BLESSES, DISEÑOS EN PAPEL

La metamorfosis de un emprendimiento

Temas:

Bertha Marquínez tiene 39 años y elabora sus productos en su casa en Arraiján. Bertha Marquínez tiene 39 años y elabora sus productos en su casa en Arraiján.
Bertha Marquínez tiene 39 años y elabora sus productos en su casa en Arraiján. Alexaner Arosemena

El refrán “no hay mal que por bien no venga” resume el salto de Bertha Marquínez hacia el emprendimiento. Aunque mientras trabajaba para una imprenta ya hacía trabajos como freelance, un mal trago le cambió el sabor, y definió que lo suyo era la independencia laboral.

Y fue una de sus clientes, también emprendedora, quien se lo hizo notar. “Fue lo mejor que te pudo haber pasado”, le contestó ella, cuando Bertha le explicó que aquella trasnacional la despidió dos meses después de haberla contratado. “Quédate independiente. Tendrás tus altas, tus bajas, pero te irá bien”.

Hizo el luto -o catarsis- que sucede a un despido; venció a la pereza, y se lanzó otra vez a visitar clientes. Así, y siguiendo sus estudios de diseño gráfico, nacería en 2011 su empresa “Blesses, diseños en papel”, que diseña y elabora desde tarjetas de invitación hasta recordatorios, detalles para hospital, entre otros. Sus clientes van desde pequeñas y medianas empresas hasta grandes corporaciones.

“Al principio era más bien una fundación”, bromea cuando confiesa que, por no saber de costos ni de negocios en sí, prácticamente regalaba su trabajo. Hasta que tomó cursos en la Voces Vitales y fue becada para participar en la Thunderbird School of Global Management, en Arizona, Estados Unidos, en un programa que reunió a 10 mil mujeres emprendedoras de todo el continente.

TRANSFORMACIONES

Conocer casos de éxitos y fracasos de cientos de colegas de otros países le ayudó a comprender que el camino de los emprendimientos está lejos de ser llano: que de los golpes se aprende; que vino transformada; que reinventarse es la norma.

En los testimonios de varios emprendedores que han contado sus historias en este espacio, se repite el de los familiares que cuestionan o se oponen a que uno de los suyos se anime a emprender. Y Marquínez no fue la excepción.

Sin embargo, al inicio todo marchaba bien; sus clientes eran empresas instaladas en la Zona Libre de Colón (ZLC). Todo iba viento en popa hasta que el recinto comercial entró en crisis en 2013, sin saber que años después se catalogaría como una de las peores en sus casi 70 años de historia.

Sumado a esto, y a que era ella misma quien se encargaba de diseñar, elaborar, entregar pedidos y cobrar, la llegada de mano de obra más barata de otros países erosionó la sostenibilidad de su negocio.

Durante los primeros dos años, su negocio facturaba bien y crecía a buen ritmo. Pero la crisis en la ZLC y la demora en sus entregas por trabajar completamente por su cuenta afectaron las finanzas. Decidió buscar trabajo y una semana después consiguió un puesto: de vuelta al inicio, pero con experiencia en el portafolio.

Pero dicen que la historia se repite en espiral y, otra vez, Marquínez no fue la excepción. Como si la metamorfosis de un emprendedor consista en transitar los mismos procesos hasta hallar la motivación y la experiencia necesarias para que una idea evolucione a una pequeña o mediana empresa.

Mientras trabajaba, la contactaron desde la universidad Thunderbird para que participara en una nueva edición del programa al que ella asistió años atrás, pero esta vez le tocaría contar su experiencia a nuevas emprendedoras: “Vine transformada otra vez”.

Pasaron unos 14 meses desde que estaba en su nuevo empleo cuando, esta vez, ella decidió marcharse en julio de este año. Encontró el apoyo en su marido para dar otra vez el salto, que además de lograr hacer lo que le gustaba, podría compartir más tiempo con sus dos hijas en su casa/oficina en Arraiján.

Otra vez volvieron las cuentas, los contactos con viejos y nuevos clientes y la mentoría de Voces Vitales y otros emprendedores locales y extranjeros.

“He aprendido que las necesidades ahora son otras, por los mileniales, por eso me estoy enfocando mucho en la parte tecnológica”, señala, y adelanta que está trabajando en una plataforma digital, que espera lanzar el próximo año.

Entre los varios consejos que da a nuevos emprendedores, hace énfasis en que, sea cuál sea su marca, comprar un dominio en internet para su página refleja profesionalismo: “Fue lo primero que hice, y me costó solo $10”.

Su mensaje a los próximos emprendedores es que “se capaciten, que se rodeen de gente positiva, que sean muy perseverantes, y confíen en redes de apoyo. Cuando uno es chico y se agrupa, ya deja de ser chico, y genera una situación ganar-ganar. Y si no tienes habilidad contable, es muy importante que contrates uno”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código