el negocio de la fiesta

El ‘topón’ de los millones

El Carnaval tableño se lleva las expectativas con sus tres tunas y la promoción de sus reinas. De paso se disparan los presupuestos.
El parque Belisario Porras de Las Tablas es el centro de ebullición de un Carnaval sostenido por millones de dólares. Los días de la plaza suelen transcurrir en paz, salvo en las fiestas del Rey Momo. El parque Belisario Porras de Las Tablas es el centro de ebullición de un Carnaval sostenido por millones de dólares. Los días de la plaza suelen transcurrir en paz, salvo en las fiestas del Rey Momo.
El parque Belisario Porras de Las Tablas es el centro de ebullición de un Carnaval sostenido por millones de dólares. Los días de la plaza suelen transcurrir en paz, salvo en las fiestas del Rey Momo. Gabriel Rodríguez

En el distrito de Las Tablas varias tunas estuvieron tentadas a cancelar los carnavales. Un acicate más feroz que la sequía dinamitó la confianza de los tableños para organizar unas fiestas consideradas la segunda actividad económica más importante de la provincia de Los Santos, solo superada por la industria agropecuaria.

Un resquemor a tres bandas rondó las tunas de la Sociedad Calle Abajo Tableño, la Sociedad Calle Arriba y la creada en 2015, la Asociación Punta Fogón Unido, y por poco hace estallar un certamen capaz de insuflarles $75 millones a las arcas santeñas de acuerdo con los cálculos más conservadores, y de al menos $175 millones según algunas autoridades.

Explica Roberto Vergara, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Las Tablas, que los carnavales pueden representar el 10% del producto interno bruto de la provincia. Y según el diputado panameñista Adolfo Valderrama, otrora gestor de las discotecas móviles Pub Herrerano, de la empresa Varela Hermanos, cada visitante gasta un mínimo de $75 diarios. Es decir, $300 por persona durante los cuatro días de estas olimpiadas dionisiacas.

Esta cifra individual multiplicada por los 250 mil asistentes reconocidos por el burgomaestre tableño, Noé Iván Herrera, genera el guarismo inesperado de $75 millones, para un distrito poblado por 25 mil habitantes.

La cifra se vuelve espectacular mediante una comparación con el rey de los carnavales, o sea el de Río de Janeiro. En el momento de mayor esplendor del Brasil reciente, hace un lustro, la fiesta de esa ciudad arrojó $852 millones a sus más de 6.32 millones de habitantes, destacó en abril de 2011 el diario El País. En otras palabras, cada uno de los cariocas debió de recibir un ingreso de $134, un importe muy por debajo de los $3 mil que en teoría acopiará cada tableño una vez concluyan los carnavales de 2016.

Este argumento puede explicar el por qué de unos carnavales en medio del recelo entre las tunas, en particular dos de ellas, y las adversidades climáticas.

“El alcalde ha sido conciliador. Quiso reunir a las tres organizaciones para buscar un consenso, pero cuando se estaba tocando ese consenso en tres puntos sensitivos, no pudieron llegar [a un acuerdo] las tunas. Punta Fogón Unido y Calle Abajo Tableño son las dos tunas que estaban peleando una organización y en tres puntos no pudieron despegarse”, explica el burgomaestre.

La falta de “consenso” que impidió a las dos tunas “despegarse” resulta de que “Calle Abajo Tableño no quería que Punta Fogón Unido coronara en el parque Belisario Porras, y el alcalde al final dio esa potestad”.

Se generó también con la decisión del burgomaestre respecto de la intención “de Calle Abajo Tableño que no quería que las reinas de Punta Fogón Unido bajaran al parque Porras, y nosotros autorizamos que se bajaran allá”.

El tercer “punto sensitivo” se refiere “a las tonadas”, porque Calle Abajo Tableño y Punta Fogón Unido, al decir de Herrera, “estaban peleándose la representación de la misma tuna”. Las tonadas son un preámbulo de la celebración y se cumplen en el lapso de lunes a jueves antes del viernes de Carnaval.

La fuerza de los acontecimientos obligó al alcalde a asumir “las funciones de la Junta de Carnaval en una sola persona”, amparado “en el Código Administrativo, que lo autoriza a él como jefe administrativo” para tomar la responsabilidad de un órgano temporal que debía integrarse por el representante del corregimiento y sendos representantes de Calle Arriba y Calle Abajo.

“De ahí salían todos los fondos para pagar la basura, la policía, los bomberos, el Sinaproc [Sistema Nacional de Protección Civil], la Cruz Roja, y entonces se cobraban las donaciones de las empresas que vienen a Las Tablas, y el Municipio a su vez recibía todos los impuestos”, es el recuento aportado por Rosario Villarreal, portavoz de la tuna de Calle Abajo.

