Terrorismo envenena la economía

Los ataques pusieron al descubierto la vulnerabilidad de la civilización altamente tecnificada

El colapso del World Trade Center marca también para la economía un punto de inflexión. Ha desaparecido la fe en el crecimiento sostenido sin crisis.  El colapso del World Trade Center marca también para la economía un punto de inflexión. Ha desaparecido la fe en el crecimiento sostenido sin crisis.
El colapso del World Trade Center marca también para la economía un punto de inflexión. Ha desaparecido la fe en el crecimiento sostenido sin crisis.

FRANKFURT, Alemania (DPA). —Las consecuencias del 11 de septiembre de 2001 se han instalado como un veneno paralizante en el complicado organismo de la economía mundial.

El colapso del World Trade Center marca también para la economía un punto de inflexión. La ganancia de la paz (peace dividend) después del fin de la Guerra Fría ha desaparecido, al igual que la fe en un crecimiento sostenido sin crisis.

El conflicto Este-Oeste fue enterrado definitivamente, pero ahora todo el mundo es consciente de que existe un conflicto Norte- Sur.

Los ataques de Al Qaida en Nueva York y Washington contra el centro del sistema económico y social del capitalismo pusieron al descubierto la vulnerabilidad de la civilización altamente tecnificada. Por eso, las ondas expansivas políticas y psicológicas que salieron de la “zona cero” fueron extremas. Por el contrario, las consecuencias económicas directas resultaron ser limitadas.

El sector económico directamente afectado —la industria aeronáutica internacional— está avizorando otra vez perspectivas alentadoras. El número de pasajeros se ha ido normalizando, al menos en Europa y en la región Asia-Pacífico. En cambio, en Estados Unidos aún se puede observar los efectos de los atentados en el tráfico aéreo. Al sector del turismo le está afectando, en todo el mundo, más la debilidad coyuntural que el miedo a atentados terroristas.

Sí ha habido un cambio radical en el sector de los seguros. Tanto para las compañías aseguradoras como para sus clientes cambiaron de golpe los criterios para calcular los riesgos de atentados. “Para instalaciones químicas sensibles, las primas se han incrementado en hasta un 100 por ciento”, se queja el consejo de administración de uno de los consorcios químicos más grandes de Alemania. En cambio, los sucesos en Nueva York beneficiaron al sector de la seguridad, desde los simples servicios de vigilancia hasta los sistemas de identificación personal electrónicos.

Sin embargo, las consecuencias más graves del 11 de septiembre son las que no se aprecian a primera vista. Con masivas rebajas de los principales tipos de interés, la Reserva Federal de Estados Unidos (banco central) y, en menor medida, el Banco Central Europeo (BCE) llamaron al orden a los mercados de capitales internacionales.

Al mismo tiempo, el gobierno de Washington cambió radicalmente su política presupuestaria, inyectando más de cien mil millones de dólares en la economía para evitar caídas coyunturales. Además, el fuerte aumento de los gastos militares puso fin a un largo período de rebajas tributarias y déficit presupuestario en Estados Unidos.

“Ambas reacciones —las rebajas de las tasas de interés y una política de endeudamiento público— han reducido notablemente el margen de maniobra para el futuro accionar político”, estima el profesor Michael Huether, del banco Deka de Frank- fort.

Los economistas del Deutsche Bank cifran el déficit presupuestario de Estados Unidos para 2002 en más de 200 mil millones de dólares, y para 2003 auguran un monto aún mayor. A ello se agrega un gigantesco déficit de la cuenta corriente estadounidense, de entre 400 mil y 500 mil millones de dólares anuales.

Sin embargo, el impacto mundial de los atentados terroristas no ha desencadenado la nueva crisis económica, sino que sólo la ha agudizado. Ya desde hace más de un año, tanto el crecimiento económico como las cotizaciones en las bolsas de valores mostraban una tendencia a la baja. “El 11 de septiembre no hizo más que acelerar el estallido de la burbuja en los mercados financieros”, opina el economista jefe del grupo Allianz-Dresdner, Klaus Friedrich. Sin embargo, el masivo desplome adicional de las cotizaciones tras los atentados quedó superado pocos meses después.

En los primeros meses de 2002 volvieron a imponerse las esperanzas coyunturales y los pronósticos positivos. Pero el siguiente atentado ya estaba en camino. “Lo que no pudo lograr Bin Laden con su red terrorista global, lo podrían ‘lograr’ unos cuantos ejecutivos y directores financieros enloquecidos y megalómanos: ellos parecen haber puesto en marcha el mecanismo autodestructor del sistema económico capitalista”, comentó el periódico bursátil alemán Boersen Zeitung. La serie de fraudes contables ha desatado una crisis de confianza extremadamente grave, especialmente en Estados Unidos.

Y nuevamente se puso en marcha la espiral descendente: las caídas en las bolsas repercuten negativamente en la coyuntura, y cada informe coyuntural negativo hace caer, a su vez, las cotizaciones. Por eso, en todo el mundo los ojos están puestos en el comportamiento de los consumidores estadounidenses, cuyo nivel de bienestar depende mucho más de los altibajos de las bolsas que en el caso de los consumidores europeos.

Más noticias de Economía

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

16 Oct 2019

Primer premio

0 4 4 8

ACCA

Serie: 14 Folio: 10

2o premio

2619

3er premio

8838

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código