JÓVENES DE ÉXITO

Una bitácora para los edificios

Temas:

Una bitácora para los edificios Una bitácora para los edificios
Una bitácora para los edificios Joniel Omaña

La parte más engorrosa de cuando uno invierte en una vivienda es la larga espera desde que uno se decide por un proyecto hasta que finalmente se entrega el bien.

Es conocimiento de todos que la obra se retrasa por lo menos seis meses después de la fecha de entrega pactada, ya sea por los permisos, por la construcción, porque falta un tornillo en la puerta... Las razones sobran.

Así como los futuros propietarios esperan que les entreguen las llaves de su vivienda, los arquitectos, ingenieros y contratistas apuran a los trabajadores para que finalicen con el mínimo de contratiempos. La idea es evitar el alza de costos y que el presupuesto de contingencia en salarios y seguros se dispare.

Ángel Dávila es uno de esos profesionales que empujan los proyectos. Trabaja con Multivista, una franquicia canadiense que provee de soluciones tecnológicas y de documentación visual a través de fotografías, videos y cámaras web para la industria de la construcción.

“Multivista ofrece la posibilidad de ver el cambio a medida que transcurre el tiempo en la obra, para tener un registro de cada ciclo de vida del proyecto”, comenta Dávila.

Lo que comenzó como una idea disparata entre él y su socio Ramón Colina se convirtió en realidad después de un año de negociación con la empresa multinacional.

Dávila trabajaba en la banca, en el departamento que aprueba el financiamiento de megaobras alrededor de la ciudad y desde el inicio había mostrado interés por los procesos técnicos y de inspección de cada obra.

“Me gustaba ver cómo se finalizaba la obra y su duración, por qué se retrasaban, por qué había tantos reclamos después o demandas, las quejas de los clientes”, dice Dávila mientras agrega que su socio está involucrado con la construcción.

Investigaron durante meses y no encontraban una empresa en Panamá que tuviera un control de calidad y de inspección completa que cumpliera con los parámetros estadounidenses.

Si estaban seguros de algo era de que no querían irse a Estados Unidos a tomar un curso y regresar con un diploma de inspección porque no contaría con el respaldo y el control de calidad de una empresa multinacional, y entonces encontraron Multivista.

“Es una bitácora visual completa del proceso constructivo”, así lo define Dávila.

ACEPTACIÓN LOCAL

A diferencia de Canadá, Estados Unidos e Inglaterra, los obreros en Panamá son reacios a incorporar la tecnología en el campo porque creen que puede ir en contra de ellos.

Cuando comenzaron a vender la idea de incorporar Multivista al presupuesto de un proyecto, Dávila recuerda que la mayoría de los contratistas decían que ya tomaban fotos pero que no tenían cómo organizarlas.

“El 50% me dice que ya toman fotos y no quieren hacerlo más y me meten en el presupuesto. El 50% restante me dice que ya toman fotos y no me necesitan. Pero me dan a entender que saben el valor de mi producto pero no de mi tecnología”, comenta Dávila.

“Te aseguro la toma de fotos y la ubicación de cada foto en el plano. Así, si es una torre de 45 pisos, tengo 45 planos y en cada piso hay puntos con fotos. Si haces clic en un puntito, puedes ver el progreso mensual desde ese mismo punto de vista”, agrega.

A diferencia de los planos actuales que tienen un margen de error por tener un factor humano de por medio, las fotos y el programa que avala Dávila eliminan 90% de los imprevistos.

Multivista en Panamá está catalogado dentro del segmento de construcción y en la Cámara Panameña de Construcción, es una empresa administrativa. También tienen sus seguros, permisos y autorizaciones pertinentes.

Algunos proyectos en los que están involucrados son The Towers en Calle 50, de Ingeniería RM. “Son tres torres, dos de apartamentos y uno de oficina”, describe Dávila.

Además, están contratados para el proyecto La Caleta del mismo grupo en Coco del Mar; con Mar Azul, en el proyecto Casablanca, y con otro grupo residencial para la edificación de The Vintage. Ambos están en Santa María.

También serán empleados por Verde Azul y el proyecto de Villa Marina, en Playa Venao.

Semanalmente retrata alrededor de mil 500 fotos en los diferentes proyectos. Por el momento solo son dos fotógrafos, pero antes que acabe el año, Dávila considera que con la carga de trabajo será necesario contratar cuatro fotógrafos más.

LA DIFERENCIA 

“El mercado panameño no le da tanta importancia al control de calidad que también ayuda a solucionar conflictos”, dice Dávila.

Con la evidencia fotográfica, los contratistas, los arquitectos o el dueño de la obra puede presionar a los obreros, a la compañía de aire acondicionado o a los plomeros, por ejemplo.

Dávila explica que desde que trajo Multivista a Panamá han desarrollado tres características en la aplicación: el Task Manager, que lanzarán de manera gratuita el 9 de febrero, donde los contratistas o arquitectos pueden hacer anotaciones de los problemas de calidad o de garantía que hacen falta.

“Lo podrás guardar y poner nombre y apellido de la persona o empresa responsable, fecha de cumpleaños y ubicación en el plano”, describe él.

Cuando terminan de revisar los diferentes pisos, podrá enviar un reporte a las personas pertinentes y ellos sabrán a dónde dirigirse. Es un manejo más eficiente del tiempo de todos.

El 9 de marzo lanzarán un sistema de drones y vistas cenitales de los proyectos.

En diciembre presentarán una herramienta de realidad virtual aumentada que se realizó a través de un teléfono inteligente que se desarrolló en Palo Alto, San Francisco, específicamente para Multivista. Aquella cámara toma fotos 360° similar al ‘street view’ de Google Maps.

“La idea no es tomar las fotos cuando está terminado, sino cuando estén las paredes peladas para que puedas ver las tuberías y las válvulas”, dice Dávila.

Así, capturan fotos de todo aquello que hoy se ve y mañana no: piso, paredes, techo, columnas que quedará escondido con bloques, gypsum, cemento y cielo raso.

El otro año ya está pensando que se volverán más técnicos para incorporar medidas exactas y así convertirse en un elemento técnico, además de referencial.

Actualmente cotizan según el proyecto por metro cuadrado de construcción. El precio varía dependiendo de la complejidad de la obra, su ubicación, los servicios que quiera escoger y el volumen del proyecto. Va desde 50 centavos el metro cuadrado hasta $2.50.

Para finales de 2017 quiere abrir un departamento de ventas y cerrar el año con seis fotógrafos y una oficina más grande. Como Dávila lo ve, “si inviertes 10% de ese ahorro de contingencia con nosotros, te ahorras el 90% restante”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código