VALOR RAZONABLE

VALOR RAZONABLE: El regreso de los ETF de alimentos

OPINIÓN. El panorama de la renta variable se caracteriza por lo siguiente: El mercado norteamericano sigue alcanzando máximos históricos, el Dow Jones superó por primera vez la barrera de los 17,000 puntos, con lo cual la expectativa de rentabilidad esperada se reduce considerablemente y aumenta el riesgo de una potencial corrección.

En los mercados emergentes, la situación aunque ligeramente mejor que en 2013 no alcanza los niveles de años anteriores. La desaceleración de la demanda de China y su efecto sobre el crecimiento económico, así como el aumento en las tasas de interés local, han incidido para que los inversionistas no apuesten a un fuerte repunte en dichos mercados.

Además, el incremento en las tensiones geopolíticas (crisis en Ucrania y Medio Oriente) aunado a una mayor probabilidad de aumento en los tipos de interés, hacen que la aversión al riesgo sea mayor, con lo cual la expectativa de castigo a estos activos se incrementa.

De cara a esta situación, los gestores tratan de crear valor a las carteras recomendando la incorporación de activos con buen potencial y cuyo impacto de los riesgos visibles sobre estos sea menor. Ejemplo de este tipo de activos son las acciones del sector de alimentos, a través de los Exchange Traded Fund (ETF) que invierten tanto en empresas del sector como directamente en productos agrícolas. Entre los fundamentos de esta recomendación están:

a) Demanda completamente inelástica: Los alimentos son bienes que poseen una demanda inelástica. El índice de precios de los alimentos de la FAO se ha incrementado a una tasa anual promedio de 6.4% con tendencia a mantenerse, sin que exista merma alguna en la demanda.

b) Desbalance entre la demanda y oferta: El incremento poblacional, el aumento de la urbanización a nivel mundial, cambios en los patrones alimenticios, el incremento de la clase media en los mercados emergentes, el uso de algunos productos agrícolas para fines energéticos, así como severas condiciones climáticas, han provocado que exista un mayor incremento en la demanda que en la oferta de alimentos mundial.

c) Inmune a los riesgos: La reaparición de riesgos geopolíticos presionan hacia la alza el precio de los alimentos y se estima que un potencial incremento en las tasas de interés no afectará sustancialmente el precio de los alimentos.

d) Interés de inversionistas por ETF de alimentos: El 2014 marca el regreso del interés de inversionistas por estos instrumentos. El DBA, uno de los ETF de alimentos más populares que invierte en futuros de productos agrícolas ha registrado un rendimiento de 13.2% luego de años de estar en terreno negativo y cuya cotización está aún por debajo del valor neto de los activos por acción (NAV) de este fondo.

Más allá del sustento de una inversión en estos activos, los fundamentos nos indican que el precio de los alimentos no disminuirá. Entonces, nos surge la duda: ¿cómo se ajusta un control de precio temporal a ciertos productos de la canasta básica alimenticia ante la situación mundial de los precios de los alimentos?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código