ENFOQUE GERENCIAL

El reto de promover una visión del futuro

El reto de promover una visión del futuro El reto de promover una visión del futuro
El reto de promover una visión del futuro

Gustavo Manrique Salas

OPINIÓN

Las organizaciones incrementan su eficiencia a medida que generan una visión compartida sobre su razón de ser y trabajan consistentemente en la proyección de su realidad de cara al futuro.

Eso que llamamos misión y visión no es un discurso filosófico, sino que traduce los desafíos que debe asumir una organización para ser exitosa en su entorno. La misión y la visión la establecen las personas y en torno a las mismas se suman voluntades, talentos y experiencias para hacerlas realidad.

Las organizaciones que son capaces de desarrollar una visión de futuro y trabajan para lograrla seguramente incorporan en su gente una razón mucho más poderosa para establecer acuerdos y crear sinergias, en esencia, una razón para progresar.

Sin embargo, el poder de la visión se pierde cuando los líderes de la organización se concentran en el corto plazo. Esta es una realidad muy latente en Latinoamérica, donde los escenarios políticos y económicos son muy dinámicos y los fundamentos legales del sistema se pueden trastocar en un abrir y cerrar de ojos.

Por ello, lo que tradicionalmente ocurre es que las organizaciones sacrifican objetivos de largo plazo, para atender objetivos de corto plazo, generando una cultura de la inmediatez, una tendencia a la improvisación y decisiones heroicas basadas en el sentido de urgencia y no en un plan estructurado.

Lo cierto es que las organizaciones que son capaces de crear una visión de largo plazo y atienden de manera oportuna, coherente y enfocada sus objetivos de corto plazo, terminan siendo más competitivas, más productivas y cuentan con una sólida cultura corporativa que alimenta la identidad de la gente que trabaja en ellas.

Los objetivos de corto plazo sin duda alguna son importantes, pero sin un asidero en el largo plazo se comportan como la “visión de Míster Magoo”, ese famoso personaje de los cómics con problemas en la vista y que de manera casual superaba los problemas, siempre al borde de una tragedia.

Las “visiones Magoo” de corto plazo generan mayores escenarios de coyuntura, desgastan a la organización y sus gerentes se quedan en el día a día, sepultados en una avalancha de problemas operativos que les impiden crecer y desarrollarse.

Preparar a la organización para el largo plazo implica estudiar permanentemente las dinámicas del entorno, evaluar progresivamente lo que la empresa es y desea ser, planificar el desarrollo de la organización e invertir en temas que tradicionalmente la visión de corto plazo no necesita como lo son el talento humano, cultura corporativa, comunicación, reputación corporativa, entre otros.

La filosofía de gestión es un compromiso público que la empresa debe cumplir, y tarde o temprano será evaluada por ello.

Pensar en el largo plazo es una decisión estratégica y lograr una filosofía de gestión compartida y puesta en práctica una ventaja competitiva.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código