JÓVENES DE ÉXITO

El debate entre la pasión y el dinero

Un miedo que detiene a muchos emprendedores es el temor a la ruina económica, pero muchas veces este es un temor sin fundamentos.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202jA922x.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202jA922x.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202jA922x.jpg

Todo emprendedor tiene un temor interno e innegable: el miedo severo a quedar en la quiebra. En este sentido, el dinero es el principal límite que impide la persecución de una pasión.

Los números reflejan esta realidad a nivel mundial. Una encuesta de la Comisión Europea, encargada a TNS Custom Research, reveló en 2012 que alrededor de 51% de los estadounidenses desearía convertirse en su propio jefe, mientras que un 44% indicó que sería posible para ellos emprender una nueva empresa dentro de los próximos cinco años.

A pesar de esta alta cantidad de personas que les gustaría comenzar un proyecto por sí mismos y que consideran que es posible hacerlo dentro de un plazo corto de tiempo, cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos indican que apenas un 6% de la población de este país trabaja para sí misma. ¿Por qué esta diferencia?

El profesor de Case Western Reserve University, Scott Shane, revela las razones en una nota para la revista en línea Entrepreneur. Según esta misma encuesta, el principal motivo por el cual las personas optan por no emprender es un temor a quedar en bancarrota o sin fondos. Un 38% compartió esta opinión. Seguido, está el 37% que teme quedar sin un ingreso regular.

Muy por debajo de estas cifras están el 15% que afirmó no contar con los fondos para tomar el salto y el 8% que consideró que no tenían las habilidades necesarias.

Todo esto significa que para muchas personas, la idea de quedarse sin dinero o sin un ingreso fijo basta para hacerlos reconsiderar sus planes de desarrollar sus propios proyectos.

Esta no es una posición inválida. Hay quienes tienen una importante cantidad de responsabilidades, ya sea por familia o temas financieros, y no pueden permitirse el lujo de comenzar desde cero.

Pero, para el emprendedor joven que aún no ha sentado cabeza, el peso imaginario de este temor es mucho mayor de lo que debería ser en realidad, paralizando proyectos que bien podrían tener éxito.

Pero, ¿cómo vencer el temor a quedar en la ruina financiera? Lo primero es evaluar el peor escenario posible. Para muchos jóvenes con familias detrás de ellos, emprender un proyecto de un año o dos no es suficiente para llevarlos a la penuria económica y les puede otorgar una independencia financiera a una temprana edad.

Por el otro lado, hay jóvenes que no cuentan con el apoyo inmediato de una familia detrás de ellos, lo cual dificulta la cuestión. En este caso, vale la pena preguntarse, ¿cuál es el propósito de mi vida?

El autor y filósofo Alan Watts, reconocido por su ejercicio de sintetizar las culturas orientales y occidentales, propone el siguiente ejercicio.

“Hazte la pregunta: ¿Qué te gustaría hacer si el dinero no fuera un problema? ¿Cómo disfrutarías verdaderamente pasar tu vida?”.

El emprendedor debe hacerse esta pregunta de forma repetida y constante.

Watts recomienda que cuando se tenga una respuesta en firme, que se busque una forma de desarrollarla de forma empresarial (ver Pasos básicos para emprender en la edición de 3 de enero de 2013).

Contra el temor de quedar sin dinero, Watts responde: “Si piensas que conseguir el dinero es lo más importante, pasarás el resto de tu vida gastando tu tiempo. Harás cosas que no te gusta hacer para seguir viviendo, es decir, para seguir haciendo cosas que no te gusta hacer. Mejor tener una vida corta llena de lo que te gusta, que una vida larga gastada de forma miserable”.

Además, Watts agrega que: “Si estás haciendo algo que realmente te gusta, no importa lo que sea, eventualmente te convertirás en un experto en eso y podrás cobrar una buena suma por lo que sea que hagas. Por todo esto, es muy importante considerar esta pregunta: ¿Qué es lo que deseo yo?”.

El fracaso económico no es algo para ser tomado a la ligera, pero no es una tragedia completa. La autora popular de los libros de Harry Potter, J.K. Rowling explica: “Nunca conocerás a tu propio ser o el carácter de tus relaciones hasta que ambos hayan sido probados por la adversidad. Tal conocimiento, por todo el dolor con el que es conseguido, ha tenido un mayor valor que cualquier otro reconocimiento que yo jamás haya recibido”.

Para concluir, Watts recuerda que en todo momento del largo viaje de emprender, inclusive en los tiempos más difíciles, siempre hay una forma de ver las cosas de manera distinta.

“Este es el verdadero secreto de la vida: estar completamente entregado a lo que estás haciendo en el aquí y el ahora, y en vez de llamarlo trabajo, darte cuenta que estás jugando”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código