Reacomodo y nueva proyección

En el terreno inmobiliario

La Chorrera, Arraiján, Pacora y Las Cumbres son áreas en las que se concentra el mayor volumen de proyectos residenciales.

Durante la crisis financiera internacional de 2008 aumentó el temor de que estallara una burbuja inmobiliaria en el mercado panameño. Había cientos de apartamentos disponibles, pero los compradores locales e internacionales que podían pagar 2 mil 500 dólares por metro cuadrado guardaban con recelo su dinero.

Han pasado cuatro años desde que se encendieron las primeras luces de alarma y muchos se preguntan si el sector inmobiliario habrá pasado el umbral del peligro.

El panorama se ha despejado parcialmente. Segmentos como el residencial, industrial y los centros comerciales muestran estabilidad.

La industria se las arregló y aprovechó la llegada de empresarios y trabajadores extranjeros con alto poder adquisitivo que se refugiaban en Panamá, para venderles los apartamentos de lujo.

Algunos proyectos faraónicos murieron en su cuna, como el Palacio de la Bahía, Los Faros de Panamá, Ice Tower y las Torres Planetarium. Otros pasaron por un proceso de reconversión. Los especuladores se fueron esfumando y las constructoras tradicionales empezaron a mirar a los consumidores de clase media con verdaderas necesidades habitacionales.

Se enfocaron en viviendas cuyos precios aplican a intereses preferenciales, cuyo límite se aumentó hace dos meses de 80 mil a 120 mil dólares.

Para Félix Carles, corredor de bienes raíces, lo positivo de la crisis internacional fue que ahuyentó a los especuladores que hicieron que los precios alcanzaran niveles históricos.

Indica que los extranjeros, principalmente estadounidenses y sudamericanos que están llegando al país, compran una propiedad para radicarse en Panamá y no para revenderla después.

Para 2012, el Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda) proyecta que sus agremiados registrarán ventas por 665 millones de dólares, con un total de 7 mil 429 unidades, que representará un crecimiento de 19% en comparación con 2011.

La Chorrera, Arraiján, Pacora y Las Cumbres son las áreas en las que se concentra el mayor volumen de proyectos residenciales.

En su informe sobre el comportamiento del primer trimestre, Elisa de Gómez, directora de Convivienda, indicó que la mayoría de los proyectos están entre los 30 mil y 60 mil dólares.

En el ala comercial

Datos del mercado dan cuenta de que hay un millón de metros cuadrados de espacio comercial y que la nueva oferta que se está construyendo alcanza los 76 mil 485 metros cuadrados.

En su diagnóstico del sector inmobiliario, Mauricio Rodríguez, gerente de Investigación y Análisis de la consultora Indesa, señaló que la ocupación en los centros comerciales alcanza el 94%, y añade que estudios internacionales dan cuenta de que todavía hay espacio para nuevas construcciones en este segmento.

Centros como Multiplaza y Albrook Mall están construyendo ampliaciones, mientras que hacia los extremos de la ciudad ya se anunciaron nuevas inversiones.

En cuanto a la división industrial, los números indican que esta será la que mayor auge registre.

Actualmente se construyen 300 mil metros cuadrados de zona industrial, principalmente en las cercanías del aeropuerto internacional de Tocumen.

Se calcula que el 80% de esta oferta ya está contratada porque se trata de proyectos construidos a la medida del cliente.

En el mercado de oficinas, la historia es otra. Las luces parpadean, pues se duplicará la oferta existente y no hay certeza de que el mercado pueda absorber los 550 mil metros cuadrados que están en construcción.

El mercado local cuenta con 900 mil metros cuadrados de oficinas, y al cierre de 2011 la desocupación cerró en 8.7%. El precio por metro cuadrado entre 2010 y 2011 registró un leve incremento, y pasó de 19.50 a 22.50 dólares, aunque se estima que se dará una corrección a la baja.

Para Rodríguez, todavía es temprano para hablar de una burbuja en el segmento de oficinas, pero advierte de que hay que vigilar la tendencia cuando se active el excedente que está en construcción.

Industria con precios y límites al alza

El sacrificio que asumirá el Gobierno por la ampliación de los intereses preferenciales desde 80 mil dólares hasta 120 mil dólares aumentará en 1.5 millón de dólares en 2012 e irá creciendo hasta los 4 millones de dólares adicionales al año en los próximos ejercicios fiscales.

En 2011, el sacrificio fiscal por los intereses preferenciales fue de 42.1 millones de dólares. La cifra fue 38.4 millones de dólares por debajo a la reportada en 2010, un dato que refleja que muchos proyectos superaron la barrera de los 80 mil dólares y, por lo tanto, no se hicieron acreedores al beneficio. El cemento, los impuestos y las exigencias en seguridad son algunos de los elementos que explican el encarecimiento de las propiedades.

El hecho de haber aumentado el límite a 120 mil dólares puede incentivar el encarecimiento de los precios de proyectos que cuestan cerca de 100 mil dólares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código