TRAMITOLOGÍA

‘Yo solo quiero estudiar’

Pedir un préstamo al Ifarhu es un obstáculo que seis meses después todavía no he logrado vencer.

Temas:

Hace dos años me gradué de secundaria. Tuve un año en el que no sabía muy bien qué era lo que quería estudiar, pues muchas cosas me llamaban la atención. Después de reflexiones y consejos, por fin me decidí: cocina. Siempre ayudé a mi mamá y a mis tías a preparar las comidas especiales, las de Navidad y Año Nuevo, principalmente, y creí que eso era lo mío. Por suerte, la alta cocina anda de moda en Panamá y no fue muy difícil convencer a mi mamá de que tenía futuro en esa carrera.

Averigüé y encontré una escuela prestigiosa y con buen nivel académico y práctico. El problema: no era barata. Mi familia no es adinerada ni mucho menos. Mi mamá me sacó adelante con mucho esfuerzo y sacrificó tantas cosas para que yo pudiera estar en una escuela privada, que me graduara bilingüe.

Así que acudí a la única institución que me podía ayudar: el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu). La solicitud era bastante básica, no iba a irme al extranjero ni solicitaba una cifra astronómica. Originalmente pediría un poco menos de $10 mil, pues eso es lo que costaba la carrera. Pero entre cálculos y demás, nos dimos cuenta que debíamos pedir menos por la capacidad de endeudamiento que tenían mi mamá y mi tía, mis dos deudoras. Así que entre una y otra cosa, logré reunir un pequeño ahorro y fui a pedir $7 mil a la institución encargada de velar por la educación superior de los ciudadanos.

La primera vez que fui iba en plan de ver qué necesitaba. Me entregaron un documento con los requisitos que debía llevar para empezar el proceso y comencé a buscarlos. Cuando fui a entregar todo, me atendió otra persona, que me dijo que necesitaba otros documentos, algunas cartas de la universidad. Así que me puse en ello.

Fui una tercera vez, con la seguridad de tenerlo todo completo. Pero estaba equivocado, pues ahora quien me atendió me dijo que todos los documentos necesitaban estar autenticados.

Llevaba mes y medio en estos trámites. Las clases ya habían comenzado, en tanto confirmé que había tomado la decisión correcta. Me encantaba la cocina. Volví una cuarta vez con los documentos autenticados. Todo bien, me dijo la señora que me atendía. Me hizo un cálculo crediticio de mi mamá y mi tía y me dijo que tenían capacidad de endeudamiento, que todo estaba en orden. Para mala suerte mía, ese día olvidé los recibos de agua, por lo que tuve que irme para volver al día siguiente. La señora que me había atendido me dijo, entonces, que se iba de vacaciones, que no me podía atender. La nueva representante, sin embargo, me dijo que mis deudores no tenían capacidad crediticia, y que además ella no quería documentos autenticados, sino los originales. No me dio mucho tiempo de discutir, pues la oficina estaba por cerrar.

Regresé por una sexta vez. Me atendió otra persona, a la que le expliqué todo y me aceptó los papeles y me dijo que mis deudores sí aplicaban. Comencé a llenar documentos y hora y media después, ya me habían aceptado todo. Me dijeron que en aproximadamente un mes, saldría mi préstamo.

Pasó el tiempo y un día como cualquier otro sonó el teléfono de mi casa. Era del Ifarhu, que había un documento con una fecha mal puesta, que debía ir a corregir, eso con la universidad. Así que fui y lo hice. Ocho visitas a la institución, y casi seis meses en ir y venir. Esta semana recibí un correo electrónico, en el que me pedían mi firma.

Lamentablemente, el documento tenía mal el nombre de mi escuela, además de que estaba formulado como si yo estuviera en el exterior y necesitara dinero para mi manutención. En otras palabras, más ir y venir.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Nov 2018

Primer premio

2 0 5 9

CAAC

Serie: 1 Folio: 8

2o premio

1641

3er premio

1301

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código