ENFOQUE

La fuerza laboral del turismo

OPINIÓN

Uno de los cimientos de la industria de la hospitalidad es su fuerza laboral. Literalmente es la mano que mece la cuna del turismo y de la manera en que lo hagamos dependerá que los visitantes disfruten con tranquilidad o se sientan incómodos en su estadía.

Parte del éxito del turismo es brindar un servicio profesional, desarrollar productos de alta calidad y trabajar muy duro para mejorar día con día y mantenerse a la vanguardia.

Ofrecer productos de alta calidad se logra con buenos proveedores, excelente materia prima y recurso humano que la transforma con cuidado, eficiencia, experiencia y conocimiento.

Paralelamente, un buen servicio solo se logra con personal calificado y satisfecho por la actividad que desarrolla en un lugar de trabajo adecuado, con buenos sistemas de selección, entrenamiento diario y programas de capacitación permanentes que provean las bases del servicio y trabajo en equipo.

Sin embargo, los secretos de cada una de las áreas de la industria, al igual que la educación, la cultura y el nacionalismo turístico, se transmiten de generación en generación, lo que marca una diferencia en los detalles que solo pueden enseñar los de mayor experiencia. Ese toque, la esencia del amor por el servicio a los demás, no se aprende en un aula ni se adquiere en el departamento de recursos humanos.

Este proceso de enseñanza es diferente al entrenamiento y la capacitación y se está perdiendo, en parte por el mal entendido conflicto entre los jóvenes y los mal llamados viejos.

Cuando los que tienen más experiencia sienten que sus conocimientos y sus secretos son lo único que los distingue sobre los demás, es difícil que los transmitan.

Para incentivarlos, las organizaciones deben preocuparse y ocuparse por reconocer la trayectoria de su fuerza laboral e integrarla al proceso de enseñanza premiándola por transmitir sus conocimientos, de esa manera lograrán un crecimiento sostenido y cuando algún elemento tome la decisión de buscar otro lugar de trabajo, siempre estarán los de la siguiente generación bien entrenados y listos para enfrentar el reto. Siempre he considerado a las empresas que invierten en la capacitación y el crecimiento de su fuerza laboral como la elite de la industria, y funcionan como un imán que atrae a los mejores elementos jóvenes y experimentados. A la larga y sin poder evitarlo, este selecto grupo de organizaciones, como en la selva, se quedará con los mejores elementos por selección natural.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código