Búsqueda de lo esencial

Para José Guillermo Ros-Zanet lo esencial es la defensa de los valores espirituales y recomienda que las riquezas del alma sean más preciadas que el oro y la plata

Su abuelo francés, el arquitecto Theodoro Zanet, vino a estas tierras cuando Fernando De Lesseps intentó hacer aquella proeza de la ingeniería humana. El proyecto fracasó, llegó la bancarrota, pero Zanet encontró hogar y amor en Chiriquí. De ese matrimonio nació Clara, la madre del bardo.

Más tarde, el padre del poeta, el médico cubano Rodolfo Ros, vino al Istmo a colaborar con la erradicación de la malaria y de la fiebre amarilla. Acabada la batalla a favor de la salud, también decidió quedarse en el Istmo y tomó rumbo hacia David, donde unió su vida con Clara Zanet.

La pareja tuvo tres niñas y tres varones, uno de ellos el futuro escritor. Desde muy temprano José Guillermo se caracterizó por ser un lector ávido y un creador precoz. Escucha atento las historias que le contaban los adultos en las tardes y él se dedicaba en las noches a narrarle a sus hermanos historias de su propia cosecha.

Siendo un adolescente escribió su primer libro de poesía Raíz del paisaje y a los 17 años, cuando era estudiante de secundaria, obtuvo el primer premio del Ricardo Miró con Poemas fundamentales .

"Por eso la mayoría de mis libros son una especie de saga familiar", explica con su voz pausada, mientras conversamos en una salita de su casa, un hogar rodeado de libros y fotografías de su clan.

José Guillermo Roz-Zanet es un símbolo del hombre de letras en Panamá. A finales del mes pasado obtuvo la orden "Mérito Intelectual" por parte de la Academia Panameña de la Lengua, una manera de recompensar al que defiende el español como pocos y que es uno de los poetas más conocidos del país.

Este reconocimiento lo tiene de lo más emocionado porque solo se ha dado con anterioridad a maestros tan respetados como Rogelio Sinán y Tristán Solarte. "Es un inmenso honor que agradezco desde el fondo de mi corazón a la Academia. Por los que me han antecedido, por los que ya han recibido esta condecoración es otro gran honor".

Palabras en desuso

"Cada día dejamos de lado la palabra. Adultos y jóvenes en Panamá usan muy pocos términos. El límite de tu lenguaje es el límite de tu vida". Esta sentencia la dice una persona que promueve el uso correcto del lenguaje. Alguien a quien le preocupa que el panameño cada vez tiene un vocabulario más reducido.

No es que Roz-Zanet pida que seamos la reproducción fiel de Miguel de Cervantes Saavedra ni que nos pongamos en la tarea de escribir El Quijote , pero sí que tengamos una gama amplia de palabras que nos ayuden a explicarnos el mundo y que permitan comunicarnos con nuestros semejantes.

¿Qué hacer para que tus pensamientos y tus palabras aumenten? Ros-Zanet aconseja aplicar el pensamiento de Quevedo, quien dijo que "escucho con los ojos a los muertos", es decir, acercarse a las grandes obras y aprender en sus páginas las enseñanzas más vitales.

"La palabra es un ser vivo. Es lo más humano de lo humano. Lo más grande que le ha ocurrido al hombre es tener el lenguaje. Hay que querer profundamente la palabra para entenderla", dijo este padre de tres hijos y abuelo de seis nietos.

Ciencias y humanidades

Piensa José Guillermo Ros-Zanet que son los valores superiores los que deben sobresalir en la vida de cada ser humano y son los que trata de aplicar todos los días. Para el bardo hacer el bien, la dignidad, la ética y la justicia son elementos humanos que deben ser más valiosos que el oro y la plata. Por eso manifiesta que "no es lo material lo que nos hará mejores".

Ros-Zanet ha logrado combinar sabiamente el ámbito de las ciencias de la naturaleza con las del espíritu y no cree que los seres humanos deban separar una de la otra o pensar que la primera es más importante que la segunda o viceversa.

Es el único galeno que es académico de número de la Academia Panameña de la Lengua. Igual escribe ensayos de carácter médico como aquellos de índole filosófica y lingüística.

Su biblioteca, compuesta por más de 30 mil títulos, tiene tanto obras literarias como científicas. Tiene a su haber cuatro premios Ricardo Miró en el género poético y uno en ensayo (con el libro Sobre el fenómeno de la desnutrición en el niño ).

Piensa, luego publica

-¿Se lee poco o mucha poesía en Panamá?

-Creo que actualmente se lee poco, relativamente, pero se lee mucho más que se leía hace 30 años. Antes de hace 30 años se leía más que ahora.

-¿Ha tenido ocasión de leer poesía escrita por nuestros jóvenes?

-Hay muchos libros publicados, no todos tienen la fuerza que deben tener. Hay que conocer más la palabra. No se puede publicar lo primero que uno escribe, hay que darle tiempo a las cosas. Hay dos grandes vías del conocimiento en general: la razón y la intuición y no siempre hacemos una relación armónica entre ambas.

Además en mosaico

Más noticias de Más de la prensa

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código