EDIFICIOS SOSTENIBLES

Las ventajas de pensar verde

Las edificaciones con certificación LEED reducen entre 24%-50% el uso de energía; 40% del uso de agua; y 33%-39% de las emisiones de CO2.
La plaza comercial construida en Ciudad del Saber fue la cuarta edificación en el país en recibir una certificación LEED y la segunda en obtenerla en nivel ‘Gold’. LA PRENSA/Archivo. La plaza comercial construida en Ciudad del Saber fue la cuarta edificación en el país en recibir una certificación LEED y la segunda en obtenerla en nivel ‘Gold’. LA PRENSA/Archivo.
La plaza comercial construida en Ciudad del Saber fue la cuarta edificación en el país en recibir una certificación LEED y la segunda en obtenerla en nivel ‘Gold’. LA PRENSA/Archivo.

De las cerca de 5 mil 300 edificaciones que se construyeron en el distrito de Panamá durante 2013, solamente ocho recibieron la certificación de “Líder en Energía y Diseño Ambiental” (LEED, por sus siglas en inglés) que otorga el U.S. Green Building Council a aquellas que cumplen con ciertas características que las hacen amigables con el medioambiente.

Actualmente, Panamá tiene 14 edificaciones dentro del selecto grupo de los LEED, de un total de 77 registradas en dicha organización, que pertenece al World Green Council. Así, el istmo se posiciona como el segundo país de la región con más construcciones de este tipo, solo por detrás de Costa Rica.

Sin embargo, el 16 de marzo de 2013 Panamá se convirtió en el único país de la región y el cuarto en América Latina en contar con un edificio certificado LEED Platinum, el máximo nivel de su categoría.

Este es el del complejo de dormitorios ubicado en Ciudad del Saber, Clayton, que forma parte del Plan Maestro de Desarrollo Urbano que lanzó la fundación en 2009 y que ya tiene tres edificios con esta certificación, y otros en proceso de recibirla.

VENTAJAS SOSTENIBLES

Jane Henley, director ejecutivo del World Green Building Council (WGBC), manifiesta en un reporte de la organización que “la evidencia que vincula el buen diseño de oficina y mejora de la salud, el bienestar y la productividad del personal es ahora abrumadora. Hay, sin duda, un caso claro de negocio para invertir en el desarrollo y la ocupación de más saludables edificios verdes”.

Además de las ventajas para las personas que laboran en edificios sostenibles, señaladas en el informe “Salud, bienestar y productividad en las oficinas: El siguiente capítulo de la edificación sustentable”, que lanzó el WGBC en septiembre de este año, los ahorros en las facturas de electricidad o agua, por ejemplo, son altamente considerables.

Según información del Panamá Green Building Council, los edificios certificados LEED reducen entre 24%-50% el uso de energía; 33%-39% de las emisiones de CO2; 40% del uso de agua; y 70% de desperdicios sólidos.

En cuanto al impacto en el personal que trabaje dentro de estos edificios, la calidad del aire interior, con bajas concentraciones de CO2 y contaminantes y las altas tasas de ventilación, puede conducir a mejoras en la productividad de 11.8%.

En este sentido, y como parte de la propia construcción llamada “sostenible”, también afectan la iluminación y puntos de vista de la naturaleza; el ruido y la acústica, la disposición interior y el confort térmico.

Ahora bien. Para alcanzar todos estos beneficios se debe realizar una inversión inicial que suele ser más costosa que para un edificio tradicional. Y la arquitecta panameña con un máster en Arquitectura Bioclimática y Medio Ambiente María Elena Barrios entiende que este obstáculo con el que se encuentran los desarrolladores es que la mayoría de los edificios en el mercado panameño es convencional.

COSTO-BENEFICIO

“Actualmente en el mercado panameño, construir edificios sostenibles sí significa una mayor inversión inicial, pero el que la mayoría opte por no construir con esos principios no se debe a un problema de falta de recursos, porque actualmente ya hay casos de desarrolladores que lo hacen”, señala.

“Se trata de que la mayoría de los constructores y promotores no están motivados a construir de forma sostenible, porque debido a ese superior costo inicial, los precios que tienen que ofrecer a los clientes para hacer de sus edificios proyectos rentables, los fuerza a vender en un rango de precios no competitivos”, continúa la arquitecta.

Estudios realizados por la WGBC demostraron que el costo real de construir con estas características no es tan alto como lo perciben los desarrolladores.

Con base a información recolectada por la organización en estudios de varios mercados, el costo de construir edificios de alto rendimiento oscila entre -0.4% y 12.5%.

Sin embargo, la percepción de los desarrolladores basada en costos en etapas tempranas del diseño y encuestas es que el aumento del costo esta va desde 0.9% hasta 29%.

Arquitectos de la firma Forza Creativa, que diseñó y desarrolló el proyecto Torre MMG, situada en Costa del Este, confirman que el costo de este edificio fue entre 10-20% mayor que el de uno convencional por los aspectos de sostenibilidad ambiental que posee esta construcción.

Estos aspectos que mencionan son, por ejemplo: las recuperadoras de energía, sensores de CO2, el sistema de aire acondicionado y ventilación general; los vidrios de alto desempeño; las luminarias de alta eficiencia y sistemas de control; entre otros.

“Sin embargo, la mayor parte de esta inversión se recupera en pocos años con los ahorros en consumo energético. Por lo tanto, llegará un momento, a corto plazo, que más que un costo la inversión representará un ahorro”, destacó uno de los arquitectos de Forza Creativa, Eduardo Quintero.

Para la Fundación Ciudad del Saber, que en su Plan Maestro que lanzó en 2009 incorporó la estrategia Ciudad Sostenible, es completamente rentable invertir en edificaciones de este tipo, tanto por los beneficios económicos como en la manera en que impactan a las personas que los habitan.

La arquitecta Barrios, en tanto, indica que este tipo de construcción es apropiado en todo país que quiera que quiera hacer ahorros significativos en el consumo de energía de su población en general y disminuir así la contaminación ambiental.

Particularmente en Panamá, añade Barrios, con una mayor inversión estatal y del sector privado en este tipo de construcciones, aumentando las fuentes de energía renovables, y educando y concientizando a toda la población en el tema de consumo y ahorro de energía, “se lograría que el país supere el estado energético crítico en el que se encuentra”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código