En Panamá sí tiembla

Aunque en el istmo tiembla con menos frecuencia que en el resto de Centroamérica, la posibilidad de ser sacudidos por un terremoto siempre existe. ¿Qué tan seguros estamos?

Corría mayo del 2003 y la cantidad de muertos superó las dos mil personas.

El terremoto había sido de 6.7 grados en la escala de Richter y afectó principalmente a la provincia de Bumerdés, situada a 50 kilómetros al este de la capital de Argelia.

Para esos mismos días de mayo, un terremoto de siete grados en la escala de Richter sacudió el noreste de Japón por espacio de dos minutos. Poco más de 100 personas resultaron heridas y en la capital, Tokio, se tambalearon algunos edificios. Un corresponsal de una agencia española reportó que el seísmo había alterado muy poco la rutina de los japoneses, acostumbrados como están a los frecuentes movimientos de tierra que, gracias a las medidas preventivas y a las buenas técnicas de construcción, pocas consecuencias tenían sobre sus vidas.

Lo mismo no ocurrió en Irán. Un terremoto de 7.1 grados en la escala de Richter sacudió el país en diciembre del 2003, y el resultado fue más de 20 mil personas muertas y 40 mil heridos. El sismo afectó la histórica ciudad de Bam y mató a tantas personas debido, precisamente, al tipo de edificios que abundan en el país, no concebidos para aguantar movimientos de la tierra.

Panamá también tiene su historia.

A las dos de la madrugada del 25 de diciembre de 2003, muchas familias festejaban todavía la Nochebuena. Segundos antes de las 2:11 de la mañana, un zumbido grave comenzó a estremecer los cuerpos de los habitantes de Puerto Armuelles, en la provincia de Chiriquí. Pronto el ruido tomó fuerza y se convirtió en un temblor que hizo colapsar paredes. Una de ellas mató a una niña de 15 meses de nacida. Otro hombre, de 76 años, murió de un ataque cardíaco. El terremoto se sintió en David, la cabecera de la provincia, y también en la vecina Bocas del Toro.

Un total de 300 viviendas en los sectores de El Retorno y Los Olivos de Puerto Armuelles fueron dañadas y 36 quedaron totalmente destruidas. El terremoto fue de seis grados en la escala de Richter.

La pérdida de tantas viviendas, sin embargo, pudo haberse evitado.

Construcciones endebles

Según Abdiel Cano, presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), en las evaluaciones posteriores que se recibieron los días posteriores al sismo, se encontraron serias fallas de construcción en muchas de las viviendas unifamiliares que se cayeron el 25 de diciembre.

Por ejemplo, cuenta Cano, se encontraron con que muchas de estas casas carecían de fundación; se habían levantado las paredes encima de una losa de cemento construida sobre la tierra, sin amarre al suelo. Otras viviendas carecían de vigas y algunas otras, aunque en apariencia las habían construido, eran vigas sin hierros.

Otras más no tenían columnas; las esquinas eran simples bloques cruzados que no le dan estabilidad a las paredes.

Todas estas "malas prácticas" de construcción salieron a relucir la madrugada del 25 de diciembre.

Lo desconcertante del caso es que en Panamá está vigente el Reglamento de Diseño Estructural de 1994 -conocido como REP 94- que contiene todas las normas que, obligatoriamente, deben considerar los diseñadores cuando se esbozan los planos de una estructura destinada para vivienda o uso comercial.

Aunque el reglamento rige en todo el país, gran parte de las viviendas que se desplomaron en Puerto Armuelles fueron construidas por sus propios dueños, sin consideraciones estructurales de ningún tipo. Obviamente, tampoco hubo supervisión de parte de las autoridades.

En el reglamento no solo se incluyen las cargas antisísmicas, sino también las cargas contra gravedad y viento. Las cargas -o la fuerza que debe soportar el edificio- definirán los materiales y los métodos de construcción que deberán utilizarse para que un edificio soporte el peso, el viento y los movimientos de tierra, y estos parámetros varían según la zona geográfica.

