La encantadora Roma

Roma, la ciudad de los dioses. La de los monumentos. La del ocio y la cultura

Cuando se baja del avión, olvídese de los taxis y opte por la aventura. Un buen comienzo es tomar el tren directo a la Estación Termini (ubicada en el corazón de Roma). El viaje dura aproximadamente media hora y se deleitará con inmensos campos copados de girasoles que abundan a lo largo del trayecto.

Una vez en la ciudad, vístase cómodamente, amárrese sus zapatillas y láncese a la conquista de la ciudad.

El recorrido lo dejará con la quijada colgando. Le aseguro que será una de las experiencias más embriagantes que vivirá como turista por el Viejo Mundo. Es obligada la visita al Coliseo, el monumento más prestigioso de la Roma antigua, con capacidad para 50 mil espectadores. Una vez allí, contemple sin remordimiento, pues la grandiosidad de su construcción y el impactante diseño dan una idea del conocimiento que sobre las dimensiones manejaban los habitantes de la época.

Algo que lo deleitará serán las fuentes de la ciudad, principalmente la Fontana Di Trevi, la más famosa y una de las más extraordinarias, construida en el siglo XVIII.

No olvide seguir la tradición de lanzar una moneda a la fuente; dicen que quien lo hace regresa.

Roma tiene, además, un comercio de lujo envidiable, concentrado en torno a la Piazza di Spagna (muy cerca de la Fontana Di Trevi). Si maneja un presupuesto limitado, la sola visita al lugar lo dejará conforme porque la plaza también es un área de reunión; un lugar para ver y ser visto.

La plaza consta de una larga escalinata que lleva a la Iglesia de Santa Trinidad de los Montes. En la parte superior de la escalinata verá la Fuente de la Barcaza, una obra maestra de Bernini, el célebre escultor.

En este centro histórico y en las callejuelas que rodean la Plaza España podrá apreciar tiendas repletas de bisutería que se presentan en los escaparates como si fueran objetos de arte.

Otras visitas que no puede -ni debe- perderse es el Foro Romano (situado entre las colinas del Capitolio y el Palantino), el Ara Pacis (exalta la dominación universal de Roma, su origen divino y la paz) el Panteón y el majestuoso Arco de Constantino (el arco triunfal más grande de la ciudad).

También debe darse una vuelta por los museos de la ciudad, (puede ir a los alternativos que están fuera del circuito turístico como el Museo Napoleónico, dedicado exclusivamente a Napoleón Bonaparte) y a las heladerías, donde podrá disfrutar del verdadero ge lato .

Con la caída del sol, la diversión sigue. Y es que si de día Roma sorprende, de noche lo cautivará. Hay muchísimos bares en las áreas turísticas donde pasarla muy bien, pero ni se le ocurra tomar sobre la barra, le saldrá carísimo.

La noche también es una buena oportunidad para apreciar los monumentos que no tuvo oportunidad de ver en el día. No deje de visitar las ruinas completamente iluminadas: es un escena magnífica.

Cuando vaya a visitar la Basílica de San Pedro, vaya con calma. La Basílica, después de todo, no es solo un sitio turístico, sino un lugar donde podría vivir una experiencia espiritual... si su alma está suficientemente tranquila para ese momento. Un dato: no pretenda visitar la Basílica con los hombros al descubierto ni con pantalones cortos; no le permitirán entrar.

La plaza que antecede a la Basílica, -sede de la Iglesia Católica y símbolo de su poder-, tiene cuatro filas de columnas que parecen una sola cuando se contemplan desde cada una de sus perspectivas. Una vez que entra, la primera parada es la Capilla Sixtina, el grandioso fresco del techo que representa la Génesis y que fue encargado a Miguel Angel.

La Basílica de San Pedro y los museos del Vaticano son los únicos lugares abiertos al público, aunque se puede concertar la visita a los jardines y a la necrópolis de San Pedro a través de la oficina de información turística.

Después de todo, un día recorriendo las calles de Roma, deleitándose con sus jardines y con sus monumentos históricos, llega la hora de comer algo.

En Roma la comida se resume en dos palabras: pasta y pizza. Pruebe ambas, no se arrepentirá. Un último consejo: no se despida de Roma sin antes haberse tomado un capuccino . El sabor, le aseguro, lo acompañará en su viaje de vuelta a casa.

Consejos:

Clima: en agosto hace un calor para tostarse. Además es un calor húmedo que no desaparece ni de noche. Así que recuerde llevar la botella de agua consigo.

Tráfico: Si en Panamá nos quejamos de cómo la gente maneja, en Roma no lo hacen mejor.

La ciudad tiene mucho tráfico, pues al italiano le gusta andar en su automóvil y en las motocicletas, muy populares entre los más jóvenes.

Bebidas: Si está sediento y está desesperado por tomarse una Coca Cola con hielo, más vale que se vaya prevenido: los italianos no le ponen hielo a la bebida; ni siquiera se vende en las gasolineras.

Gente: el italiano medio es agradable y comunicativo, y en ocasiones muy simpático. Los jovencitos son muy dados a cortejar chicas en las calles.

Dada la similitud (en sonido) con el español, le será fácil comunicarse si por casualidad necesita hablar con algún local.

Al igual que los panameños, los italianos hablan alto y con muchos gestos.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

SEGURIDAD Advierten del aumento de las estafas telefónicas en Azuero

Exhortan a la población a presentar las debidas denuncias.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Abr 2019

Primer premio

1 8 6 7

DCCC

Serie: 8 Folio: 6

2o premio

2342

3er premio

1279

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código