Culminan estudio de factibilidad

TLC con China pondrá a prueba a Panamá

Tras dos encuentros, los equipos de China y Panamá acordaron que sería positivo que se firme un acuerdo comercial.

Temas:

El ministro de Comercio de Panamá, Augusto Arosemena, con el jefe negociador del Ministerio de Comercio de China, Zhang Shaogang. Cortesía Ministerio de Comercio El ministro de Comercio de Panamá, Augusto Arosemena, con el jefe negociador del Ministerio de Comercio de China, Zhang Shaogang. Cortesía Ministerio de Comercio
El ministro de Comercio de Panamá, Augusto Arosemena, con el jefe negociador del Ministerio de Comercio de China, Zhang Shaogang. Cortesía Ministerio de Comercio

Hace tres años, China reveló su plan para América Latina. Sus máximas autoridades dispusieron invertir en la región $250 mil millones en una década. Y lo que China se propone, China lo cumple.

Al igual que en África, donde el gigante asiático tiene inversiones colosales, América Latina le da acceso a preciadas materias primas para seguir impulsando su crecimiento económico.

Sus empresas apuestan a la producción de tierras y a la extracción de materiales. De paso, generan empleos en países en los que se necesita ocupar a la mano de obra desempleada.

En este contexto no es de extrañar que para China sea un paso importante el reciente establecimiento de relaciones diplomáticas con Panamá, que de forma estratégica se convierte en un aliado geopolítico en la región.

Con una relación diplomática en firme, ambos países prometieron hacer crecer el comercio, obviamente, deficitario para Panamá.

El marco legal para la nueva era comercial es la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC), en el que se deben convenir reglas de intercambio de servicios y productos, con ventajas para ambas naciones.

China lo tiene todo. Entonces, ¿qué puede ofrecerle Panamá? El ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, explicó ayer que Panamá se concentraría en exportar alimentos como frutas y productos no tradicionales, mientras que China ve en el país la puerta de entrada de su mercancía hacia Latinoamérica.

La exportación de la que habla el funcionario se centraría en atender a una reducida ­ más bien minúscula parte­ de la población china, que suma a mil 500 millones de habitantes.

EL RETO PANAMEÑO

Panamá es un país pequeño, con poca tradición exportadora, que además ha perdido más de 35 mil hectáreas de cultivo en los últimos años, por lo que serán exquisiteces y una representación de productos tropicales lo que llegaría a ese enorme mercado.

Y como lo han comprobado en otros países, como es el caso de Costa Rica, enviar productos al continente asiático, bajo las reglas de China, no es tarea fácil.

China demoró tres años en llegar al país centroamericano para aprobar las plantas donde se procesa la piña, actualmente, el principal producto de exportación a ese mercado.

A Panamá le tocará trabajar duro para producir con calidad, obtener las certificaciones de sus procesos productivos y no desmayar ante la posible tortura burocrática.

El pasado miércoles y jueves, delegaciones comerciales de ambos países se reunieron en la ciudad de Panamá para hablar de la viabilidad de un TLC.

Habiendo confirmado dicha posibilidad, ayer se reveló que las negociaciones para alcanzar un TLC podrían iniciarse antes de que finalice el primer semestre de 2018.

Arosemena reveló que concluido el estudio de factibilidad, las negociaciones del TLC estarían comenzando antes de julio próximo.

TLC pondrá a prueba al país Expandir Imagen
TLC pondrá a prueba al país

El funcionario explicó que Panamá se concentraría en exportar alimentos. El titular de Comercio explicó que el reto que tendrán los productores panameños será cumplir con el volumen de producto que pedirán las empresas chinas, y señaló que ya se está avanzando para lograr que las plantas nacionales obtengan la certificación necesaria para exportar a la segunda mayor economía del mundo.

Estaría por verse qué condiciones se pactan para la entrada de productos chinos a aranceles preferenciales, con sus respectivos tiempos de desgravación. Y si el acuerdo no se termina convirtiendo en una herramienta para procurar importaciones mucho más baratas, sin potenciar la venta de productos panameños en Asia.

Actualmente, China es el principal proveedor de mercancía de la Zona Libre de Colón y, en los últimos años, empresas como Huawei han instalado sus sedes regionales en el país.

Se necesitan, han reconocido las autoridades, más inversiones de este tipo, mientras los círculos intelectuales reclaman transferencia de conocimiento técnico y científico.

En el caso del TLC, solo fueron necesarias dos reuniones: una en enero pasado en Pekín y otra esta semana en Panamá, para que los equipos negociadores recomendaran a sus respectivos gobiernos iniciar las negociaciones.

MOVIDA DIPLOMÁTICA

China y Panamá establecieron relaciones diplomáticas el pasado 13 de junio de 2017. Ambos países afianzaron sus vínculos cuando en noviembre de 2017, el presidente Juan Carlos Varela visitó al dragón asiático, donde firmó 17 acuerdos de cooperación en materia económica, marítima y aeronáutica, entre otros.

“En la negociación vamos a respetar las profesiones que son exclusivas para panameños y vamos a negociar sin ningún complejo, pese a la diferencia en el tamaño de las economías”, explicó.

Una vez firmado el acuerdo comercial, las autoridades utilizarán el sistema de reuniones de negocios para potenciar el intercambio comercial.

Bajo este esquema, el Ministerio de Comercio estará invitando a empresarios panameños, que estén interesados en hacer negocios en China, para contacten a su contraparte.

Este sistema ya se ha utilizado con empresarios de Perú y República Dominicana, y próximamente lo replicarán con compañías chilenas.

“El año pasado, una delegación de empresarios chinos visitó Panamá y en una sola ronda de negociación se cerraron acuerdos por 38 millones de dólares, más del doble del intercambio comercial que han mantenido ambos países en los últimos años”, señaló el ministro del MICI.

EXPECTATIVA GREMIAL

Euclides Díaz, secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), espera que se certifiquen las plantas nacionales de procesamiento. “ De lo contrario, de nada servirá el TLC”.

Ve de forma positiva tener un acuerdo con China, porque el mundo está mirando hacia ese mercado, “pero las autoridades deben hacer su trabajo para que los productores podamos competir”. Citó el ejemplo de la industria láctea, que no ha logrado entrar al mercado centroamericano, pese a tener un tratado comercial, porque el Gobierno no ha trabajado para obtener el visto bueno de las plantas de procesamiento en el país.

Nuevamente, Panamá está a prueba.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Es seleccionado por el Chicago Fire El panameño Cristian Martínez seguirá en la MLS

Cristian Martínez (Cen.) fue titular en 11 partidos la pasada temporada con el Columbus.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código