La insistente mano de Greenspan

En un año marcado por la desaceleración económica y los ataques terroristas, la FED bajó once veces las tasas de interés

Alan Greenspan  Alan Greenspan
Alan Greenspan

WASHINGTON, Estados Unidos (EFE). –Durante un año marcado por la desaceleración económica y los ataques terroristas, la Reserva Federal aprobó once reducciones de los intereses para que los consumidores siguieran gastando y Estados Unidos esquivara la recesión.

Después de la rebaja de intereses más reciente, el 11 de diciembre, todavía la Reserva Federal indicó que la economía de EU muestra signos de debilidad a corto plazo, e indicó que intervendrá nuevamente en el costo del crédito si fuera necesario.

Los críticos de la secuencia sin precedentes de once bajas de los intereses en menos de 12 meses señalan que ello no impidió que, por primera vez en una década, el producto interno bruto de EU registrara una disminución del 1.1% en el tercer trimestre.

Pero otra forma de ver la misma ecuación es preguntarse qué hubiese ocurrido si la Reserva no hubiera actuado con la presteza que lo hizo desde el 3 de enero, cuando las tasas se hallaban en sus niveles más altos desde 1991.

Desde marzo la economía de EU ha perdido casi 1.2 millones de puestos de trabajo y el desempleo llegó en noviembre al 5.7% de la fuerza laboral, después de varios años de estabilidad alrededor del 4.5% de la fuerza laboral.

A la lenta desaceleración económica que había comenzado en julio de 2000 se le sumó en septiembre el impacto de los ataques terroristas que dejaron muerte y destrucción en Nueva York, Wa-shington y Pennsylvania, y lanzaron al país a una “guerra contra el terrorismo”.

Entre septiembre y noviembre se perdieron 800 mil puestos de trabajo, y desde los ataques terroristas la Reserva aprobó cuatro reducciones de los intereses, que ahora se encuentran en su nivel más bajo desde 1961.

El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, ha reiterado que la novedad de una década de expansión económica en EU sin fuertes presiones inflacionarias se explicaba, principalmente, por el incremento constante de la productividad de los trabajadores, ayudada por la modernización tecnológica.

En la declaración que acompañó la rebaja del interés interbancario al 1.75% esta semana, la Reserva reconoció que “la reasignación necesaria de recursos para el fortalecimiento de la seguridad puede restringir los avances en la productividad por un tiempo”.

Esta “reasignación de recursos”, que preocupa a la Reserva, está acompañada por un vuelco en las prioridades de la Administración del presidente George W. Bush, quien llegó a la Casa Blanca con un superávit presupuestario y ahora se enfrenta a un presupuesto deficitario.

La sintonía fina o manipulación cuidadosa de las tasas de interés es, primordialmente, un instrumento para el control de la inflación, pero bajo la conducción de Greenspan se ha convertido en el pedal que ayuda a frenar o acelerar el gasto de los consumidores, que representa dos tercios del PIB estadounidense.

La obsesión de Greenspan ha sido que no se haga tan fácil y barato el crédito como para que Estados Unidos caiga en la espiral inflacionaria que manchó para siempre, en la memoria de la ciudadanía, los años del presidente Jimmy Carter.

Hasta ahora el abaratamiento del crédito no ha tenido ese efecto pero, como consecuencia de los ataques terroristas, Greenspan y sus colegas en la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal tuvieron otro motivo de preocupación: el ímpetu del Gobierno por un programa de estímulo económico.

La rápida evaporación del déficit presupuestario y las reducciones de impuestos impulsadas por Bush –que este año devolvieron a los contribuyentes 40 mil millones de dólares– pusieron al Gobierno federal nuevamente como competidor fuerte en los mercados financieros.

El programa de estímulo económico –cuyo costo en los agitados días de septiembre se calculó en 100 mil millones de dólares tan solo en el primer año– podría convertirse, en opinión de Greenspan y sus colegas, en presiones inflacionarias a más largo plazo.

El programa de estímulo económico se ha estancado en las habituales querellas del Congreso, y el Gobierno federal continúa inyectando recursos en la economía por la vía de mayores gastos militares.

Más noticias de Economía

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Jul 2019

Primer premio

6 3 1 1

CBDD

Serie: 18 Folio: 7

2o premio

3561

3er premio

2291

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código