Conflicto en construcción de esclusas

El rejuego de GUPC

Cuando se pensó que la propuesta de Zurich sería acogida por GUPC, el mayor contratista del Canal volvió a pedir $1,600 millones.

Temas:

TRAFICO. Para este ano la compania proyecta movilizar 12.2 millones de ... TRAFICO. Para este ano la compania proyecta movilizar 12.2 millones de ...
TRAFICO. Para este ano la compania proyecta movilizar 12.2 millones de ...

Grupo Unidos por el Canal (GUPC) tuvo en sus manos la solución más tangible a sus problemas de liquidez, pero un giro de 180 grados en el proceso de negociación frustró la propuesta formulada por la aseguradora Zurich American.

El plan financiero que permitiría concluir el tercer juego de esclusas era el siguiente: Zurich aportaría $400 millones con la remisión del bono de la fianza en su poder, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) daría $100 millones en concepto de pagos anticipados, y el consorcio aportaría otros $100 millones.

A esto había que agregarle cerca de $250 millones, la cifra que queda por desembolsar del contrato una vez descontados los anticipos que GUPC adeuda al Canal.

Los cuatro aportes totalizan $850 millones que GUPC tendrá a su disposición para terminar de construir las nuevas esclusas después de un largo y complejo proceso de negociación.

Todo indicaba que el paquete propuesto por Zurich sería ejecutado por el consorcio. Fuentes ligadas al proceso aseguraron que este era el mensaje que enviaban las partes involucradas, antes de la reunión del pasado martes entre la afianzadora, la administración del Canal y el consorcio.

Un día antes del encuentro celebrado en el auditorio Ascanio Arosemena, GUPC y Zurich discutieron el plan de financiamiento. El consorcio había quedado aparentemente tan bien impresionado, que sus abogados consideraron innecesario reunirse con el Canal en la fecha previamente pactada para discutir los detalles del paquete de financiación.

La ACP insistió en la necesidad del encuentro, y así empezó la reunión en la que por primera vez participó Zurich.

Durante la mañana la discusión estuvo fundamentalmente basada en el método propuesto por la aseguradora. Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP, salió del auditorio con aspecto optimista.

Terminado ese primer acto, Quijano indicó que se había planteado una propuesta que podría “dar una solución a largo plazo”.

Pero acto seguido, los representantes y abogados de GUPC enviaron mensajes de que se debían hacer ciertas aclaraciones.

En este grupo de abogados está la firma estadounidense White & Case, recién integrada al equipo legal de GUPC, y la local Alemán, Cordero, Galindo & Lee, de la que es socio Aníbal Galindo, vicepresidente del gobernante Cambio Democrático y asesor del presidente, Ricardo Martinelli.

Una vez retomaron las conversaciones, en la sesión de la tarde, los representantes de GUPC empezaron a explicar sus apremios financieros y de inmediato el factor sorpresa se apoderó del auditorio.

Este diario conoció que Paolo Möder, vocero de GUPC en el proceso de negociación, les explicó tanto a los representantes de Zurich como a los de la ACP, que la oferta era insuficiente para solucionar los supuestos problemas de liquidez del consorcio.

Insistió en que GUPC- integrado por la española Sacyr, la belga Jan De Nul, la italiana Salini-Impregilo y la panameña Constructora Urbana, S.A.- necesita $1,600 millones para terminar la obra.

De vuelta al día uno

El planteamiento de GUPC no hace otra cosa que volver atrás el reloj. El pasado primero de enero el consorcio reveló que no podía continuar la construcción del tercer juego de esclusas por supuestos sobrecostos de $1,600 millones.

Las pretensiones del contratista se distanciaron nuevamente de lo que la ACP estaba dispuesta a asumir.

Con la propuesta de Zurich, respaldada por la administración de la vía interoceánica, el Canal sostiene la suma de $3 mil 300 millones del contrato, resultantes del monto al que fue adjudicado la obra ($3 mil 118 millones) más los ajustes por alzas salariales y el aumento de los precios en los materiales de construcción.

GUPC tiene la aspiración de que a esa cantidad se le agregue un pago adicional de $1,600 millones, y recibir una suma definitiva de $4 mil 900 millones.

La ACP se ha referido en repetidas ocasiones a estos gastos extras y ha dicho que no son reconocibles mientras no pasen por las tres instancias de reclamación señaladas taxativamente en el contrato, incluido el arbitraje internacional.

Pese al desenlace de la reunión sostenida hace dos días, Quijano y GUPC expresaron que el diálogo sigue abierto y que el próximo encuentro se realizará el lunes 27 de enero.

Con el 67% de avance en la construcción del tercer juego de esclusas, la inyección de los $850 millones entre los aportes de GUPC, el Canal y Zurich daría suficiente respiro para terminar la tercera parte del proyecto pendiente.

En cambio, seguir insistiendo en el pago de sobrecostos por $1,600 millones, parece llevar el proceso de negociación a un callejón sin salida.

Canal alcanza nuevo récord en tránsito de carga

Entre octubre y diciembre de 2013, período correspondiente al primer trimestre del año fiscal 2014 de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), se registraron 87.7 millones de toneladas CPSUAB (sistema universal de arqueo de buques del Canal de Panamá), un crecimiento de 4.8%.

Estas cifras se convirtieron en uno de los mejores resultados en la historia del tránsito de carga por la vía, según un comunicado de la entidad. La marca anterior se registró en el primer trimestre de 2012, cuando transitaron 86.2 millones de toneladas CPSUAB.

El aumento de carga se atribuye a la buena cosecha de granos en Estados Unidos con destino a Asia. En estos tres meses hubo 3 mil 450 tránsitos. En este período se reportaron $614.1 millones en ingresos por peajes, 7.7% por encima de lo estimado. El administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano, atribuyó los resultados al trabajo eficiente y a la dedicación del equipo humano.

Wilfredo Jordán S.

Paralización en los trabajos

El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) revisará la planilla del consorcio Grupo Unidos por el Canal para determinar si está cumpliendo con las leyes laborales panameñas, informó la titular, Alma Cortés.

Según la funcionaria, existe un cese total de las obras de ampliación, pese a que la compañía no ha oficializado la paralización de los trabajos. “Todo está paralizado, todo está tirado, eso es como si la obra la hubieran abandonado producto de un tsunami”. Desde junio pasado a la fecha, según explicó Cortés, el consorcio ha destituido a cerca de 2 mil 600 trabajadores sin ningún tipo de explicación y “queremos conocer cómo va a ser el pago de sus liquidaciones, sus prestaciones, derechos adquiridos, cómo está el fondo de cesantía y el pago de las cuotas de seguro social”.

Gustavo Aparicio O.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código