VENTANA FISCAL

La caja de Pandora

La caja de Pandora La caja de Pandora
La caja de Pandora

Osvaldo Lau C.

OPINIÓN

Según la mitología griega, Pandora fue una mujer que abrió un recipiente o ánfora que contenía los males y desgracias que aquejaban a la humanidad.

Hoy, cuando decimos que se abrió la caja de Pandora, nos referimos al destape de los actos de corrupción, a los enriquecimientos ilícitos y a los pobres ricos hacedores de fortunas mal habidas.

Lo más triste es que los corruptos no trabajan solos, pues tienen a su lado a testaferros (sus socios-cómplices), muchas veces familiares arrastrados por la codicia.

En la escuela del crimen están graduados con honores quienes han hecho el camino impunemente.

Este artículo, que inicialmente titulé“la ruta del dinero bajo la lupa fiscal”, tiende a definir las consecuencias que trae consigo la corrupción en los negocios.

La práctica de disolver las sociedades que participaron en el gobierno anterior en negocios no transparentes, que se definen también como actos de corrupción, con el supuesto fin de evadir las responsabilidades tributarias sobre sus negocios, no cierra la puerta para que los responsables paguen lo que en materia tributaria corresponda.

En primer lugar está el impuesto sobre la renta (ISR) producto de las utilidades netas (renta gravable) obtenidas en su momento por las sociedades que se constituyeron exclusivamente para participar en la fiesta de los negocios a costa del Estado.

Unas siguen vigentes y otras muchas se disolvieron bajo la premisa de que así se eliminan las responsabilidades fiscales. Falso.

En esa fiesta participaron algunos hoy exfuncionarios, aspirantes a políticos y ciertos “empresarios” del círculo cero y algo más allá.

Luego está el impuesto de dividendos, de acuerdo con las disposiciones contenidas en el artículo 733 del Código Fiscal, y que obliga a las personas jurídicas a retener el impuesto de dividendos o, por lo menos, a pagar el impuesto complementario de que trata su literal g). Percibo que, en los casos de las sociedades de los ex y demás del círculo cero, los “empresarios” retiraron las utilidades para poder dejar en el abandono financiero a tales sociedades.

Ante esta situación, bien cabe recordar la norma que grava los retiros de los accionistas, aunque no se haya declarado la distribución de utilidades. Además, el artículo 106 del Decreto Ejecutivo 170 de 1993 extiende la responsabilidad solidaria a los accionistas cuando la sociedad no ha hecho la retención del impuesto de dividendos.

En adición, por ser sociedades que efectuaron actos de comercio según define el Código de Comercio, están sujetas al impuesto Aviso de Operación al tenor del artículo 1004 del Código Fiscal. Ah… y no se olviden de los impuestos municipales.

En caso de que se pretenda evadir el ISR con el subterfugio de pagos a terceros, la empresa que deduce un gasto por un falso servicio cae en defraudación fiscal, independientemente de contar con una factura emitida según dispone la Ley 76 de 1976. Luego están los beneficiarios de tales desembolsos, quienes tendrán que afrontar todas las consecuencias tributarias. Cabe el ejemplo de una sociedad que, habiendo obtenido pingües ganancias por sus íntimas relaciones con los gobernantes de turno, es disuelta por voluntad de sus suscriptores o sus accionistas con la intención de evadir responsabilidades fiscales, bajo la suposición de que se sale así del radar de los impuestos que resultan de su actividad. Falso otra vez.

Quedan los rastros que salen de los cheques girados, el endoso, el depósito en la cuenta de los beneficiarios y los registros contables de quien hizo el desembolso, los registros del depositante del dinero recibido y el destino final de los fondos. Y por ahí se abre la Caja de Pandora.

CÁPSULA FISCAL. Señalo una vez más, porque está prohibido olvidar, que el artículo 752 del Código Fiscal establece el menú de casos de defraudación fiscal. Entre ellos está la simulación de actos jurídicos (o pérdidas) dirigidas a la omisión parcial o total de los impuestos y la declaración de deducciones falsas.

El mismo artículo también establece las sanciones económicas o penas de prisión correspondientes, que se extienden a los cómplices, padrinos y encubridores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código