Entrevista al gerente general de Scotiabank Panamá

´Se debe hacer el esfuerzo para dejar lista gris´

Williams destaca el trabajo que ha hecho el país para atraer inversión, y advierte del riesgo de estar en listas discriminatorias.
Históricamente fuerte en el área corporativa, el banco apuesta también a ganar terreno en la banca personal. LA PRENSA/Roberto Cisneros. Históricamente fuerte en el área corporativa, el banco apuesta también a ganar terreno en la banca personal. LA PRENSA/Roberto Cisneros.
Históricamente fuerte en el área corporativa, el banco apuesta también a ganar terreno en la banca personal. LA PRENSA/Roberto Cisneros.

Scotiabank abrió sus oficinas en 1974, hace ahora 40 años. La organización pasó sus primeros 30 años enfocada en la banca corporativa, comenta Robert Williams, gerente general de Scotiabank Panamá.

En 2004 empezó a diversificar su cartera de clientes y de negocios. Ese año abrió su primera sucursal en el país. Desde entonces y principalmente basada en crecimiento orgánico –sin grandes adquisiciones–, el banco se ha hecho un hueco en una plaza muy competitiva, con casi medio centenar de bancos con licencia general.

¿Qué valoración hacen de su presencia en Panamá y cómo ven la evolución de la economía?

Estamos comprometidos con el país. Es un mercado que nos interesa, pujante, con mucho nivel de emprendimiento. Vemos mucho potencial y los indicadores macroeconómicos son muy buenos. Si bien hemos visto una merma y no vamos a poder tener un crecimiento sostenido entre 10% y 11%, estamos llegando al crecimiento potencial, un 6%.

Hasta ahora han crecido de manera orgánica. ¿Valoran también hacer alguna adquisición?

Cualquier oportunidad que salga, que tenga sentido para la franquicia, la vamos a estudiar. Que hayamos tenido una estrategia de crecimiento orgánico no quiere decir que hagamos a un lado una posible adquisición estratégica, pero no es una prioridad actualmente.

Los precios que se han pagado en las últimas operaciones en la plaza son bastante altos, ¿verdad?

Sentimos que los múltiplos [el número de veces que se paga el valor en libros de una empresa] son un poco más altos de lo que estaríamos dispuestos a pagar, pero en su momento habrá oportunidades.

¿Cuál es el balance de situación al día de hoy?

Tenemos $2,700 millones en activos, de los cuales el 85% es activos productivos. Entre el 65% y el 70% de nuestra cartera es de banca corporativa y comercial. El resto es banca de personas, que acaba de sobrepasar los $800 millones, siendo la cartera hipotecaria más importante.

Estamos en un proceso de expansión en el mundo de retail. Hemos pasado de 250 empleados, hace tres años, a casi 440 al día de hoy. En el futuro queremos tener un balance más cercano a un 55% de banca corporativa y un 45% de banca personal.

¿Ustedes compraron la operación de BNP Paribas en 2010, que salió de la plaza porque Panamá estaba en listas de paraísos fiscales... ¿Sigue siendo atractivo Panamá pese a estas circunstancias?

Cada banco tiene sus razones para tomar sus decisiones. Nosotros los respetamos como competidores sumamente serios.

Desde la perspectiva del mercado, Panamá ha venido trabajando para convertirse en una opción real para cualquier empresa que se quiera establecer en el país.

Es un poco desafortunada la situación en lo que respecta a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI). Definitivamente, es un tema al que el Gobierno le tiene que poner atención.

En un mundo globalizado no es conveniente estar en cualquier lista discriminatoria, porque al final del día impacta la capacidad del país para poder crecer y eso afecta a los ciudadanos tanto personales como corporativos. Entonces, hay que hacer todos los esfuerzos posibles para ir saliendo de esa lista.

Las señales que he visto son de que el Gobierno lo está tomando en serio. El superintendente [de Bancos] incluso ha dicho que no se le está imprimiendo el ritmo suficiente a las reformas.

Muchos bancos trabajan con corresponsales en Estados Unidos, que a su vez tienen sus reguladores allá. Entonces, los que están poniendo presión son los entes que regulan a las contrapartes bancarias de las entidades panameñas.

¿Esta situación se comenta con su casa matriz?

Totalmente. Internamente hemos discutido la inclusión del país dentro de la lista del GAFI. Tenemos perfiles de todos los países en los que operamos y cuando sale un reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI) o no se pasa la revisión paritaria de la OCDE, ese tipo de cosas se discute a nivel interno y el perfil de riesgo general del país aumenta.

Eso tiene un impacto en la asignación de capital para las diferentes transacciones, y obviamente aumenta costos y termina afectando la capacidad para hacer negocios en el país.

Afortunadamente tenemos una organización lo suficientemente robusta para mitigar los riesgos inherentes que nacen a raíz de un informe como el del FMI.

Perfil

Robert Williams es ingeniero civil, graduado de la Universidad de Texas, Estados Unidos, con una maestría en administración y dirección de empresas en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas en El Salvador. Se unió a Scotiabank en 2001. Es miembro de la junta directiva de Scotiabank El Salvador, Costa Rica, y presidente de la subsidiaria en Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código