terminal de pasajeros

Tocumen negoció dos adendas con Odebrecht

La vigencia del contrato se corrió hasta el 10 de octubre, pero será necesario una nueva extensión debido a la huelga del Suntracs.

Temas:

El contratista todavía trabaja en infraestructura fundamental, como la instalación del techo, que debía estar listo desde hace un año. Gabriel Rodríguez- El contratista todavía trabaja en infraestructura fundamental, como la instalación del techo, que debía estar listo desde hace un año. Gabriel Rodríguez-
El contratista todavía trabaja en infraestructura fundamental, como la instalación del techo, que debía estar listo desde hace un año. Gabriel Rodríguez-

Tocumen, S.A. negoció dos nuevas adendas con la constructora brasileña Odebrecht para modificar los términos del contrato firmado en 2013 y con el que se pactó la construcción de la nueva terminal de pasajeros.

Las adendas 3 y 4 fueron enviadas la semana pasada a la Contraloría General para su aprobación. La llamada tercera adenda es por 13.9 millones de dólares y corresponde a incrementos de los costos de los materiales, ajustes salariales y otros insumos que ha registrado la obra. De esta forma, la constructora, confesa por pago de sobornos, justifica un alza en la obra adjudicada.

De acuerdo a la cláusula 9 del contrato, cada dos meses el contratista debe remitir a Tocumen todos los incrementos que registre el proyecto.

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A., comentó que los 13.9 millones de dólares corresponden a los ajustes de precio entre 2014 y 2017.

“Tocumen no había asumido estos incrementos en los últimos años y ahora nos corresponde pagarlos, pero primero los auditores de la Contraloría deben verificar los precios que ha presentado Odebrecht”, indicó Duboy.

En 2012, Odebrecht se adjudicó la construcción del edificio de 116 mil metros con una oferta de 679 millones de dólares. A este monto, la pasada administración anexó 100 millones de dólares para cubrir trabajos adicionales o costos asociados a la obra.

Cuatro años después Tocumen hizo cambios al diseño original para mejorar la funcionalidad del proyecto y en esta negociación se añadieron otros 99 millones de dólares al costo final del proyecto y se extendió la vigencia del contrato hasta mayo de 2018.

Ahora, con el ajuste de precio negociado entre el aeropuerto y la constructora brasileña, el costo de la obra alcanza los 891.9 millones de dólares, es decir, 212.9 millones de dólares por arriba de la propuesta original.

El contralor de la República ha reiterado que no firmaría ningún incremento en el costo del proyecto que no esté incluido en el contrato original. En este caso, el pacto con el Estado incluye una revisión por inflación en materiales.

En 2016, Tocumen eliminó el bono de cumplimiento que la pasada administración había pactado con la constructora en el caso de que la obra fuera terminada dentro del plazo de 48 meses.

En su momento, Joseph Fidanque III, quien estaba al frente de la empresa estatal que administra los aeropuertos, comentó que no era correcto mantener un monto de 30 millones de dólares si fue necesario corregir errores en el diseño original para mejorar la operatividad del proyecto.

Más tiempo

Además de la adenda de 13.9 millones de dólares, Tocumen negoció una extensión de cinco meses para que la constructora termine de construir el proyecto, que registra un avance superior al 75%. En esto se basa la cuarta adenda.

Odebrecht indica que la solicitud de más tiempo se debe al retraso que sufrió la obra debido a la demora por parte de Tocumen de suministrar electricidad a la obra.

Con esta prórroga, el plazo de entrega se había fijado para el 10 de octubre, pero como este periodo se negoció antes de la huelga que mantuvo por un mes el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción (Suntracs), ahora se proyecta el fin de los trabajos para el 20 de noviembre.

Duboy indicó que el plan es abrir entre 8 y 10 puertas entre diciembre y enero, mientras que las otras 10 estarían operativas entre marzo y abril de 2019.

“Necesitamos hacer las pruebas de todos los sistemas, como equipaje y aire acondicionado, además, necesitamos instalar las sillas, mobiliario y todo el sistema tecnológico, por lo cual iniciaremos las inspecciones finales aunque el contratista no haya terminado la construcción”, explicó Duboy.

Para financiar la construcción de la nueva terminal, Tocumen emitió bonos por 650 millones de dólares en 2013 y 575 millones de dólares en 2016. De la primera emisión, la pasada administración solo destinó 200 millones de dólares al proyecto.

A la fecha Tocumen ha pagado más de 700 millones de dólares a la empresa brasileña y aceptado cuatro adendas. Las dos primeras estuvieron vinculadas a cambios solicitados por la administración del aeropuerto en 2016.

Tocumen negoció dos adendas con Odebrecht Expandir Imagen
Tocumen negoció dos adendas con Odebrecht

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 May 2019

Primer premio

0 8 7 4

ADCA

Serie: 6 Folio: 15

2o premio

3604

3er premio

9131

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código