Valor razonable

Otro ‘round’

Temas:

En las últimas semanas, se ha observado una escalada en las tensiones entre Estados Unidos y China, que se ha caracterizado por acciones concretas de parte de la administración del presidente Donald Trump, que hacen presagiar un futuro, cuando menos inmediato, más pedregoso e incierto.

Estados Unidos y China llevan tiempo en la búsqueda de un acuerdo que ponga a la relación comercial bilateral bajo un esquema más transparente y productivo.

Sin embargo, la no cristalización de un acuerdo definitivo, bajo la acusación estadounidense de que China se ha negado a honrar acuerdos previos, ha llevado a la administración en Washington a golpear al comercio chino con una nueva ronda de subidas arancelarias, a lo que los chinos han respondido de forma similar.

Adicionalmente, el presidente Trump ha dado orden de que el Departamento de Comercio abra un proceso de carácter punitivo contra Huawei, bajo el argumento bastante persuasivo de que los productos y sistemas de la compañía están sujetos y, por ende, son vulnerables a las prácticas de espionaje del Partido Comunista Chino; por lo que a Huawei se le podrían cerrar los mercados de Estados Unidos para la compra de componentes vitales.

La orden del gobernante estadounidense, si es aplicada, lo cual dependerá de las circunstancias, representaría una probable sentencia de muerte para la compañía.

Las tensiones entre Washington y Pekín no solo son sobre el rebalanceo de la relación comercial entre ambos países. Existe en el campo conservador estadounidense una corriente de pensamiento que busca la contención efectiva del creciente poder chino a nivel global, y el comercio no es más que uno de los campos en el que piensan que vale la pena contener a Pekín.

Por otra parte, Trump debe estar perfectamente consciente de que un deterioro de fondo de la relación entre Estados Unidos y China, particularmente en lo económico, sería lesivo para Estados Unidos (mucho menos que para China, sobre todo a largo plazo, pero igualmente peligroso) y el mandatario estadounidense no puede llegar a la campaña de 2020 con una economía en problemas, ya que la economía es su carta de presentación para capturar el centro no ideológico, sin un pedazo del cual no podría retener la presidencia. Los chinos lo saben.

Y Trump sabe que los chinos lo saben. Por lo pronto, y en la agenda, está una posible cumbre entre Trump y Xi Jinping en el marco de la reunión del G-20 el mes que viene en Japón. Veamos, primero, si esta cumbre en realidad se materializa.

El autor es financista.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

13 Oct 2019

Primer premio

1 7 2 5

DDBC

Serie: 6 Folio: 3

2o premio

5472

3er premio

4486

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código