JÓVENES DE ÉXITO

Un país lleno de nuevos jugadores

LA PRENSA/David Mesa LA PRENSA/David Mesa
LA PRENSA/David Mesa

Panamá apenas se está abriendo. El acceso a nuevas tecnologías y capital para inversión, factores nuevos en el campo impulsados por la fuerte globalización, están transformando radicalmente a nuestro pequeño país.

Debido a esto, Panamá está pasando de ser un terruño nostálgico, dominado por una cantidad concentrada de familias privilegiadas, a ser un centro estratégico para todo el mundo, cada día con oportunidades de desarrollo para más personas.

María Eugenia Grimaldo ha tenido una corta, pero intensa carrera en el tema de comunicaciones. Su experiencia la hace pensar que esta mezcla emergente es un campo oportuno de integración entre retos en medio de las estructuras tradicionales de poder en Panamá, con un mundo más abierto y democrático.

¿Qué rol debe jugar la comunicación hoy en día en nuestro país?

Panamá está en un proceso de evolución en el que cada vez se hace más evidente la necesidad de comunicación efectiva, ya que aunque geográficamente no vamos a crecer, en cuanto a población y mundo corporativo, estamos creciendo de forma importante.

En el tiempo de mis papás, uno veía alrededor y se encontraba principalmente a familias dueñas de empresas, pero ahora estamos comenzando a contar con un marco de empresas multinacionales que, creo yo, llegan a engrandecernos.

También es importante notar que la realidad de la situación venezolana ha ayudado a la situación económica del país. Aunque uno no se alegra de la desgracia del vecino, es cierto.

Tenemos todas estas influencias que no conocen la idiosincrasia del país y que a la vez están creando una nueva, y la comunicación adecuada será necesaria para que los actores económicos entiendan el marco en el que se encuentran y qué pueden hacer. La cantidad de jugadores está aumentando.

Y con ella, la complejidad del juego. ¿Crees que el alza económica va viento en popa o nos espera una que otra turbulencia?

Se vienen algunos tiempos de vacas flacas. Definitivamente la locomotora que llevamos a 100 kilómetros por hora va a bajar a una velocidad promedio. Aunque quiero dejar claro que Panamá sigue siendo, y en esto me declaro nacionalista completamente, centro del mundo y corazón del universo y tenemos mucho que ofrecer.

Tenemos una posición geográfica que sabemos utilizar, tiene ambas leyes 41 [de promoción de inversión extranjera]. Además, somos un país acostumbrado a recibir a extranjero y donde pueden existir en paz. Este es el único país donde el almacén del árabe está al lado del almacén del judío.

¿Cómo podemos hacer que este desarrollo empresarial no afecte negativamente a los sectores olvidados del país?

Es importante entender que una empresa debe perseguir tanto reputación como sostenibilidad, lo cual incluye un retorno social. Lo que podemos hacer es llegar a las empresas, ver lo que hacen y ver lo que pueden aportar a la sociedad.

Toda empresa tiene dos realidades, una de mercado y otra social. Esta realidad social incluye las vivencias, los tranques, el calentamiento global, las inundaciones, la insatisfacción con los Gobiernos y la opinión pública.

Para evitar un efecto negativo en esta realidad social, que cada vez se calienta más, tienes que ver cómo tú le puedes regresar a esa sociedad, si ella te está dando mercado como una empresa.

Como dice Michael Porter [profesor de estrategia de negocios en la Universidad de Harvard], debes buscar cómo crear valor compartido donde ambas partes se beneficien. Eso es simbiosis y creas una reputación al ser una empresa ciudadana responsable.

¿Crees que todos estos cambios afectarán la estructura tradicional del país?

Creo en Gobiernos democráticos y con un Estado de derecho bien definido. No sé si eso es una utopía. Pero más que un Gobierno, será necesario que el Estado pueda proveer salud, educación y seguridad de calidad.

Yo aspiro el día que pueda dar a luz en la misma sala que una empleada doméstica, o que mi hijo pueda ir a una escuela pública. Por eso, lucharé para que eso sea así algún día y que esas tres herramientas estén disponibles a todos los panameños.

De ahí, pa´lante y salgan a la selva que allí están todas las oportunidades. Sobrevivirán siempre los mejor adaptados, siempre y cuando estemos en igual condiciones. A veces sentimos que no tenemos quién nos dé la oportunidad, pero nosotros mismos podemos salir a buscarla. No hay peor miedo que el mismo miedo, así que es mejor saltar ya y hacerlo. El que no se tira al charco, no aprende a nadar.

PERFIL

María Eugenia Grimaldo estudió periodismo y relaciones internacionales en American University en Washington, D.C. Luego hizo un máster en gestión de empresas de comunicación en la Universidad de Navarra en Pamplona. Trabajó como productora en Telemetro. Es gerente de comunicación corporativa en Stratego Panamá. Tiene 31 años.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código