JÓVENES DE ÉXITO

El poder de cultivar nuevas alianzas

LA PRENSA/Maydée Romero Sprang. LA PRENSA/Maydée Romero Sprang.
LA PRENSA/Maydée Romero Sprang.

Uno de los retos más grandes que tienen los jóvenes emprendedores del país es transformar un sistema que muchas veces actúa contra ellos, el resultado de leyes viejas y una preferencia cultural hacia empresas grandes en vez de servicios más ligeros y activos.

Luis Alberto Morán, de 29 años, está trabajando para plantar nuevas ideas de innovación, a través del Centro Nacional de Competitividad y como profesor universitario. Su idea es que si transformamos como pensamos, transformaremos el país.

¿Qué te motivó para querer ser economista? ¿No es la economía la ciencia lúgubre?

Yo miro muchas cosas en torno a ecuaciones y en mi vida he descubierto una ecuación bastante sencilla: sacrificio cotidiano más dedicación continua es igual a resultados esperados. Esto es particularmente cierto sobre mi vida. Vengo de Chiriquí y me ha tomado mucha dedicación para estudiar la carrera que quería y luego tener la oportunidad de estudiar una maestría en Chile.

Ese sacrificio cotidiano es levantarme cada día con el interés de transformar lo que ya existe, ver cómo se puede impactar a la sociedad de forma positiva y dejar un legado desde mi carrera profesional.

La economía es mi pasión y a través de ella tengo la oportunidad de proponer y discutir soluciones para reducir la pobreza y la marginalidad.

Hablando de transformación, ¿crees que es posible cambiar las idiosincrasias del país?

El mundo en general se está transformando. El país también, pero se requiere que la gente pueda lograr ser parte de esa transformación y superarse. Esta transformación no es el producto únicamente de ideas, sino de acciones y las acciones son mucho más fuertes si se trabajan juntas.

Es parte de un proceso. Ocupamos el puesto 49 de 148 en materia de competitividad [según el Foro Económico Mundial]. Ahora tenemos que enfocarnos en crear más oportunidades reduciendo los obstáculos para el emprendimiento.

¿Quiénes no están trabajando juntos pero deberían?

Tenemos que crear un diálogo más unido entre el sector privado y las universidades. Las empresas y las universidades deben estar en matrimonio, para decirlo coloquialmente. Debe ser parte del día a día que empresarios vayan donde los estudiantes y que los estudiantes pasen tiempo en las empresas, y que entre ambos puedan encontrar formas de mejorar sus procesos productivos y educativos.

¿Qué se puede hacer para fomentar ese diálogo?

Las empresas deben comunicar a las universidades las cosas que necesitan para que estas puedan hacer un mejor trabajo. Por su lado, las universidades deben volcarse mucho más a la innovación. Eso conlleva no solo enseñar técnicas profesionales sino también habilidades blandas.

¿Qué son habilidades blandas?

Cosas como liderazgo, una conciencia transformadora, responsabilidad y conciencia cívica. Es muy común que un empresario te diga que no le importa si la persona que contrata sabe o no mucho de computadoras, eso se enseña, pero necesita alguien que tenga liderazgo.

¿Qué papel juega la mente joven en todo esto?

Los cambios en la sociedad dependen de la gente joven. Tenemos que tomar la bandera y buscar esas transformaciones. Eso es lo que hago en mi trabajo. Me acerco a gente y les hablo de cómo pueden mejorar su competitividad para lograr que el país sea más productivo.

¿Qué consejo tienes para un joven que ahora mismo desea emprender?

Primero, descifrar qué es lo que te gusta hacer. Cuando tienes pasión por las cosas, las haces mejor, trabajas todos tus recursos y aprovechas todas tus ventajas. De la forma que yo lo veo, las oportunidades siempre van a estar, solo que tú tienes que estar preparado para tomarlas. Tienes que buscar cómo proyectar tu vida con un programa a largo plazo.

Y si te caes 17 veces, ve por la 18. Los obstáculos siempre van a existir, lo importante es ver cómo puedes innovar para superarlos. La innovación en este país tiene que convertirse en un tema del día a día. Tiene que ser parte del café que nos tomamos en las mañanas.

PERFIL

Luis Alberto Morán estudió economía en la Universidad de Panamá y una maestría en economía y políticas públicas en la Universidad Adolfo Ibáñez, en Chile. Tiene un posgrado en docencia superior de la Universidad Latina. Ha trabajado como economista senior en la Presidencia y el Ministerio de Economía y Finanzas, y fue asesor económico en el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y el Ministerio de Comercio e Industrias. Trabaja como economista coordinador del Centro Nacional de Competitividad y profesor universitario. Tiene 29 años.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código