JÓVENES DE ÉXITO

La clave es el acceso a las oportunidades

LA PRENSA/Maydée Romero Sprang LA PRENSA/Maydée Romero Sprang
LA PRENSA/Maydée Romero Sprang

Hugo Wood denota educación. Cuando habla, es evidente que se ha estudiado apasionadamente los temas que promueve. Por tener esta oportunidad, que no muchos disfrutan, siente una responsabilidad de salir y cambiar el mundo.

A tus 22 años has logrado bastante. ¿Qué te motiva para emprender?

Tengo un deseo de contribuir y aportar debido a las oportunidades que he tenido en mi vida. Mi interés es compartir esas oportunidades con aquellos que no las tienen. Por ejemplo, yo tuve el privilegio de poder debatir en la escuela, lo cual fue una excelente experiencia. En Panamá, el debate se centra mucho en las escuelas privadas. Por eso nace ´Jóvenes Unidos por el Diálogo´. Desde el día uno la meta era crear clubes de debate en escuelas públicas y proveer espacios donde los jóvenes puedan compartir sus conocimientos que les permitan acceder a mayores oportunidades.

¿Por qué el debate?

El debate te exige como persona prepararte y defender posiciones que a veces son contrarias a lo que piensas. Ese hecho hace que una persona se cuestione y profundice el conocimiento que tiene.

Cuando el joven amplía su mente, se da cuenta que las armas del cambio no son la violencia en las calles o el grito, sino la palabra fundamentada.

¿Y, Apede Joven?

Apede Joven nació bajo la presidencia de Rubén Castillo, quien era presidente de Apede en ese momento. Lo que buscamos es promover la participación de jóvenes en el diálogo nacional.

¿Cuál sientes que es el rol de un joven hoy en día?

Educarse. La educación es la base de todo. Al uno educarse se da cuenta de las oportunidades que da el mundo y las carencias que viven muchas personas. El joven, al educarse, puede participar por medios escritos o con su palabra para cambiar la realidad.

Por esto es interesante ver fenómenos como la primavera árabe o las protestas en Chile, donde luchan por la universalidad de la educación como un derecho fundamental.

Es irresponsable participar sin tener algo que decir, pero igual de irresponsable es educarse sin tener la intención de participar.

¿Por qué limitamos nuestra participación?

Como sociedad en general no hemos creado esa conciencia donde condenemos rotundamente el clientelismo político o que se utilicen fondos públicos para proselitismo político.

Esto pasa porque no tenemos una identidad clara como panameños. Hubo identidad cuando estábamos en la época de la dictadura y teníamos una lucha por la democracia. También hubo identidad por la soberanía del territorio nacional.

Posterior al 2000 comenzó el desmejoramiento de la identidad nacional y los jóvenes no tienen una causa que los inspire, salvo la ´Marea Roja´.

A veces somos tan cómodos que si no tocan nuestro interés personal, no reaccionamos. Además, nuestra felicidad es pírrica, esporádica, dura cuatro días de carnaval, los días feriados... Esperamos ansiosamente esos momentos, pero el resto del tiempo, ¿qué hacemos?

No existe una felicidad diaria de construir patria. La formula aquí es educarnos para construir en base a lo que podríamos ser y por lo tanto, exigir más de lo que tenemos.

¿Cómo sacudimos el sistema educativo?

Panamá debe establecer un diálogo nacional a favor de la educación, pero con un interés de que verdaderamente salga algo de ese diálogo.

Estudiando el tema educativo aprendí que nuestro concepto moderno de escuela nace bajo el modelo imperial británico del siglo XVIII. Ese concepto lo que produce es un conocimiento mínimo para vivir en base a los intereses que existen por encima.

El problema en Panamá es que se trata como políticamente incorrecto querer desburocratizar y descentralizar el aparato gubernamental de educación.

Una sociedad educada exigiría una apertura del sistema educativo para que entren nuevas ideas y que el Ministerio de Educación coopere con entes privados y se formen asociaciones público-privadas.

Pero esto hay que exigirlo. El gran reto de los jóvenes que buscan gestionar cambios es salir de su zona de comodidad y exigirse a sí mismos más de lo que tienen. La zona de comodidad está de un lado y las experiencias maravillosas de la vida están en el otro. Por esto hay que estudiar y actuar.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código