Entrevista a Guillermo Dema Rey, especialista de la oit

El drama de los jóvenes que están desempleados

Particularmente, el segmento de la población entre 15 y 24 años de edad tiene, por lo menos, el doble de las posibilidades que los adultos de estar sin empleo.

Temas:

Desempleo. Desempleo.
Desempleo.

En el segmento más joven del mercado laboral panameño se encuentra la franja de los mileniales y los centeniales. Dos generaciones de jóvenes con edades entre 15 y 34 años que viven con la etiqueta -justificada o no- de formar una tropa de gente libre y menos comprometida con el trabajo que sus antecesores.

En su mayoría estos jóvenes tienen más años de estudios, pero menos experiencia. Frecuentemente, el mercado laboral les ofrece trabajos por debajo de su titulación, con contratos temporales y sueldos insuficientes, empujándolos al abismo del desempleo y la informalidad.

Tanto en Panamá como en América Latina, los jóvenes, particularmente el segmento de entre 15 y 24 años, tiene por lo menos el doble de las posibilidades que los adultos de estar sin empleo.

En el país, la creación de nuevas plazas de trabajo en los sectores público-privado, así como el impulso del empleo independiente entre marzo de 2017 y el mismo mes de 2018, no fue suficiente para destronar el crecimiento del desempleo juvenil.

“En estos momentos, en América Latina, 6 de cada 10 oportunidades laborales a las cuales pueden acceder los jóvenes, son en situación de informalidad. Ese es un tema muy preocupante”.

Guillermo Dema Rey. Especialista de la OIT.

De las 116 mil 321 personas que en marzo de este año estaban sin trabajo, al menos el 45.22% de esa población, o lo que es igual a 52 mil 610, era de jóvenes con edades entre 15 y 24 años, según datos de la Contraloría General de la República.

Expertos distinguen que la desocupación de los jóvenes tiende a ser superior debido a razones estructurales, ya que estos llegan sin ninguna experiencia al mercado laboral.

En una entrevista con este diario, el español Guillermo Dema Rey, especialista regional en empleo juvenil y migración laboral de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), explica que los jóvenes actualmente aspiran a tener un trabajo que no solo les dé de comer; también tiene que ser flexible y gustarle.

¿Cuál es el balance de la situación del desempleo juvenil en América Latina?

El año pasado, cerca del 19.5% de los jóvenes en el rango de edad de 15 a 24 años, estaba en situación de desempleo en la región. Ahora, por las estimaciones que estamos haciendo [en la OIT] y que posiblemente publicaremos en diciembre, ha bajado hasta el 18%, lo que significa que más de 10 millones de jóvenes en Latinoamérica están en situación de desempleo.

Además de las enormes cifras de desempleo hay también una gran cantidad de jóvenes que tienen empleo, pero en situaciones de informalidad. Estamos hablando de más de 30 millones de jóvenes en América Latina y el Caribe que están trabajando sin ningún contrato que los ampare, sin prestaciones de seguridad social, sin hacer aportes a ningún tipo de pensión, ni público ni privado. Están en una situación muy precaria en su presente laboral y además están hipotecando su futuro, porque no podrán contar con una pensión cuando lo requieran.

Otro tema preocupante es el de los jóvenes que no están estudiando ni trabajando. Estamos hablando de más de 20 millones de personas con edades entre 15 y 24 años en América Latina que no pueden hacer una cosa ni la otra. Utilizo el verbo ‘poder’ porque no tienen acceso, no tienen posibilidad. Hay una gran heterogeneidad de situaciones. La primera que nos debería hacer reflexionar es que el 70% de estos jóvenes que no están estudiando ni trabajando corresponde a mujeres jóvenes que no hacen ni una cosa ni la otra, porque tienen que realizar trabajo familiar no remunerado.

Guillermo Dema Rey fue parte de la delegación de la OIT que estuvo en Panamá durante la 19.ª Reunión Regional Americana. Expandir Imagen
Guillermo Dema Rey fue parte de la delegación de la OIT que estuvo en Panamá durante la 19.ª Reunión Regional Americana. Elisabel Marivit Fermín.

¿Cuáles son las habilidades que están buscando los empleadores en los jóvenes?

Las empresas están diciendo que si bien los jóvenes tienen mayores años de estudios y mayores titulaciones que las generaciones anteriores, les cuesta mucho encontrar personas con habilidades socioemocionales: capacidad de trabajar en equipo, capacidad de trabajar con poca supervisión, capacidad de resolver problemas. Personas con pensamientos críticos, que sean capaces de analizar situaciones y en función de ellos proponer soluciones.

Este es un detonante y un aviso para los sistemas de formación y aprendizaje, en los que quizás se ha hecho mucho por reforzar esas habilidades técnicas, pero se ha dejado de lado esas habilidades que en este momento son importantes.

¿Cómo es la empresa o el trabajo ideal que buscan los jóvenes hoy día?

Los jóvenes están buscando empresas que les permitan un crecimiento personal y profesional, donde puedan hacer carrera.

El salario sigue siendo muy importante, pero no está en la cima de las preferencia de los jóvenes. Están buscando horarios flexibles con el fin de compatibilizar su vida familiar y sus actividades de todo tipo con el trabajo.

Para las generaciones antecesoras, el trabajo era el centro de la vida, sin embargo, hoy los jóvenes dicen que el trabajo es muy importante, pero obviamente no es el centro de su vida.

Buscan trabajar en equipo, mayor cercanía con el centro de trabajo y que el tema presencial deje de tener tanta importancia.

¿Enfrentarse con todas estas exigencias resulta difícil para las empresas?

Las empresas no se la tienen difícil, yo creo que hay que reinventarse. El mundo está cambiando y las propias empresas están cambiando. Están surgiendo nuevos modelos de negocios que eran impensables hace algunos años. Todo el modelo empresarial se tiene que ir adecuando para conseguir la fuerza laboral que requiere. Si quiere ser competitivo y atraer los talentos que toda empresa busca atraer para sí mismo, debe tener una oferta adecuada a los planteamientos y las necesidades de esta nueva población joven.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta Panamá en materia de desempleo juvenil?

Panamá es uno de los países con la tasa de desempleo más baja de la región, lo cual es lógico porque es una de las economías con mayor crecimiento sostenido, y eso se refleja en este tipo de indicador. No obstante, Panamá tiene un problema serio de cubrir vacantes en diferentes puestos, especialmente en el área técnica.

Debe existir un mayor nexo entre el sector formativo, el gobierno y las empresas respecto a cómo responder a las necesidades del uno y del otro.

También es importante que la primera experiencia laboral de los jóvenes sea dentro de un entorno de formalidad y de trabajo decente.

Esa primera experiencia de trabajo formal es el impulso para un desarrollo profesional y personal a futuro.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código