No es lo mismo, por ejemplo, la fuerza que deberá soportar un edificio en David que uno en Panamá, porque el área en donde se levantó la ciudad de David es más propensa a sufrir terremotos (Ver mapa).

Y para saber cuán fuerte y flexible debe ser una estructura, el REP 94 contiene un mapa -confeccionado a partir de los estudios del Instituto de Geociencias de la Universidad de Panamá- en donde se especifica la velocidad con la que llegará el sismo en un segundo a un área determinada. Con estos coeficientes de aceleración (mientras más alto es el número, mayor vibración se sufrirá), los ingenieros deciden la fortaleza de las fundaciones, de las columnas y las vigas que, a fin de cuentas, serán las responsables de mantener el edificio en pie.

¿Qué pasaría si un temblor de magnitud del de Puerto Armuelles hubiera ocurrido en la ciudad de Panamá? Según el presidente de la SPIA, seguro se habrían roto muchas ventanas y varias paredes de edificios hubieran sufrido rajaduras, "pero la mayoría de los edificios aquí tienen la capacidad de absorber la fuerza de un sismo como el que se produjo en Puerto Armuelles".

¿Qué pasaría con las viviendas unifamiliares? Aquí ya es harina de otro costal, porque miles de viviendas construidas en la ciudad son levantadas en "barrios espontáneos" en donde no existen permisos y evaluaciones de por medio.

"Nosotros podemos hablar por los planos; todos los que ingresan aquí cumplen con las normas", puntualiza Lourdes Aguilar, del Departamento de Planos y Permisos del Municipio de Panamá.

RECUADRO

Deformados y fragmentados

Arquin Tapia sabe bien que todo se trata de un "mito". Que aunque se ha dicho hasta el cansancio que Panamá parece estar "bendecida" por la naturaleza, todo se trata de una creencia popular que no guarda relación con la realidad.

Como jefe de la Red de Sismología del Instituto de Geociencias, Tapia conoce a pie juntillas la historia sísmica del país, que no ha sido tan tranquila como un vals.

Y es que, aunque en Panamá se producen terremotos más espaciados que en otros países de América Central, el istmo está ubicado en una microplaca tectónica conocida como el Bloque de Panamá, que a su vez está rodeada por cuatro grandes placas: la Caribe, al norte; la de Nazca, al sur; la placa del Coco, al sudoeste, y la placa Suramericana, al este.

Esto quiere decir que, aunque la sismicidad en Panamá es más baja que en el resto de los países de la región, la presencia de estas placas tectónicas demuestra que el riesgo de sufrir un movimiento sísmico está siempre presente.

RECUADRO

* América Central es vulnerable a los sismos por la existencia de dos límites de placas tectónicas que bordean la región, y una zona de esfuerzos comprensivos dentro de la misma placa del Caribe de la cual Centroamérica forma parte. El primer límite es la fosa Mesoamericana y el segundo, el sistema de fallas Polochic-Motagua-Chamalecón. Al norte de Panamá se encuentra el Cinturón Deformado del Norte de Panamá, en donde se generan importantes terremotos aunque con menor frecuencia que en los límites mencionados antes.

Desde 1900 han habido 52 temblores destructivos con magnitudes entre 5.0 y 6.9 grados Richter, casi todos en la faja volcánica, y 51 temblores con magnitud superior a 7.0 grados fuera de dicha área, la mayoría en las costas. Estos temblores han cobrado cerca de 41 mil vidas, dejado más de 100 mil heridos, alrededor de un millón de personas sin hogar y millones de dólares en pérdidas económicas.

La faja volcánica -que se extiende desde Guatemala hasta Panamá- contiene fracturas de la corteza terrestre que al ser activados provocan temblores muy destructivos. Esta es la fuente más perjudicial para los centroamericanos.

La segunda fuente es la subducción de la placa del Coco bajo la placa Caribe, que afecta principalmente el sector pacífico de Centroamérica.

Otra fuente no menos importante es el Cinturón Deformado del Norte de Panamá, que es una zona de subducción en el Caribe que produce grandes temblores en el Caribe de Costa Rica y Panamá.

Fuente: Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central.

Más noticias de Más de la prensa

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código