PROTECCIÓN DE BIENES

La frágil cultura del seguro

En el país solo un cuarto de la población cuenta con una póliza de seguro vigente. Todavía falta mucha divulgación.
En el mercado se ofrecen toda clase de seguros y para todo tipo de bienes, pero la población lo desconoce. En el mercado se ofrecen toda clase de seguros y para todo tipo de bienes, pero la población lo desconoce.
En el mercado se ofrecen toda clase de seguros y para todo tipo de bienes, pero la población lo desconoce.

Las pólizas de seguro con las que estamos familiarizados en nuestro país son principalmente las que están en los sectores residencial, automotor y salud.

Solo un cuarto de la población panameña o un millón 140 mil 287 personas cuentan con un seguro, según las cifras oficiales hasta mayo.

Antes de la década de 1990, tener una póliza de seguros era considerado un lujo. Ahora es una necesidad.

¿La razón? Las entidades bancarias lo solicitan como requisito a la hora de que una persona aplique para un préstamo.

Para adquirir un inmueble, los bancos exigen un seguro de vida, que cubra como mínimo el precio total del patrimonio que adquiere.

Además, el objetivo de una póliza de seguros es proteger a su propietario de pérdidas sustanciales en el caso de que ocurra algún imprevisto.

FALTA CULTURA

A pesar de que tener una póliza de seguro para contar con una hipoteca y un carro nuevo es un requisito fundamental del banco, en Panamá todavía no se ha adquirido “la cultura del seguro”, según cuenta Carlos Berguido, director ejecutivo de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea).

Por esta razón, todavía no hay una gran cantidad de seguros innovadores. Sumado a esto, falta más información para la sociedad.

La mayoría de las personas que están en un sector socio económico medio-bajo solo adquiere el seguro que les exige el banco, de acuerdo con Berguido.

Otro factor es la situación económica de la mayoría de las familias panameñas. “Mientras más alto te vas en la escala de ingresos en la sociedad hay una conciencia mayor de los beneficios del seguro y una capacidad de pago para adquirirlos”, afirma.

El 90% de las pólizas de seguros en Panamá se contratan a través de los corredores de seguro.

Pero lo cierto es que hay muy pocos en Panamá. Existen 2 mil 487 corredores, para un mercado de casi 4 millones de personas.

POCA DIVULGACIÓN

La actividad aseguradora en el país ha estado presente desde comienzos del siglo pasado, cuando las empresas de seguros estadounidenses establecieron sus operaciones en el istmo.

Pero no fue hasta 1956 que se reglamentó la profesión de corredor de seguros mediante el decreto Ley No. 17. A partir de esa fecha se comenzaron a expedir las primeras licencias tanto de compañías de seguros en 1956 como de corredor de seguros, en 1957. En 1990 se creó la Superintendencia de Seguros y Reaseguros.

En el mercado se ofrecen toda clase de seguros y para todo tipo de bienes, pero la población lo desconoce.

Por ejemplo, cuando sucede un siniestro en una vivienda, el propietario no comprende por qué la aseguradora no le cubrió el 100% de la pérdida.

Esto obedece a que el seguro de vivienda solo cubre el inmueble y no los bienes que están en su interior.

Hay primas de hasta 50 dólares al año para cubrir estos artículos que están dentro de una residencia.

En el mercado también se venden pólizas de vida con beneficio de ahorro, que lo pueden ayudar durante su jubilación o en algún apuro.

A criterio de Berguido, hace falta llegar a la mayoría de los panameños que viven en áreas de difícil acceso, y que puedan adquirir paquetes con primas o costos relativamente bajos tal como lo establece la la Ley 12.

Además, como objetivo primordial se deben alentar los canales de comercialización alternativos, que permite dicha ley.

El director ejecutivo de Apadea manifiesta que muchas personas desean comprar un seguro, pero no saben cómo hacerlo.

“La única manera de llegar a los millones de panameños es ir a esos lugares”, manifiesta Berguido.

Una solución a este problema pudiera ser los microseguros, para llevar la comercialización del seguro a esos millones de personas de una forma fácil y a bajo costo.

Los microseguros son productos pensados en las necesidades de los más humildes, “pero no las necesidades que tú crees porque pueden variar dependiendo de la ubicación geográfica”, sostiene José Joaquín Riesen, superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá.

Sin embargo, aunque la ley lo establece, este producto no está disponible ni se ha aplicado todavía en el mercado. “En Panamá, no hay nada... en cuanto a los canales de divulgación”, sostiene.

“Una persona humilde ni siquiera tiene un vehículo... hay que tener bien claro el concepto porque puedes pensar que estás ofreciendo un microseguro, pero en verdad no lo estás ofreciendo”, expresa Riesen.

El superintendente afirma que, con base en esas necesidades, el asegurador debe desarrollar los productos para ellos.

Un ejemplo que cita Riesen - que debe seguir Panamá - es Ghana, al que califica como un país modelo en los seguros exitosos para gente humilde. “Hay que ir al campo y luego ver esas necesidades para cubrirlas”.

CIFRAS DE INTERÉS

1.1 millón

Pólizas suscritas al mes de mayo de 2015 en Panamá.

2,487

Corredores de seguros en el país

90%

De las pólizas de seguros en el país se contratan a través de los corredores de seguro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código