VALOR RAZONABLE

VALOR RAZONABLE: ¿Nuestro momento Minsky?

OPINIÓN

Todavía medio aturdido por el triste espectáculo que fue el supuesto debate presidencial organizado por la Universidad de Panamá, debo manifestar que la preocupación por la evidente desaceleración de nuestra economía no marca muy alto en la lista de prioridades de los principales candidatos presidenciales. Francamente no envidio a ninguno de estos distinguidos señores quienes, como panameños nobles, sólo pretenden lo mejor para sus conciudadanos, porque lo que se avecina no será sencillo. Con esto dicho, los desafíos que hoy centran sus preocupaciones como la canasta básica o la seguridad ciudadana pueden pasar a segundos o terceros planos si llegamos a enfrentar un momento Minsky.

Hayman Minsky, economista que nunca gozó de mucho respeto porque sus teorías no estaban apoyadas por modelos científicos aritméticos que validaran sus pensamientos, ha estado muy de moda recientemente, principalmente porque algunos de sus pensamientos fueron validados durante la reciente crisis de préstamos inmobiliarios de los años 2007 a 2009. Entre otras ideas, el Sr. Minsky sustenta que las crisis financieras suelen ocurrir por una marcada irresponsabilidad en el manejo de flujos excesivos de dinero en tiempos de bonanza extrema. Esta bonanza usualmente lleva a inversiones especulativas en sectores como la construcción, infraestructura y abuso de préstamos al sector consumo (¿suena familiar?). Posterior a esta irracionalidad, los bancos suelen ajustar políticas crediticias, suben las primas de riesgo y terminamos en una contracción que lleva a una crisis. Ese momento en el que una crisis propia de los ciclos económicos se inicia se ha venido a conocer como un momento Minsky.

No creo que estamos cerca de vivir ese momento, pero sí existen elementos que el próximo presidente de Panamá tendrá que sortear: un aumento de tasas de intereses que haga menos atractiva la deuda soberana y que a la vez complique las finanzas de la familia panameña puede ciertamente empujar canasta básica, inseguridad o desempleo a una espiral descontrolada. Evitar ese momento Minsky empieza por una exigente disciplina fiscal, donde no se pueda pasar del límite que plantea la ley y por un manejo más que responsable de subsidios y regalos. Seguir pregonando a los cuatro vientos que está bien endeudarse porque el producto interno bruto sigue creciendo y porque esa es la norma internacional es no sólo imprudente, pero atenta contra la estabilidad social de un país entero.

Entrando en la recta final electoral, es imperativo exigirle al próximo presidente de la República que se comprometa a entender que la economía se trata de ciclos y que por múltiples factores, el ciclo de crecimiento está entrando en tiempos de ajustes.

Un país pequeño y noble como el nuestro no merece tensión social ni mucho menos más resentimientos socio económicos. Panamá es Pa lante, poniendo al pueblo primero con mucha fuerza producto de la innovación. Cuidémoslo.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código