Productores abandonan la tierra

Las promesas que no dan fruto

En arroz, poroto, cebolla, tomate y papa, principales cultivos de la canasta básica de alimentos, se dejaron de sembrar 10 mil hectáreas en 2011.

El panorama es sombrío. Reducción de hectáreas cultivadas, deserción de productores, altos costos de producción, bajos precios pagados al agricultor y un clima que no da tregua, se combinaron este año para sepultar a un alicaído sector agropecuario.

El desánimo de los productores se puede percibir en la reducción de las hectáreas cultivadas, asegura Alexander Araúz, miembro de la Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí. En cultivos básicos como arroz, poroto, cebolla, tomate y papa, entre otros, se han dejado de sembrar este año 10 mil hectáreas aproximadamente, situación que agrava aún más la caída del sector, indicó el arrocero.

En las tierras altas de la provincia de Chiriquí cada vez son menos los agricultores que se mantienen en la actividad, dice Araúz.

El agricultor atribuye esta realidad a los altos costos de producción y a los bajos precios pagados por la cosecha. “De los 200 productores que se dedicaban al cultivo de tomate en tierras altas, la cifra se ha reducido a 20 en los dos últimos años”, dijo a manera de ejemplo.

El año 2011, para el sector agropecuario también se resume en políticas agropecuarias incumplidas. En casi dos años y medio de la administración de Ricardo Martinelli no se ha concretado ningún proyecto del plan quinquenal establecido para impulsar al sector agropecuario, advirtió Virgilio Saldaña, presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas.

De los 13 sistemas de riego que contempla este plan quinquenal del Gobierno, solo se han hecho los estudios y diseños para el plan de Bambito y Río Sereno en la provincia de Chiriquí y la entrega de propuestas para el estudio, diseño y construcción del proyecto integral del sistema de riego en el Valle de Tonosí, provincia de Los Santos.

Edwin Pérez, miembro de la Gremial de Agroexportadores de Productos No Tradicionales de Panamá, coincide con Saldaña en que se han promocionado los sistemas de riego y aún no hay nada en concreto. “En campaña electoral se prometió mucho para reactivar al sector agropecuario y solo ha quedado en promesas”, asegura el agroexportador.

El proyecto de la Cadena de Frío es otra promesa que todavía no muestra mayores avances. “Lo cierto es que cada vez hay menos tierras cultivadas y peligra la seguridad alimentaria del país”, dijo Pérez.

En Panamá, en los últimos cinco años se han dejado de sembrar 35 mil hectáreas, lo que nos hace más dependientes de las importaciones. La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) advierte que durante los próximos 40 años la población crecerá 50%, mientras que los espacios para producir alimentos solo aumentarán 30%.

En un futuro los alimentos serán escasos y caros, y cada país deberá velar porque cada centímetro de tierra sea más productivo.

Panamá no escapa a esta realidad, asegura Deodoro Roca, coordinador subregional para América Central y representante de la FAO en el país.

Emilio Kieswetter, hasta ayer ministro de Desarrollo Agropecuario, reconoce que reactivar al sector agropecuario es un reto que cada día se hace más difícil debido al ataque de plagas, las variaciones climáticas y la captación de recursos.

“El sector agropecuario por tradición ha sido el más olvidado y parte de mi trabajo, durante un año y medio de estar en el cargo, fue convencer a los ministros de la necesidad que hay de apoyar al sector.

Si hay un sector agropecuario fortalecido se mejora la educación, nutrición, salud logra beneficios, mejoran los ingresos, aumenta el producto interno bruto en este sector que es uno de los que mayor empleo genera en el interior del país”.

No podemos brindar seguridad alimentaria al país si no se fortalece al sector agropecuario y se dota al productor de las herramientas necesarias para que aumente la producción, advirtió el extitular de la cartera agropecuaria.

En 2011 se logró el ordenamiento del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida). “Ya se puede decir que el Mida es una estructura funcional, una institución que tiene el rumbo marcado y definido”, concluyó Kieswetter, quien ayer presentó su renuncia.

iFRAS DEL SECTOR

400

hectáreas de arroz se perdieron en Chiriquí en el ciclo 2011-2012.

200

hectáreas de maíz se perdieron en Los Santos por el ataque de plagas.

$119

millones será el presupuesto para el secor agropecuario en 2012. Aunque originalmente se solicitaron $150 millones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código