entre Panamá y Colombia será un hecho para 2018, como parte de las medidas a largo plazo que se presentaron ayer.

En una reciente visita a Panamá, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y su homólogo panameño, Juan Carlos Varela, acordaron reactivar este proyecto entre ambos países, cuyos planes de construcción se formalizaron en 2009 y que habían sido suspendidos en 2013 por el exmandatario Ricardo Martinelli, por no poder hacer frente a los $500 millones que requería de inversión.

El proyecto consta de la construcción de una línea de transmisión directa con una potencia de entre 200 MW y 300 MW, de unos 600 kilómetros de longitud.

De acuerdo a la empresa Interconexión Eléctrica Colombia Panamá (ICP), encargada de llevar a cabo el proyecto, se espera que este año se apruebe el corredor ambiental. Una vez se cumpla este apartado, será posible reiniciar el estudio de impacto ambiental y social, y ejecutar el diseño detallado de la línea en los dos países. El objetivo es que en 2015 ya estén aprobados estos puntos.

“No debe ser enfocado como la solución de todos los problemas, pero sí es un aporte importante, como si fuéramos a construir una planta grande adicional”, explicó el secretario nacional de energía, Víctor Urrutia.

Luis Bellini

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código