ENFOQUE

Lo que natura no da

OPINIÓN

Cuando somos ignorantes de la historia, nos obligamos a repetirla; adagio del cual banqueros, auditores, calificadoras y supervisores no aprendemos.

Al ser el tiempo entre crisis tan corto, recurrimos a otra frase. “Lo que natura non da, Salamanca non presta”. No importa dónde se instruya, la naturaleza se impone. Sin superar todavía los excesos del “mercado subprime” y el debacle europeo, enfrentaríamos otra de grandes proporciones: el mercado de derivados estimado en $700 trillones, es decir, 10 o 15 veces la economía global. Concebidos para eliminar riesgos contra la volatilidad de los mercados, con el tiempo, algunos, convertidos en prácticas especulativas. Warren Buffet los llamó “armas financieras de destrucción masiva”.

En Estados Unidos, aún sin reglamentar la ley Dodd-Frank , promulgada recientemente, el banco “más prestigioso” anuncia que operaciones especulativas le causaron pérdidas iniciales de $2 mil millones. Preocupante que quien más se haya opuesto a la ley, sea el ejecutivo principal del Banco en referencia.

El escándalo estalló, no porque lo descubrieran auditores, reguladores o calificadoras. Bloomberg, proveedor de información financiera, identificó el incremento en los activos del Banco. Deducimos que sus contrapartes tomaron la información, agresivamente al descubrirle “las cartas”, jugaron en contra y le causaron las pérdidas que J.P. Morgan acaba de reconocer.

Con Madoff, fundador de Nasdaq, el regulador americano hizo caso omiso a las señales de peligro, lo mismo pareció sucederle con Dimon, la estrella de Wall Street. Graves coincidencias en solo cuatro años. Será posible que la autoridad de control haya adoptado, de sus regulados, la cuestionada práctica de “name lending” y ejerciera funciones bajo el criterio de “Name regulating?” “Name lending” es la práctica de otorgar crédito conforme al nombre del cliente y no en la realidad del negocio. “Name regulating” sería la supervisión obnubilada ante el nombre del banco o sus directivos.

Las pérdidas de JP Morgan fueron utilidades para quienes apostaron contra ellos. A nivel de industria lo que perdió uno, lo ganó alguien más. Si el caso no resultase aislado tendríamos nuevos anuncios que lamentar. Posteriormente, ante una sobrerreacción pudiera desencadenarse una “corrida”. Ante una inestabilidad general, la mayoría de jugadores pierden y las victorias tempranas, se convierten en ejemplarizantes derrotas.

No dudo que los bancos reducirán utilidades al retirarse del “casino”, cuando sus comités internos y demás responsables de supervisión, escudriñen sus andanzas. Los gobiernos recaudarán menos impuestos y al final el ciudadano común padecerá la “goma” del día siguiente, a pesar de lo alejado que haya estado de la fiesta.

Similar a otras situaciones, vendrán excesos en controles y burocracia. Como siempre, no importará.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código