El alcalde asegura tener la capacidad de gestionar tantas responsabilidades, y así lo hace saber frente a esta inquietud cuando contesta: “¡Cómo no!”.

De paso complementa esta certeza promocionando la fiesta. “Por primera vez en la historia vamos a tener tres organizaciones. La Alcaldía se ha reunido ya con los estamentos de seguridad, porque queremos mostrarles al mundo y al país que son [las fiestas] más seguras de la región. En coordinación con la Policía Nacional se aumentó el pie de fuerza a 500 unidades las 24 horas del día”.

Es un 25% más en comparación con los carnavales tableños de 2015, los cuales fueron custodiados por 400 policías.

celebra el dinero

En cabeza de los 500 gendarmes recae la responsabilidad de mantener el orden de 250 mil personas inmersas en una faena de 96 horas de alcohol, ingesta de comida en raciones pantagruélicas, música cuya estridencia roza el cielo y excesos imprevistos propiciados por el ímpetu animal del ser humano.

De esos 500 policías pende todavía la suerte del Carnaval de Las Tablas 2016, esta vez con el ingrediente adicional de “la publicidad de las tres organizaciones”, según Herrera.

La promoción a cargo de las tunas en cuanto a las bondades de su reina, los arreglos, la murga y los carros alegóricos, y por defecto debido a la difusión en los medios de comunicación de “la falta de consenso”, aumentaron las expectativas de los asistentes y por razones matemáticas disparó el presupuesto general de gastos de las organizaciones. El total puede llegar a $1.3 millones, o quizás más.

“Estamos hablando de que un Carnaval [nos] puede costar $650 mil”, revela Rosario Villarreal, de la Sociedad Calle Abajo Tableño. “Se invierte un aproximado de $500 mil”, estima Alex Broce, vicepresidente de la Sociedad de Calle Arriba.

“En un Carnaval como el que vamos a representar nosotros, de una manera muy estrecha, porque vamos a salir y de eso puede estar seguro, hablamos de sumas superiores a los $100 mil”, anunció con altivez y dignidad Elia de Tulipano, integrante de la Asociación Punta Fogón Unido.

El origen de los ingresos de las tunas, por lo menos los referentes a Calle Abajo Tableño, se originan en un 80% en la capital del país y el resto en Las Tablas gracias a las actividades y los aportes de la corte de la reina y el Carnaval mismo.

Las contribuciones se hacen en dinero o en especie y según Villarreal se desglosan en el siguiente orden: las empresas representan el 31%; las actividades para recaudar fondos, el 20%; la fiesta a través de quioscos y otros puestos de venta, el 12%; la corte de la reina, el 23%; la reina, el 9%; la Autoridad de Turismo de Panamá, el 2%; y la extinta junta, el 3%.

El interés de las empresas patrocinadoras radica en la mejor posibilidad de capitalizar los réditos de una celebración mucho más rentable en comparación con la capitalina, la cual se subsidia por completo. “Las marcas se posicionan no por ventas sino por anécdotas, y los mejores recuerdos de la juventud ocurren con los carnavales. La anécdota crea marca”, detalla Adolfo Valderrama.

Un solo día de Carnaval le cuesta a cada tuna un promedio total de $100 mil, según las cuentas de Villarreal. Tan solo el carro alegórico tiene un precio de $30 mil la noche, considera el alcalde. Las murgas pueden cobrar $5 mil la jornada. El costo de los fuegos artificiales alcanza los $50 mil, aunque Villarreal hace la salvedad de que puede salirse al parque sin fuego, pero “no puedes salir sin murga y sin carro alegórico”.

La reina de Calle Abajo Tableño, la señorita Massiel Alejandra Llamas Castro, debió hacer una donación por su participación y aportó $50 mil bajo un contrato que le da derecho a quedarse con la pollera y los adornos. La suma total de este ajuar puede sobrepasar los $15 mil. Concluidas las celebraciones, pasarán a su propiedad el traje de luces, las plumas y demás accesorios.

La reina de Calle Arriba, la señorita Rosario Mayella García Chanis, pertenece a una familia con tradición real y firmó un contrato con una parte en obligaciones dinerarias y otra sujeta al costeo de ciertos gastos, destaca Broce.

Se desconoce el acuerdo con la reina de Punta Fogón Unido, la señorita Ana Isabel Cochez Díaz, aunque Elia de Tulipano hace la salvedad de que tendrá la compañía de varias majestades de años anteriores de Calle Abajo.

Es un mensaje de tradición de una tuna nueva dispuesta a “pelear” la hegemonía de sus dos contendoras.

DATOS relevantes

600,000

Es el número de personas que se trasladan a la región de Azuero en los carnavales.

500

Corresponde al número de policías que custodian las fiestas en Las Tablas.

$75

Millones, al menos, es el dinero que gastan los visitantes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código