Con más ferrocarriles, estaríamos mejor

rai rai
rai

Fue en agosto de 1850, cuando en el lado Atlántico del Istmo se iniciaron los trabajos de su construcción. La compañía ya le había comprado al inglés George Law la isla de Manzanillo, sobre la cual se asienta hoy la ciudad de Colón. Originalmente se había pensado que el ferrocarril tuviese una de sus estaciones terminales en Portobelo, pero el precio pedido por los terrenos por parte de su dueño, monsieur Loewe, resultó muy alto.

La construcción tomó cinco años llenos de dificultades financieras, geográficas y sanitarias. Así como sucedería en la posterior construcción del canal, los obreros y empleados morían víctimas de variadas enfermedades y los aguaceros más las inundaciones que producían, acababan con los trabajos que con enorme esfuerzo se habían logrado producir.

Ya vimos en los textos del pie de la fotografía cuando llegó el primer viaje cargado de aventureros hasta Panamá. Pronto las ciudades terminales se vieron congestionadas con ellos los que de la costa este de Norteamérica iban hacia el oeste, hacia California guiados por el afán de lograr el oro que en ese estado de la unión americana, se acababa de descubrir.

Fue tanto el movimiento de pasajeros y sus cargas que pronto las acciones de la compañía del ferrocarril -como es de todos sabido- fueron las más cotizadas mundialmente y en la bolsa de Nueva York.

Más tarde, cuando se construyó una línea también "transístmica" en EU, el tren de aquí comenzó a decaer financieramente y ya no tuvo ni la importancia ni el movimiento que hasta entonces había logrado alcanzar.

Panamá no ha tenido buena suerte con la mayoría de sus ferrocarriles. (Esperamos que el transístmico actual esté produciendo sus buenos dividendos ya que según sus clientes habituales, se encuentra prestando magníficos servicios).

También y a lo largo de nuestra accidentada historia lo que han sido ferrocarriles como el de Chiriquí, que su buen dinero costó, no tuvieron larga vida y mucho menos buenas retribuciones en dinero a los fondos del Estado.

Hubo además varios proyectos con los cuales se pretendía unir a casi todo el país por medio de rieles y aún más, hasta con el exterior. Ellos no se alcanzaron a construir. Lástima, ya hubiesen estado a estas alturas financiados y el país hubiese sido dueño de un sistema de transporte rápido, cómodo y seguro además de menos contaminante que los millones de vehículos automotores que recorren nuestras calles hoy.

Más noticias de Más de la prensa

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

13 Oct 2019

Primer premio

1 7 2 5

DDBC

Serie: 6 Folio: 3

2o premio

5472

3er premio

4486

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código