VALOR RAZONABLE

VALOR RAZONABLE: De elecciones y crecimiento económico

OPINIÓN

La saturación de publicidad política no nos permite olvidar que estamos en un nuevo año electoral, lamentablemente para los panameños no es sinónimo de año político, ya que más que ofertas programáticas se promueven las figuras de individuos.

Vallas, letreros y anuncios en medios electrónicos de comunicación nos recuerdan lo afortunados que somos al contar con estos seres desprendidos y desinteresados que solo los mueve el amor patrio.

Además, debemos valorar el aporte terapéutico de estos, al prevenirnos del potencial riesgo de sufrir de Alzheimer, ya que al contundente señalamiento de que los conocemos, nuestra memoria hace infructuosos y fallidos esfuerzos por ubicarlos y en otros casos, cuando los ubicamos se nos dificulta recordar de ellos las cualidades que nos ofertan.

Históricamente en Panamá los años electorales han registrado una menor tasa de crecimiento de la actividad económica.

En los últimos 54 años, el producto interno bruto (PIB) ha crecido a una tasa anual promedio de 5.5%. En este mismo periodo, hemos tenido nueve elecciones generales y el PIB ha crecido en esos años a una tasa promedio de 4.4%, es decir, casi más de un punto porcentual menos que el promedio histórico.

¿Qué explica esa disminución en la actividad económica durante los años electorales?

En los años electorales disminuye la inversión. Si bien es cierto nunca ha existido un riesgo de cambio del modelo económico, las decisiones de inversión se retrasan en esos años. Por ejemplo, en 2009 la inversión fue de US$305 millones menos que en 2008 y entre 2004 y 2003 descendió US$100 millones.

Esto indica que los inversionistas esperan señales claras y estables sobre las reglas de juego, antes de acelerar las inversiones durante los años electorales, lo cual impacta negativamente la actividad económica y evidencia una estructural carencia de institucionalidad.

Paralelamente en esos años se incrementa el gasto público.

En 1968, este representó el 13% del PIB en contraste con el promedio de 11% de los años antes de elecciones.

En 1984 fue de 20%, mientras que el promedio de los años anteriores fue de 18%.

En 2004, el incremento de la porción del gasto público dentro del PIB fue de $122.7 millones, que se compara desfavorablemente con una disminución de $12.3 millones en 2003.

En 2009, el incremento fue de $75 millones, casi que duplicando el del 2008 ($47 millones).

El incremento del gasto público tiene efectos negativos en la actividad económica, que se ve reflejado en la disminución del crecimiento del PIB. Evidentemente, una de las tareas más importantes que tenemos como sociedad es promover la institucionalidad, de manera tal que el ritmo de las inversiones no se vea afectado durante los años electorales, igualmente, mantener la responsabilidad sobre el gasto público independientemente de que sean años de elecciones.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código