Tecnología

AL necesita apoyo para la innovación

El número cero, la píldora anticonceptiva, el televisor a color y hasta el avión tienen sello latinoamericano, pero es poco sabido.
TALENTO. Antonio Clément también fue premiado fuera de Panamá por un generador radial de magnetos permanente, eólico e hidráulico, y por un ecogenerador a pedales. LA PRENSA/ Archivo TALENTO. Antonio Clément también fue premiado fuera de Panamá por un generador radial de magnetos permanente, eólico e hidráulico, y por un ecogenerador a pedales. LA PRENSA/ Archivo
TALENTO. Antonio Clément también fue premiado fuera de Panamá por un generador radial de magnetos permanente, eólico e hidráulico, y por un ecogenerador a pedales. LA PRENSA/ Archivo

En América Latina (AL) hay mucho ingenio y creatividad, pero como dice José Ramón Ostaicoechea, uno de los dos únicos inventores latinoamericanos en el Salón Internacional de Inventos de Ginebra de 2013, “no hay cómo demostrarlo”.

Entre los 45 países representados en la 41 edición del prestigioso salón ginebrino solo hay uno latinoamericano, Perú, que presenta un sistema de seguridad para puertas de altura regulable creado por Ostaicoechea y un sistema de tratamiento de aguas contaminadas por actividades mineras, obra de Silvana Flores.

Ambos ganaron plazas para ir a Ginebra a través de un concurso del Instituto Nacional de la Competencia y la Defensa de la Propiedad Intelectual de Perú (Indecopi), una iniciativa poco común en esta región.

Según datos recientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la mayoría de los países de América Latina invierte en investigación y desarrollo entre un 0.1 y 0.6% de su producto interno bruto, casi lo mismo que hace diez años, y la inversión anual de toda la región, incluido el Caribe, es casi la mitad de la de Corea del Sur.

Los inventores latinoamericanos están por tanto en desventaja respecto a los de otros lugares, pero en el pasado además tuvieron problemas para que se les reconociera la paternidad de sus obras en el resto del mundo.

La píldora anticonceptiva, el número cero, el café soluble, el sistema de huellas dactilares, el televisor a color, la birome o bolígrafo y hasta el avión tienen sello latinoamericano, pero es poco sabido y hasta cuestionado en algunos casos.

El brasileño Alberto Santos Dumont es reconocido en su país como el inventor del avión, un título que, sin embargo, se le adjudica en la mayor parte del resto del mundo a los hermanos estadounidenses Wilbur y Orville Wright.

Según investigaciones costarricenses, Clodomiro Picado publicó en Francia un informe sobre las propiedades curativas de la penicilina en 1927, dos años antes de que lo hiciera el británico Alexander Fleming, pero pasó inadvertido y aún hoy es desconocido.

No tuvo problemas de reconocimiento el químico mexicano Luis Ernesto Miramontes, que junto a otros dos científicos, sintetizó en 1951 el compuesto noretindrona, base del primer anticonceptivo oral sintético y obtuvo la patente.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código