JÓVENES DE ÉXITO

El mensajero personal de Panamá

Temas:

De izquierda a derecha de pie: Cassani, Mendoza y Lezama; sentados: Nelson y Karina Cedeño. Los cinco desarrollan Delivery Zone. De izquierda a derecha de pie: Cassani, Mendoza y Lezama; sentados: Nelson y Karina Cedeño. Los cinco desarrollan Delivery Zone.
De izquierda a derecha de pie: Cassani, Mendoza y Lezama; sentados: Nelson y Karina Cedeño. Los cinco desarrollan Delivery Zone. Gabriel Rodríguez

A todos nos ha pasado. En media reunión de trabajo recordamos la larga lista de cosas que tenemos que hacer: comprar flores, un regalo para la tía que está de cumpleaños, pasar por el supermercado para comprar el jabón de lavar, buscar aquel documento que está pendiente para el trámite ese... Pero, en qué momento haremos todo.

Las oficinas abren cuando la mayoría trabaja y cierran cuando nos vamos a la casa. A esa hora, además, da pereza pasar por el supermercado a formar las largas filas junto al resto de los mortales con ojeras y malhumor.

Suerte que vivimos en un momento en que la tecnología es nuestro aliado y en esta ocasión, Delivery Zone intenta resolver esos mandados que son una tontería, pero que nos toma todo el día realizar con el tráfico actual.

¿QUÉ ES?

Delivery Zone es el emprendimiento que inició Nelson Cedeño, de 26 años, hace un año y medio junto a su hermana Karina.

Una vez germinó el proyecto, desde un cubículo en el Centro de Innovación de la Ciudad del Saber, en mayo de 2015, han crecido hasta tener una oficina. Han invertido $10 en publicidad mientras crecen de manera orgánica, dándose a conocer por las referencias o lo que llaman el “boca a boca”.

Ahora el equipo lo conforman cinco personas. Además de los hermanos Cedeño, figuran Carolina Mendoza, como la responsable de marketing; Fernando Cassani es el director de marca; y Jesús Lezama, quien se encarga de la logística de la mensajería. A cargo de este pequeño grupo hay una legión de 30 motorizados.

Nelson vio una oportunidad para ayudar a las pequeñas y medianas empresas que no tenían tanto volumen y debían destinar dinero a la contratación de personal para manejar motos, comprar automóviles y contratar los seguros.

“Si no tienes tanto volumen, no salen las cuentas”, advierte el CEO de la startup panameña. “Pensamos en una aplicación que serviría para ofrecer una mayor democratización de estos servicios”, agrega.

La startup panameña le permite gestionar cualquier mandado que debe hacer. El usuario descargar la aplicación (disponible para iOS y Android) y crea una cuenta en su teléfono inteligente desde donde solicita el servicio que requiere y paga a través de tarjeta de crédito, débito, transferencia bancaria o en efectivo.

TODOS GANAN

Gran parte de las startups a nivel global se basan en las economías naranjas que permiten la colaboración de todos para un bien en común. En Delivery Zone han adaptado esa filosofía y los motorizados trabajan bajo su propia disposición.

“Aparte de ayudar a las pymes, creamos una fuente de ingreso adicional”, explica Karina.

Mendoza pone de ejemplo los restaurantes que antes despachaban un pedido cada dos o tres días. Desde que se afiliaron a Delivery Zone han tenido de cinco a seis pedidos diarios, lo que les representa $200 a $300 más.

“En Panamá la oferta gastronómica es variada y con Delivery Zone puedes elegir de dónde comer sin importar si vives en Paraíso y quieres un plato de San Francisco”, dice ella.

Otro ejemplo de cómo han llegado a surtir las demandas de la población la pone en relieve Cassani. “Durante el auge del Pokemon Go, nos pidieron que el motorizado recogiera el celular para llevarlo (solo el celular) a una Poke Parada para buscarle pokebolas y devolverle el celular al trabajo, porque no podía salir”, comenta Cassani.

En otra ocasión, una persona pidió que le averiguaran un dato en el Ministerio de Educación. “El delivery era una pregunta”, dice Cassani.

EL INICIO

Los padres de Nelson y Karina son los dueños del restaurante Carimar en Veracruz. De alguna manera convivir con la experiencia diaria de este trabajo los hizo dar el salto en la industria del servicio a a domicilio.

Mientras crecía, Nelson veía que los procesos eran manuales e ineficientes en el ahorro de tiempo y de control, con “papelitos”, incluso a la hora de hacer el inventario.

Para aquel entonces desarrolló un sistema para tomar pedidos a través de teléfonos móviles que se comunica con la barra y la cocina, permitiendo mayor control del inventario y de los pedidos de las mesas.

Esa fue la semilla de Delivery Zone. Fue un reto para desarrollar la plataforma sin un ingeniero de sistemas. Tuvieron que aprender a programar, a construir una página web y una base de datos. Ahora está afiliado a más de 100 restaurantes.

Karina explica el proceso de selección de los motorizados.

“A pesar de ser una red abierta, hay pedidos de documentos y no podemos jugar con la confianza de los clientes. Les exigimos los papeles en regla, que los vehículos tengan placa vigente, ninguna multa, etc.”.

El cliente puede solicitar motos, carros y paneles, dependiendo de la necesidad que tenga.

La tarifa base ($5) incluye una distancia de 7 kilómetros lineales y el mensajero ejecuta de dos a tres entregas o encomiendas. Cubren toda el área metropolitana, desde Howard hasta Tocumen. A medida que aumenta el kilómetro, sube la tarifa hasta $10. El pago se hace a través de tarjeta de crédito, efectivo o transferencia bancaria.

El año pasado tuvieron más de mil 500 pedidos y como parte del compromiso y entrega con los clientes, además de la demanda, no cerraron ningún día feriado.

ESTE AÑO

Nelson comenta que tomaron el año de prueba para conocer el negocio, las rutas, la idiosincrasia del trabajo y los problemas que se podrían presentar hasta poder migrar a un modelo independiente.

En febrero lanzarán la aplicación con una nueva interfase, englobando los pedidos a domicilio de comida, de mandados y de supermercado.

Habrá más de 6 mil productos en catálogo para entregar el pedido ese mismo día.

Este año también invertirán en medios BTL, en redes sociales, habrá programas de referidos y trabajarán haciendo entregas con influencers.

“No invertimos en publicidad porque queríamos perfeccionar el producto para atender una demanda cuando se dé. Ahora nos sentimos maduros para poder salir a la calle”, comenta Nelson.

Fueron parte del programa Discovery en el Centro de Innovación y participaron el año pasado en la convocatoria de Open Future, de Telefónica Movistar. Fueron la única startup panameña que quedó entre los seis finalistas. Nelson fue a Costa Rica a conocer el mercado y para hacer contactos. Las proyecciones indican que podrán saltar a otras aceleradoras allá de mayor peso.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código