A propósito...

Cuando lloran los ganaderos

Temas:

Ahora que los ganaderos han vuelto a salir a las calles a reclamar los derechos que tienen consagrados en la Constitución de la República y las leyes, algunos periodistas y políticos los critican, porque afirman que siempre “están llorando”, y cuestionan el hecho de que no abandonamos esta actividad económica.

Es fácil decirlo para quien no ha invertido en tierra, equipos, animales e instalaciones, y ve reducir sus ingresos brutos en un período de 18 meses en 9% en la carne y 19% en la leche grado C y, al mismo tiempo, ve cómo le incrementan por decreto sus costos laborales en 5.4%, poniendo en riesgo la estabilidad de su familia.

Según algunos autores, el llanto es un tipo de comunicación no verbal que intenta describir un determinado estado de ánimo (particularmente uno en el que se intenta llamar la atención o solicitar la ayuda de otros).

En el caso del ganadero, se llora por la impotencia de ver cómo los derechos que tienen a que su producción sea debidamente defendida de los importadores inescrupulosos que solo se dejan llevar por el sonido de sus cajas registradoras, sin importarles cómo ni cuándo lo hacen, sorteando con prácticas poco transparentes las normas establecidas.

Provoca el llanto saber que dentro del grupo de poder que moldeó la actual situación en la que se encuentra el sector agropecuario, con el beneplácito de los presidentes de la República, se encuentran los que hoy con sus importaciones y la modificación de las tasas arancelarias se dedican a destruir la forma de vida de miles de panameños que habitan las áreas rurales del país.

Hace llorar de ira, que la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (la autopista de los importadores) no tenga el laboratorio de análisis de los alimentos que se importan al país, en tanto que los otros países bloquean las exportaciones de carne panameña, porque el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y el Ministerio de Salud no son capaces de asegurar la calidad de lo que se exporta.

Hace llorar de impotencia, que a pesar de haber hecho múltiples denuncias, todavía cualquiera continúa vendiendo carne debajo de un árbol de mango o queso por las paradas, sin cumplir la normas sanitarias establecidas en el país, llenando, en consecuencia, las salas de urgencia de los hospitales y centros de salud de niños y gente con diarrea. Que vulneren el alto estatus sanitario del hato nacional, del cual se sienten orgullosos, por la incapacidad de los funcionarios de Sanidad Animal del MIDA, así como por la incapacidad de establecer un sistema de trazabilidad, también hace llorar de impotencia. Peor aún, cuando esto le impide entrar al mercado mejor pagado de la carne, el europeo.

¿Qué esperan, que ese llanto se convierta en furia y que antes de perder sus propiedades por el acoso de los bancos se vuelquen a las calles a reclamar sus derechos?, pues, lo están consiguiendo, porque no pararán hasta que la más alta autoridad del país tome conciencia y haga cumplir las leyes.

El autor es productor y  secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código