Desabastecimiento

Dos propuestas ante crisis de la cebolla

Entre julio y agosto se importaron 60 mil quintales. A largo plazo se teje un plan para reactivar la siembra.

Temas:

Infografía Infografía
Infografía

La crisis en el desabastecimiento de cebolla deja en evidencia las distorsiones en el mercado local.

Por un lado está la reducción en las hectáreas sembradas, según los productores, por las afectaciones climáticas y el incremento de las importaciones en época de cosecha local. Y por otro lado están los comerciantes, que reafirman la necesidad de eliminar el control de precios porque dicha medida desmotiva la producción local y la competencia.

La cebolla es un ingrediente indispensable en la dieta de los panameños y la producción que existe en inventario solo abastece el 25% del consumo local. De allí que los integrantes de la Cadena Agroalimentaria de Cebolla, organismo integrada por comerciantes, importadores, consumidores y autoridades del Gobierno, acordaron ayer en una reunión “urgente” importar 60 mil quintales de cebolla.

La cebolla se importará a cero arancel, por tratarse de una “emergencia”, si así lo aprueba el Consejo de Gabinete el próximo martes.

Los primeros 30 mil quintales que lleguen al país abastecerán el consumo de julio, y los otros 30 mil quintales suplirán la demanda de agosto.

Augusto Valderrama, ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), reconoció que la escasez es producto de una combinación de factores: disminución en la producción local y bajo inventario en los mercados internacionales por afectaciones climáticas. Esto provoca que el precio internacional del bulbo, puesto en Panamá, se sitúe en más de $100 el quintal, cuando la regulación de precios establece un tope de $80 el quintal.

Según Valderrama, la crisis se pudo haber evitado. Desde la última reunión de la Cadena Agroalimentaria en marzo pasado se preveía una escasez global por el cambio climático, pero no se tomaron las medidas correctivas, dijo el nuevo titular de la cartera agropecuaria, quien junto al presidente Laurentino Cortizo enfrenta la primera crisis en el sector agro.

Plan de acción a largo plazo

A largo plazo, los productores proponen trabajar con el Gobierno para ordenar la producción nacional y garantizar el abastecimiento.

En la reunión de ayer, los productores de tierras altas entregaron a las autoridades agropecuarias un plan para reactivar la siembra del bulbo.

El proyecto sugiere que la planificación de la producción se realice por mes, de manera que la salida del producto cubra el consumo de ese periodo. Si hay algún excedente, que este acumulado se transfiera al siguiente mes, sin que sobrepase el 50% de la producción programada, para evitar pérdidas, explicó Lorenzo Jiménez, presidente de la Asociación de la Comunidad Productora de Tierras Altas (Acpta).

Los primeros nueve meses del año la producción local abastecería la totalidad de la demanda. Para el último trimestre, cuando aumenta el consumo de cebolla, se cubriría las necesidades del mercado con la importación planificada en la Cadena Agroalimentaria de Cebolla, explicó Jiménez.

En la propuesta participarían los productores de cebolla de tierras altas (Volcán y Boquete en Chiriquí) y los de tierras bajas (Azuero y Natá, en Coclé).

De enero a septiembre, la producción local de cebolla tiene mayores ventajas competitivas (costos vs. rendimientos) y su calidad es mejor, asegura el representante de la Acpta.

Entre septiembre y diciembre, la oferta de cebolla local disminuye debido a las condiciones climáticas, pero el consumo se incrementa.

La propuesta de los productores es recuperar las mil 200 hectáreas que se cultivaban en 2006, y progresivamente cubrir el consumo mensual de 45 mil quintales.

Para abastecer la demanda en el último trimestre del año, los productores sugieren realizar la compra a través de contingentes por desabastecimiento con aranceles preferenciales (15%) y basado en el requisito de desempeño.

Según este requisito, los contingentes por desabastecimiento se distribuyen entre los comerciantes que adquieren producción local. Las importaciones que no se acojan al requisito, seguirían pagando el arancel vigente de 72%.

Otra de las peticiones de los productores, para garantizar el abastecimiento en el país, es que las autoridades agropecuarias cumplan con las normas fitosanitarias, que establecen que al país no puede entrar el bulbo de Holanda porque tiene el nemátodo Ditylenchus dipsaci, un gusano transparente que se alimenta del tallo y tejido de la cebolla y afecta las plantas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jul 2019

Primer premio

2 1 4 9

CADA

Serie: 12 Folio: 9

2o premio

6279

3er premio

6451

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código