demanda salarial

A 68 cláusulas de lograr un acuerdo

El talón de Aquiles de las negociaciones es el tema salarial y el incremento en las bonificaciones.

Unas 68 cláusulas separan a la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) y al Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) de acordar la nueva convención colectiva que regirá el sector hasta 2017.

Empresarios y trabajadores retomaron ayer las negociaciones, luego de que el Suntracs rompiera las conversaciones el 22 de enero pasado, porque la Capac no aceptaba todas sus solicitudes.

Las conversaciones para firmar la nueva convención empezaron hace tres meses y en ese período se aprobaron 83 puntos, de los 151 que contiene el documento.

Entre los acuerdos aprobados está el relacionado con la seguridad laboral en los proyectos.

Enrique Asensio, presidente de la Capac, se declaró optimista ante un posible acuerdo con los trabajadores, ahora que se reanudaron las conversaciones, aunque sostuvo que será complicado, porque no solo están negociando con un sindicato, sino con un partido político.

El talón de Aquiles de las negociaciones es el tema salarial y el incremento solicitado en bonificaciones y prestaciones que reciben los trabajadores.

En su propuesta, el Suntracs pide un incremento de 300% en las prestaciones que recibe un trabajador sobre el salario que ya devenga. De acuerdo con la Capac, sus 400 agremiados pagan 500 millones de dólares anuales en salarios a cerca de 162 mil trabajadores.

Asensio reconoce que debe darse un aumento, pero advierte que la industria dejaría de ser rentable si se acepta el 100% de las peticiones de los trabajadores.

Como ejemplo, señaló la solicitud del Suntracs para que las compañías paguen 20 dólares a los trabajadores que laboran después de las 6:30 de la tarde como costo de transporte.

Esta petición representa un incremento de 500%, ya que actualmente se pagan 3.25 dólares para traslado, además de cubrir el costo de la merienda.

Adicionalmente, los trabajadores piden reducir la jornada laboral a 40 horas semanales, pero manteniendo el salario que reciben por 45 horas laboradas.

Esto, según los cálculos de la Capac, representaría un desembolso de 160 millones de dólares a la industria.

Igualmente, el sindicato reclama a las empresas que reconozcan a sus familiares ocho meses de subsidio a un costo de 6 mil 400 dólares, en caso de que un trabajador fallezca por cualquier causa.

La propuesta salarial contiene incrementos que van de 50% en el primer año, al 200% en el cuarto año de la convención. Sumados todos los incrementos que exige el Suntracs en las prestaciones que no están incluidas en el salario, el sector de la construcción tendría que desembolsar más de 525 millones de dólares al año.

Saúl Méndez, secretario general del Suntracs, indicó que la junta directiva del sindicato aprobó otorgar hasta un máximo de tres semanas para alcanzar un acuerdo.

“Si en este tiempo no logramos un acuerdo directo con la Capac, entonces llevaremos nuestras justas peticiones al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral”, dijo el dirigente.

Si no se logra un acuerdo a través de los mecanismos que establece el Código de Trabajo, los trabajadores anunciaron que retomarán las medidas de presión, incluso una paralización de labores.

En los últimos días trabajadores afiliados al Suntracs han realizado cierres de calles en distintos puntos del país como medida de presión para exigir un incremento salarial.

El dirigente señaló que a la fecha los empresarios no han presentado una propuesta económica, lo que ha impedido que se negocie el incremento salarial.

“La industria de la construcción tiene inversiones por el orden de los 15 mil millones de dólares y los empresarios ganan millones de dólares al año junto a los bancos y aseguradoras, así que estamos en nuestro derecho de pedir un salario decente que esté cónsono con el costo de la vida”, agrego.

Temen fuga de capital por incremento salarial

Preocupados. Así están los empresarios vinculados al sector de la construcción debido a los incrementos salariales que exigen los trabajadores para firmar la convención colectiva que regiría hasta 2017.

Elisa Suárez, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda), señaló que de acogerse las peticiones del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), podría darse una fuga de capitales hacia otros sectores de la economía.

Entre 2012 y 2013, se invirtieron más de mil 400 millones de dólares solo en el sector residencial, lo que representó la construcción de 15 mil 300 viviendas.

Además de los trámites burocráticos, cerca de 18, las empresas se enfrentan al incremento de los materiales y salarios, lo que aumenta el riesgo de no poder construir proyectos donde existe la mayor demanda, que es el rango de viviendas de hasta 120 mil dólares, explicó.

“Nos preocupa que las expectativas salariales del Suntracs son altas, que de darse un incremento fuera de lo normal, tendremos que emigrar a otro negocio”, indicó.

Se estima que el déficit habitacional supera las 137 mil unidades, donde el 82% de las personas no puede costear una vivienda con precios superiores a los 100 mil dólares.

ALEX E. HERNÁNDEZ

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código