JÓVENES DE ÉXITO

Por un barrio más verde

Temas:

De izquierda a derecha: Tuñón, Ho, Carranza, Giannareas, De Obaldía, Vives, Amarís, Luck, Bertello, Jiménez, Ferro, Monserrate, Tribaldos y Valdés. De izquierda a derecha: Tuñón, Ho, Carranza, Giannareas, De Obaldía, Vives, Amarís, Luck, Bertello, Jiménez, Ferro, Monserrate, Tribaldos y Valdés.

De izquierda a derecha: Tuñón, Ho, Carranza, Giannareas, De Obaldía, Vives, Amarís, Luck, Bertello, Jiménez, Ferro, Monserrate, Tribaldos y Valdés. Foto por: Jasmín Saldaña

Por un barrio más verde Por un barrio más verde

Por un barrio más verde

Por un barrio más verde Por un barrio más verde

Por un barrio más verde

En Panamá, cada ciudadano produce 1.5 kilos de basura al día. De esa cantidad de desechos, el 70% es reciclable, pero por falta de infraestructura y conocimientos, apenas se recicla el 2%. Y es que el reciclaje es un tema que cada vez agarra más auge en Panamá, pero lastimosamente no existe una legislación que lo ampare ni un modelo a practicar en las escuelas para enseñarles a los niños y jóvenes la forma correcta de manipular los diferentes materiales.

Por dicha, esto ha pasado de ser un tema de conversación y preocupación al hecho real gracias al esfuerzo y aporte de los miembros de Costa Recicla.

LA MISIÓN CON VISIÓN 

Costa Recicla es una organización sin fines de lucro que está conformada por Lucía Bertello, Nicole Tribaldos, Susana Amarís, Gabriel Vives, Beatriz Jiménez, Lynn Carranza, José Tuñón, Iván Rodríguez, Lorenzo Valdés, Rafael Billy Luck, Arturo de Obaldía, Diego Ferro, Nelson Monserrate, Bertha Giannareas y Alexandra Mendoza.

Luck, el fundador de Costa Recicla, comenta que la idea nació hace cuatro años, después de asistir al Festival Abierto con sus amigos. Le entraron las ganas de organizar un festival que tuviera un propósito benéfico enfocado en el tema ambiental. Convocó a sus amigos y enseguida pensaron que uno de los mayores problemas palpables en la ciudad es la falta de información y conocimiento sobre el reciclaje.

Después de pensar en el nombre, en la misión y visión del grupo, cuando ya habían “madurado la idea”, se acercaron a la administración de Costa del Este. Les gustó la idea, pero en vez de esperar que les construyeran un espacio para adaptarlo al reciclaje, comenzaron enseguida con una carpa y unos tanques.

“Tomamos la decisión de conquistar invirtiendo y colonizando el lugar”, dice Valdés, que se encarga de la operación del centro.

Los tanques los pintaron y los decoraron y aunque no le contaron a nadie de sus planes, poco a poco se fue regando la voz hasta que la gente comenzó a dejar sus envases en la carpa.

“Nos asombrábamos cuando no había sido ninguno de nosotros”, recuerda Ferro.

LA INDUSTRIA 

“En Panamá no existe una industria per se de reciclaje, solo hay una compañía que recicla papel, Papel Istmeño, todo lo demás se tiene que reciclar en otros países para ser procesado”, comenta Vives.

Actualmente, la fundación recauda todos los materiales y los pone a disposición de compañías que exportan chatarra y plástico a Asia y Ecuador, y vidrio a Costa Rica. Uno de los objetivos de Costa Recicla, en un futuro próximo, es abrir un centro de reciclaje. Desde que comenzaron a operar, han dejado claro que aceptan todos los materiales que se utilizan en una casa.

“No existe la cultura del reciclaje ni el manejo estructurado, tampoco se ha considerado el manejo de los desechos como lo hacen en otros países”, advierte.

Luck dice que con la falta de multas y regulación, sale más fácil tirar todo a la basura, pero “terminamos con un cerro lleno de basura que sería el problema de una futura generación”, puntualiza.

Por eso es necesario apoyarse de las empresas privadas, el Gobierno y los ciudadanos.

“Cambiar una cultura no es fácil, es desgastante, pero cada panameño debe poner de su parte, porque no es un problema del Gobierno, sino de todos”, comenta Ferro.

El reciclaje, además de ser beneficioso para el ambiente, puede aportarle ingresos al Estado, mejorar la industria, crear empleo, cultura y mejorar la salud.

Vives y Valdés forman parte de la Cámara de Reciclaje que se formó debido al interés del Municipio de Panamá. Llevan cinco reuniones en lo que va del año.

“Llegamos a la conclusión de que hay que solicitar una legislación, debe ser un tema que se incluya en las escuelas y una regulación de la industria”, dice Vives. Esperan llegar a tener un contacto con el gobierno actual y poder conversar con la autoridad competente de aseo.

El Municipio de Panamá también les apoya con la logística, los camiones para transportar los materiales y el personal cuando es necesario, aunque también tiene su programa de Basura Cero.

LA CULTURA

En 2014 la fundación recogió 25 toneladas de materiales reciclables; en 2015 fueron 120 toneladas y este año están recaudando 15 toneladas mensuales.

Muchas empresas han mostrado interés en el reciclaje para incorporarlo como parte de su programa de responsabilidad social empresarial. Pero no saben cómo comenzar por falta de un modelo que sirva de guía.

“Hay un problema de educación, porque nunca nos enseñaron cómo reciclar, no es parte de nuestra cultura”, comenta Tuñón.

Como iniciativa de la fundación, han establecido alianzas con la empresa Sealand y el Colegio de Panamá. Recolectarán datos y promoverán el reciclaje en la oficina, mientras en la escuela darán una educación integral sobre qué reciclar, cómo manipularlo y dónde llevarlo. Costa Recicla también ha hecho alianzas con la Fundación Remar y Fundacáncer.

En gran parte, debido a la viralización de aquellos usuarios que siguen las cuentas de Costa Recicla, muchos han aprendido cómo limpiar los envases, ya sea de vidrio, plástico o lata antes de ubicarlos en un punto limpio. Los chicos de la fundación recalcan que en su centro de acopio no hay roedores ni insectos.

COSTA FEST

Los miembros de Costa Recicla reconocen que el proyecto que traen entre manos aún no es autosuficiente y muchas veces les toca recurrir a sus propios bolsillos para cubrir los gastos de operación. Para financiar la idea, surgió “Costa Fest: cultura, arte y reciclaje” en mayo del año pasado. Asistieron más de 4 mil personas y recogieron fondos para mantenerse a flote el resto del año.

Este año vuelven a repetir la hazaña el 9 de abril, con más de 200 voluntarios.

“Utilizamos la cultura y el arte como medio de acción para llevar el mensaje de reciclaje”, comenta Bertello, la directora ejecutiva de Costa Fest. El evento, que es gratuito y petfriendly, contará con música de bandas en vivo; foodtrucks como What da fork y Pig Backside; Porco Fino y BT Carnes también estarán participando, entre otros; mercadito y manualidades hechos con materiales reciclables; salta salta para los más pequeños; exhibición de carros híbridos y eléctricos de BMW; recogida de periódicos por parte de La Prensa y ocho puntos limpios para reciclar.

Será este domingo, frente de la fuente de Pancho Motta, detrás del Súper 99, en Costa del Este, desde las 10:00 a.m.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código