hoyporhoy

Temas:

A todas luces los magistrados de la Corte Suprema de Justicia se han empeñado en decepcionar a la nación, buscando formas inverosímiles para dilatar e impedir que los casos penales del expresidente de la República lleguen a juicio. Cuando esperábamos que el magistrado Jerónimo Mejía fijara la fecha de la audiencia sobre el caso de los pinchazos, ¡sorpresa!, el juzgador no le ha dado trámite alguno al expediente y ni siquiera ha notificado a la defensa del investigado la existencia del escrito de acusación. El tiempo corre y sin ese trámite mecánico, de seguro, la fecha se pospondrá indefinidamente en perjuicio del Estado de derecho. ¿Cuánta paciencia pretende el magistrado que le tengamos? En el baloncesto, cuando un equipo va ganando emprende jugadas para “matar” el reloj en contra de sus adversarios. Esto lo sabe perfectamente el magistrado Mejía. Lo que queda claro es que el equipo para el que participa no es necesariamente el que los panameños aspiramos que defienda y honre con sus actuaciones. Frente a esto, el veredicto popular será que tuvimos una Corte falta de gallardía y llena de complicidad.

Más noticias de Hoy por hoy

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Jun 2018

Primer premio

6 2 4 2

ABBB

Serie: 24 Folio: 15

2o premio

6276

3er premio

1050

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código