Las bolsas y la economía tras las elecciones de estados unidos

La incertidumbre como norma

Mercados responden con calma a la victoria de Trump. Su rechazo al libre comercio se percibe como la principal amenaza para la economía global.

Temas:

Contra todo pronóstico, el empresario Donald Trump se convertirá en el 45 presidente de Estados Unidos. Su incendiario discurso durante la campaña exacerbó la polarización en Estados Unidos y genera tensión en el resto del mundo. Contra todo pronóstico, el empresario Donald Trump se convertirá en el 45 presidente de Estados Unidos. Su incendiario discurso durante la campaña exacerbó la polarización en Estados Unidos y genera tensión en el resto del mundo.
Contra todo pronóstico, el empresario Donald Trump se convertirá en el 45 presidente de Estados Unidos. Su incendiario discurso durante la campaña exacerbó la polarización en Estados Unidos y genera tensión en el resto del mundo.

El día empezó como terminó la noche. Con sorpresa. Cuando la aritmética de los votos electorales empezaba a sonreir al candidato republicano Donald Trump, los futuros de los principales índices de la Bolsa de Nueva York caían estrepitosamente.

Los mercados asiáticos, que estaban abiertos durante los momentos más álgidos del recuento, sintieron el efecto Trump. El índice japonés Nikkei se mantuvo en positivo mientras los inversionistas apostaban a la victoria de la demócrata Hillary Clinton y se desplomó cuando se empezó a dibujar el triunfo final de Trump. Cerró la jornada con una caída de 5.36%.

Todo apuntaba a que la jornada del miércoles sería caótica. Nada más lejos de la realidad. Luego de una apertura dubitativa, el Dow Jones, el índice de las 30 empresas más importantes de Estados Unidos, se mantuvo en positivo y cambió el rumbo de las bolsas europeas, que habían iniciado la jornada con números rojos.

El Dow Jones cerró finalmente con un alza de 1.40% hasta 18 mil 589.69 puntos y quedó a unos 50 puntos de su récord de cierre.

La jornada bursátil no cumplió el guion que se empezaba a escribir en la noche electoral. Tampoco había seguido la línea trazada por las encuestas la elección de Donald Trump como presidente 45 de Estados Unidos.

Algo similar había sucedido en el Reino Unido con la votación del brexit y en Colombia con la victoria del “no” en el referéndum sobre el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Trump mostró su versión más conciliadora cuando se supo futuro presidente de Estados Unidos. Felicitó y reconoció la labor de su contrincante en la función pública, un cambio radical solo unas semanas después de haber lanzado fuertes ataques a Clinton durante los debates electorales.

El discurso calmado, el llamado a la unión de los americanos y el anuncio de grandes inversiones en infraestructuras que favorecerán el crecimiento económico gustaron a los mercados.

Además, las empresas farmacéuticas salieron favorecidas porque Hillary Clinton había anunciado que fijaría el precio de las medicinas. Pfizer, la más grande del mundo, ganaba 8% y se desempeñaba como el mejor valor del Dow Jones.

Las acciones vinculadas a los hospitales, por su parte, descendieron porque Trump ha prometido anular el programa de salud del presidente Barack Obama, el llamado Obamacare.

Uno de los damnificados en la jornada bursátil fue el peso mexicano. La moneda perdió al cierre más de un 7% con el dólar.

Durante la campaña, Trump llamó a los mexicanos “criminales y violadores”, anunció que rompería el tratado de libre comercio entre los países de Norteamérica y prometió la construcción de un muro entre los dos países.

La incertidumbre como norma Expandir Imagen
La incertidumbre como norma

“¡A temblar!”, titularon los diarios mexicanos Reforma y Excelsior, recogiendo los temores ante la victoria del magnate.

La agencia de calificación de riesgo Fitch Ratings dijo ayer en un comunicado que la victoria de Trump incrementa la incertidumbre económica para México y puede añadir un riesgo a la baja en el crecimiento.

Aunque la probabilidad y la factibilidad de las promesas de campaña de Trump no están claras, la vinculación de las dos economías (más del 80% de las exportaciones mexicanas tienen Estados Unidos como destino) eleva el riesgo para la economía azteca.

Sobre los efectos para las finanzas públicas de Estados Unidos, la agencia señaló en otro comunicado que el resultado de las elecciones no tendrá implicaciones a corto plazo en la calificación de riesgo del país (AAA, la más elevada).

No obstante, Fitch advierte de que en el mediano plazo las políticas económicas y fiscales del presidente electo, como el recorte de impuestos y menos apertura a la inmigración, podrían ser negativas para su solvencia si son completamente implementadas.

En Europa, la preocupación se centra en el futuro de las negociaciones de un tratado de libre comercio entre los dos grandes bloques. Trump se ha manifestado en contra de pactos comerciales y de una globalización que, desde su punto de vista, ha eliminado puestos de trabajo para los estadounidenses.

En Bruselas, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, solicitaron una cumbre con Estados Unidos para abordar el devenir del acuerdo.

La anunciada cruzada de Trump contra el libre comercio podría tener efectos colaterales en Panamá. “Si él hace una guerra comercial con China y Europa, si trata de mejorar la economía importando de vuelta trabajos, eso puede hacer que haya una baja en el comercio mundial y podría tener un impacto negativo en los tránsitos del Canal de Panamá”, apuntó Jorge García Icaza, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá. El empresario no percibe una mayor afectación para el país por las eventuales medidas contra inmigrantes, y tampoco ve peligrar el tratado de libre comercio vigente entre los dos países, al no representar una amenaza real para los empleos en Estados Unidos.

En cualquier caso, estima “poco probable” que se concrete la llamada guerra comercial. “Una cosa es el discurso como candidato y otra como presidente”, apostó.

Desde el seno del Gobierno panameño, por su parte, se apuntó que es pronto para hacer valoraciones sobre posibles implicaciones para las relaciones económicas.

En Panamá, en América Latina y en el mundo entero hay una notable expectación por saber cómo será finalmente la administración de un outsider de la política que se sentará a partir del 20 de enero en la silla más poderosa del planeta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código